La poesía desarraigada
de Dámaso Alonso

El autor al alcance de lectores infantiles

Los Contadores de estrellas (Ciclo I Primaria)
Motivo viejo y sentimental (Ciclo I Primaria)
El niño y la cometa (Ciclo II Primaria)

Rosalía tiene quince años (Ciclo II Primaria)
Los consejos del tío Dámaso a Luis Cristóbal (Ciclo II Primaria)
Vida (Ciclo III Primaria)
Calle del Arrabal (Ciclo III Primaria)
Gozo del tacto (Ciclo III Primaria)

CICLO II PRIMARIA

Los consejos del tío Dámaso a Luis Cristóbal

Haz lo que tengas gana,
Cristobalillo,
lo que te dé la gana,
que es lo sencillo.

Llegaste a un mundo donde
manda la chacha,
mandan los mandamases
y hay poca lacha.

Caso nunca les hagas
a los mayores.
Los consejos de Dámaso
son los mejores.

Tira, mi niño, tira,
si te da gana,
los libros de papito
por la ventana.

Cuélgate de las lámparas y los manteles,
rompe a mamita el vaso
de los claveles.

¿Que hay pelotón de goma?
Chuta e impacta.
¡Duro con la pintura
llamada abstracta!

Rompe tazas y platos.
¡Viva el jolgorio
y las almas benditas
del purgatorio!

La mejor puntería
te la aconsejo
si es que se pone a tiro
cualquier espejo.

Aún hay más divertido:
coge chinillas,
y con un tiragomas,
¡a las bombillas!

Pero ahora se me ocurre
algo estupendo,
donde papá se encierra
vete corriendo.

¡Macho, cuántos papeles!
Tú, con cerillas,
vas y a papá le quemas
esas cosillas...

¡Verás qué cara pone!
¡Qué gracia tiene!
Anda, sin que te vea,
mira que viene.

Vamos a divertirnos
tú y yo, mi cielo.
Es un asco este mundo:
conviene que lo

pongamos boca abajo.
¡Es tan sencillo!
Vamos a hacer un mundo
nuevo, chiquillo!

Dámaso Alonso. Gozos de la vista.
Editorial Espasa-Calpe.
Colección Austral, núm. 1639.

 

1. "Encajes literarios": encontrar en el poema la palabra que encaja en cada definición.

—Objetos de papel que nos cuentan historias y en los que podemos aprender.
—Agujero situado en las paredes de las casas para que entre aire y luz.
—Plantas de diversos colores que suelen adornar las casas dentro de jarrones.

2. "Materia prima": buscar en el texto objetos que estén hechos de estos materiales:

Cristal
Madera
Loza

3. "Articuleando": hallar en el poema palabras que encajen con cada artículo.

El
La
Los
Las

4. Haz una lista con todas las travesuras que el poeta propone a Cristobalillo.

5. "A la busca de semejanzas ingeniosas": comparar objetos presentes en el poema en busca de sus similitudes.

Manteles/ventanas

En el mantel se despliega la comida
En la ventana se despliega la calle

Mundo/pelotón El mundo es el juguete preferido de Dios
El pelotón hace las delicias de los niños
Bombillas/cerillas Las bombillas iluminan nuestras lecturas
Las cerillas iluminan los humos de los viciosos

6. "A la caza del gazapos": introducir en el poema algunos gazapos (palabras cambiadas de género o número, situadas en otro verso, alteración del orden de las estrofas o los versos...). Los niños deberán reconstruir el texto original.

7. "Teatrillo travieso": escenificar las distintas travesuras que propone Dámaso en el poema. Los niños pueden inventar alguna estrofa como ésta para incorporarla a los consejos de tío Dámaso y a la posterior escenificación:

Debajo de la cama
bien escondido
prepárale a tu padre
un buen sustito.

8. "Explicando sentimientos": dividida la clase en dos grupos, uno de ellos redactará un texto explicando cómo se sentirá el papá de Cristobalillo cuando su hijo le haga todas las travesuras. El otro grupo explicará la impresión que le hará al niño la lectura del poema de Dámaso y cómo prepara cada una de las diabluras.

9. Explicar a los niños el significado y la importancia que en el poema tienen las exclamaciones: son la expresión explosiva de la emoción maliciosa del poeta y ayudan al lector infantil a exteriorizar a la perfección la tensión contenida que le provoca imaginar tantas tropelías y tantas infracciones contra el rígido mundo adulto.

10. "El saco de las sorpresas": en un saco metemos diversos objetos que aparecen en el poema (libro, mantel, vaso, clavel, balón, taza, plato, espejo, bombilla, piedra, tiragomas, papel, cerillas). Un niño o niña introduce sus manos en el saco, palpa un objeto y trata de adivinar de qué se trata para poder decírselo al grupo. Pero no puede decir su nombre sino que ha de explicar sus cualidades (forma, tamaño, si es duro, áspero...) dando pistas. Ej: "mantel": es un trozo de tela que se coloca encima de la mesa cuando se va a comer. "Espejo": objeto que nos devuelve nuestra imagen..