Presentados a las CC.AA los nuevos contenidos de la Educación Cívica y Constitucional
Aprobado en el Parlamento el decreto para la racionalización del gasto educativo
Guerra de cifras sobre el seguimiento de la huelga de la enseñan-za del 22 de mayo
Sanghái acoge el tercer Congreso Internacional sobre Formación Técnica
y Profesional
La Organización Internacional del Trabajo presenta el informe sobre Empleo Juvenil Global 2012
Alumnos de ESO, Bachillerato y FP pueden participar en
el certamen "Jóvenes Investigadores"
"Valores de futuro",
un programa para acercar la educación financiera a las aulas

Nuevo debate sobre la enseñanza

Astorga acoge el II Encuentro Nacional de Educación, bajo el lema
“Invertir en educación, invertir en futuro”

Madrid. M. GIRON
La Fundación Progreso y Democracia (FPyD) ha organizado el II Encuentro Nacional de Educación, que en esta edición ha tenido lugar en Astorga (León), y en el que bajo el lema “Invertir en educación, invertir en futuro” se ha analizado la situación actual de la enseñanza en España.
Carlos Martínez Gorriarán, diputado de Unión Progreso y Democracia (UPyD), partido político que auspicia a esta fundación, ha anunciado durante el encuentro que su formación presentará un proyecto no de ley proponiendo la fusión de universidades en base a criterios académicos, demográficos y de demanda. UPyD considera que las 75 universidades que hay en España son demasiadas y pone como ejemplo a seguir el modelo vasco de “única universidad pero descentralizada”. “No se trataría de que desaparezcan universidades, sino de minorar las entidades administrativas para ahorrar en gasto corriente y burocrático”, explica Martínez Gorriarán.
Asimismo, considera que las medidas adoptadas por el Ministerio de Educación contribuyen a “empeorar” el sistema educativo, porque “lo que se está intentado es salvar lo que nos sobra”, que es un estado elefantiásico, con una barbaridad de duplicidades”.
El número 2 de UPyD también destacó que la mala gestión en el sector educativo y no la crisis es la culpable de la situación de las aulas españolas, ya que “se ha primado la cantidad y no la calidad en los centros de formación”.

Sistema educativo caro

Además, ha hecho extensible la necesidad de reforma estructural a todo el sistema educativo español, “por que es sumamente caro para los resultados que da”. Respecto a las tasas universitarias, no duda sobre la necesidad de subirlas para “combatir” el abandono de un derecho que “pagamos todos los españoles porque de gratuita nada”, pero ha criticado la forma en que se ha planteado.
El filósofo Fernando Savater, otro de los participantes en este encuentro, ha calificado de “disparate” que en España haya “una universidad por cada 10.000 habitantes” y ha asegurado que “las tonterías antes o después se vuelven contra el que las comete”.
Además, ha indicado que esa “mentalidad” de que haya un aeropuerto y una universidad en cada pueblo” ha servido sólo para “derrochar” el dinero de todos. A juicio del filósofo, que ha impartido una charla sobre el laicismo en la educación, la salida de la crisis y la recuperación de un país “pasa por la educación”, y los países que primero superan las dificultades son los que más han invertido en educación, “entre los cuales, desde luego, no está España”.
Savater ha dicho que la educación debería verse como una inversión y “no siempre como gasto público” y que es fundamental reforzar salidas como la formación profesional, que ha considerado muy deficitaria.

Uniformar planes de estudio

Acerca de las transferencias en educación, Savater ha criticado la existencia de diecisiete planes de educación diferentes y ha abogado por establecer “un máximo común compartido” que pueda luego adecuarse a las características de cada territorio. Además, esa base fundamental común tiene que estar “homologada y controlada por una autoridad que vigile el cumplimiento de un temario, y eso se ha descuidado también”.
Por otra parte, el especialista en educación y psicología clínica, Miguel Silveira, ha señalado que los profesionales de la educación carecen de una adecuada formación docente basada en sus competencias psicopedagógicas, lo que repercute en la escasa motivación de los alumnos. Igualmente, ha destacado que la gratificación inmediata y las facilidades para promocionar de curso han incidido negativamente en la formación académica y personal de los jóvenes. También considera que el exceso de materias no troncales perjudica al estudio profundo de las materias de mayor peso.
Otro de los intervinientes, el parlamentario de la Asamblea de Madrid, Ramón Marcos, ha centrado su ponencia en la violencia en las aulas, asegurando que los centros escolares “carecen de reglas claras de comportamiento y su incumplimiento produce más incompetencias”. Por ello, propone dar más autoridad a los profesores e implicar a los padres, de modo que “las malas conductas de sus hijos repercutan en ellos”.