Los menús escolares suspenden

Un informe revela deficiencias nutricionales y un aporte elevado de grasas en la dieta de los alumnos

Uno de cada tres menús escolares presenta carencias nutricionales. Según un estudio elaborado por Eroski Consumer, en la dieta de los comedores de los centros educativos falta fruta, sobran lácteos y se abusa de los precocinados. Además, constata que pagar un precio más elevado no se traduce en que la calidad sea mejor.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Alrededor de dos millones de alumnos de más de 14.000 centros almuerzan en el comedor escolar, que representa un espacio de convivencia y socialización, además del lugar idóneo para el aprendizaje de  hábitos,  valores, conocimientos  nutricionales e hi-

Un total de 209 centros educativos han participado en
este estudio

 

giénicos y prevención de trastornos alimentarios. En el I Congreso Internacional “Comer en la Escuela”, celebrado en Barcelona, tuvieron cabida actuaciones y prácticas reales de consumo alimentario de la población escolar. También se contemplaron actividades de orientación y adecuación de los servicios de comedor escolar, promoviendo la mejora de la salud y el bienestar de niños y adolescentes.
En el transcurso de este encuentro, Eroski Consumer presentó las conclusiones de un estudio del que se desprende que los menús escolares suspenden el examen dietético, ya que continúan abusando de los precocinados y el 30% no incluía verdura.

Públicos y concertados

Un total de 209 centros han participado en este estudio, de los un 62% son públicos, un 36% concertados y un 2% privados. Si hace tres años, los menús de los colegios privados y concertados eran nutritivamente mejores que los públicos, en la actualidad, los públicos superan en aprobados al resto. El 81% de los centros públicos aprueba el examen frente al 71% de los concertados y privados que también lo logran. En uno de cada cinco centros, el propio colegio es el que se encarga de la elaboración del menú, sin embargo, la tendencia a recurrir a los catering es cada vez mayor, pasando de un 47% en 2008 a un 70% en la actualidad. No obstante, 22 colegios eligen elaborarlo de manera conjunta, entre el colegio y una empresa de catering.
Siete de cada diez centros se decantan por el servicio de catering que, al contrario de la opinión generalizada, no presenta una calidad inferior. Entre los 20 menús más caros y 20 más baratos analizados no se advierten diferencias nutricionales, por lo que un precio mas elevado del menú no garantiza que sea mejor. Este informe ha constatado que donde la calidad de la comida es superior, los alumnos suspenden menos.

Sobrepeso y obesidad

Según datos de esta investigación, el 54% de los escolares no desayuna correctamente, además el 34% de los niños españoles entre 10 y 12 años presenta sobrepeso, por lo que los expertos advierten que la obesidad precisa de una actuación inmediata, uno de cada tres tiene carencias nutricionales.
Mientras que los análisis realizados en centros privados, públicos y concertados demuestran que la ausencia de verduras se sitúa en un 26,8%, uno de cada cinco abusa de precocinados y un 10% no incluye pescado, pero sirven numerosos dulces.
Alrededor de dos millones de niños comen diariamente en el colegio, que supone una media de 165 días al año, por lo que el menú debe cubrir entre el 30 y el 35 % de las necesidades energéticas diarias y garantizar un equilibrio nutricional. Este informe recalca que la alimentación constituye un eje vital para el desarrollo y crecimiento físico e intelectual de los niños, el mantenimiento de la salud y la prevención de enfermedades.

Desayuno energético

A pesar de que el 54% de los escolares no desayuna correctamente a diario, ésta es una de las comidas más importantes del día y debe representar el 25% de la distribución energética diaria de un niño. Según recoge el estudio “Vida Saludable”, elaborado por ARAMARK, empresa líder en prestación de servicios profesionales a colegios, esta comida debe incluir un lácteo, una pieza de fruta natural y cereales. Además, los expertos en nutrición aseguran que “el desayuno supone comenzar el día con energía, ventaja que se traduce en una mayor concentración en las clases y, por tanto, un mayor rendimiento tanto físico como intelectual”.
De este informe, que analiza a 6.000 familias, se desprende que el 15% de los escolares entre 3 y 12 años padece sobrepeso y el 7% obesidad, además un 10% permanece en ayunas hasta seis horas, lo que puede perjudicar sus niveles de glucemia y regulación de la secreción de insulina. Tampoco la merienda se realiza siguiendo las recomendaciones de los expertos en nutrición, ya que solo el 9% de los alumnos ingiere una pieza de fruta y el 18% un lácteo.

Obesidad

Según especifica un estudio europeo en el que ha participado la Universidad de Zaragoza, entre los escolares de 10 a 12 años, el 34% presenta sobrepeso, de los que el 8% es obeso. El grupo de investigación Growth, Exercise, Nutrition and Development (GENUD), coordinado por la Universidad de Amsterdam, se llevó a cabo en primavera y verano del año 2010 e incluyó a 7.125 alumnos de siete países, con un mínimo de 1.000 adolescentes por país participante. Mientras que Grecia encabeza el ranking con un 50% de sobrepeso y 20% de obesidad, seguida de España y Eslovenia que empatan con un 34% de sobrepeso y de Hungría con un 31%. En el extremo opuesto de la tabla figuran Noruega, con un 19%, Bélgica con un 21% y Holanda con un 22%, países donde sus adolescentes utilizan la bicicleta para trasladarse a diario al colegio, frente a los niños  griegos, que presentan el nivel más bajo de participación en actividades deportivas.

Conclusiones

Ofrecer más variedad de alimentos básicos, como verduras y pescados, y desarrollar las preparaciones culinarias son algunos de los aspectos susceptibles de mejora en los menús escolares, que ha detectado el equipo de nutricionistas de Eroski Consumer. Este análisis ha constatado que los precocinados fritos, los rebozados y los empanados son demasiado habituales en los menús, incluso en algunos la presencia de frituras es casi diaria, lo que repercute en platos excesivamente grasos y calóricos.
Por ciudades, los mejores menús fueron los de Barcelona, Córdoba, Granada, Málaga y Navarra y los peores los de Cantabria. Mientras que Álava y Madrid logran una calificación de aceptable-bien, Alicante, Almería, Guipúzcoa, Sevilla, Valladolid y Zaragoza rondan la media y La Coruña, Asturias, Murcia y Valencia suspenden con un regular.