Presentados a las CC.AA los nuevos contenidos de la Educación Cívica y Constitucional
Aprobado en el Parlamento el decreto para la racionalización del gasto educativo
Guerra de cifras sobre el seguimiento de la huelga de la enseñan-za del 22 de mayo
La Organización Internacional del Trabajo presenta el informe sobre Empleo Juvenil Global 2012
Profesionales y expertos debaten
sobre enseñanza en el II Encuentro Nacional
de Educación
Alumnos de ESO, Bachillerato y FP pueden participar en
el certamen "Jóvenes Investigadores"
"Valores de futuro",
un programa para acercar la educación financiera a las aulas

Forjar competencias para el trabajo y la vida

Shanghái acoge el III Congreso
Internacional sobre Educación y Formación Técnica y Profesional

El tercer Congreso Internacional sobre la Educación y Formación Técnica y Profesional (TVET, sus siglas en inglés), bajo el lema Transformar la TVET: Forjar competencias para el trabajo y la vida, celebrado recientemente en Shanghái (China), analizó y debatió en sus sesiones los contenidos de un documento basado en las conclusiones preliminares de un estudio de la Unesco relativo a las tendencias y problemáticas mundiales de la TVET, realizado en el marco de la Estrategia de esta organización para la enseñanza y formación técnica y profesional (2010-2015).

La formación es cada vez más importante para impulsar el desarrollo socioeconómico, y, según la UNESCO los países deben aumentar el desarrollo de competencias para responder a ese reto.

Madrid.
En el estudio de la Unesco, referente central de las reuniones de este encuentro internacional, se examinan datos relativos a las políticas y los programas de TVET procedentes de diversos países de todas las regiones del mundo y se promueve la aplicación de planteamientos más integrados que tienen en cuenta la problemática del desarrollo para examinar los retos específicos de los distintos países. La finalidad de dicho informe era sentar las bases de las deliberaciones de las sesiones del congreso, suscitar una reflexión crítica e inspirar futuros adelantos en la esfera de la formación técnica y profesional, se aboga por “conceder mayor atención a las interacciones entre las políticas relativas a la TVET, el mercado laboral, la educación y el medio ambiente y otras políticas conexas, que pueden contribuir colectivamente a un desarrollo sostenible y equitativo”, se señalan e identifican retos persistentes en este ámbito formativo y se procura progresar hacia nuevos horizontes, para que este tipo de formación “vaya más allá de una mera transferencia o ampliación de modelos y sistemas existentes”.
La conclusión del estudio es que “el establecimiento de nuevas modalidades de colaboración y el diálogo sobre políticas son necesarios en todos los niveles para transformar y ampliar simultáneamente el aprendizaje vinculado a la TVET”.

Tendencias y evolución

En el estudio de la Unesco se examinan en detalle las principales tendencias y la evolución de las políticas en el ámbito de la TVET desde el segundo Congreso Internacional, celebrado en Seúl en 1999, se hace un balance de la situación actual y se formulan preguntas acerca de las medidas que podrían adoptarse, en tiempos de incertidumbre económica, para facilitar el aprendizaje técnico y profesional por un mayor número de jóvenes y adultos y la progresión de sus competencias.
Si bien es mucho lo que se ha logrado con respecto al desarrollo de la TVET, en el estudio se afirma que “las herramientas analíticas disponibles y los planteamientos normativos en este ámbito no bastan para responder a los desafíos actuales y futuros”. Hasta ahora ha prevalecido una tendencia a efectuar solamente análisis parciales con miras a la concepción, la aplicación, el seguimiento y la evaluación de las estrategias y políticas de la formación técnico-profesional. Habida cuenta de que las competencias son cada vez más importantes para impulsar el desarrollo socioeconómico, y de que las correspondientes necesidades evolucionan rápidamente, se afirma que los países deben aumentar la cantidad y la calidad de las actividades de desarrollo de competencias.
No obstante, se postula que una mera ampliación de los modelos existentes de servicios de TVET para llegar a un mayor número de jóvenes y adultos no es la solución, sino que se precisan profundas transformaciones en la conceptualización, la gobernanza, la financiación y la organización de dicha formación a fin de preparar a las personas y sus sociedades para el futuro.

Programas nacionales

La TVET ocupa ya un lugar destacado en los programas nacionales, regionales e internacionales. A medida que se aproxima la fecha límite de 2015 para la EPT y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la formación técnico-profesional va despertando un interés considerable en el plano internacional. La Unesco está examinando actualmente el futuro de los dos instrumentos normativos en esta esfera, la Convención sobre la Enseñanza Técnica y Profesional (1989) y la Recomendación revisada relativa a la enseñanza técnica y profesional (2001).
En 2012, al igual que el tercer Congreso Internacional sobre TVET y el estudio de la UNESCO sobre las tendencias y problemáticas mundiales, el Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo se dedicará a analizar el modo en que los programas de desarrollo de competencias pueden mejorar las posibilidades de que los jóvenes consigan empleos decorosos y vidas mejores. Se espera sin lugar a dudas que dicha formación ocupe un lugar destacado en el programa internacional de educación y desarrollo para después de 2015.

Nuevas circunstancias a escala mundial

Los Estados Miembros de la Unesco han reconocido desde hace tiempo el potencial de la TVET para aportar una contribución esencial al desarrollo social y económico. Los participantes en el anterior Congreso Internacional sobre Enseñanza Técnica y Profesional observaron que el siglo XXI se caracterizaría por el conocimiento, la información y la comunicación, y destacaron la necesidad de un nuevo paradigma centrado en el ser humano, como consecuencia de la mundialización y de la revolución tecnológica de la información y la comunicación (TIC). En dicho congreso se puso de relieve la función que desempeña la TVET en la promoción de una cultura de paz, la inclusión de la perspectiva de género, un desarrollo sostenible respetuoso del medio ambiente y la ciudadanía internacional. También destacaron su contribución al desarrollo sostenible y se mencionó asimismo en la Declaración de Bonn de 2004 sobre el aprendizaje para el trabajo, la ciudadanía y la sostenibilidad.
La reflexión contemporánea sobre el desarrollo se plantea hacer frente a las presiones ejercidas sobre los recursos naturales, el medio ambiente y el clima, y considera necesario contar con las capacidades para responder a las nuevas preocupaciones que dimanan de los cambios demográficos, socioeconómicos y en el empleo y la organización del trabajo, así como del cambio tecnológico, la mundialización y otras cuestiones como la paz y la seguridad.

Tendencias demográficas

Durante el pasado decenio se ha registrado un rápido crecimiento de la población en el que el sector de la población de menos de 14 años aumenta con mayor celeridad en los países en desarrollo. En los países desarrollados, el envejecimiento de la población se ha acelerado. Como las tasas de fecundidad han disminuido en casi todas partes y las expectativas de vida han aumentado en la mayoría de las regiones del mundo, el fenómeno del envejecimiento pasará a ser un problema importante en los próximos decenios.
Según las Naciones Unidas, durante el actual decenio la población en edad de trabajar aumentará a escala mundial en unos 600 millones de personas. Se prevé que el mayor aumento se registrará en los países menos adelantados (PMA), que para 2020 tendrán casi 460 millones de personas en edad de trabajar más que en 2011. Sin embargo, en el mismo periodo, la población en edad de trabajar disminuirá en los países desarrollados en casi 17 millones de personas.
Según los estudios al respecto, estos cambios demográficos han repercutido de distintas maneras en el mercado de trabajo y la TVET en los países desarrollados y en desarrollo, y seguirán haciéndolo.

Envejecimiento de la población

En las regiones desarrolladas, el envejecimiento de la población seguirá influyendo en los dispositivos de seguridad social y en las finanzas públicas. Esto suscita nuevas políticas de bienestar social dirigidas a posponer la edad de la jubilación y a sacar plenamente provecho del potencial productivo de poblaciones más viejas y más sanas.
A este respecto, en el estudio se concluye que “será necesario que los Gobiernos presten más apoyo a esta tendencia aplicando medidas legislativas, institucionales y de financiación eficaces para una formación técnica y profesional continua, y alentando a las empresas y a las personas, por ejemplo mediante incentivos, a invertir en el desarrollo de competencias, incluida la validación del aprendizaje previo, así como valiéndose de enfoques apropiados en materia de orientación y asesoramiento sobre carreras”.
En las regiones menos desarrolladas, según se precisa en el estudio de la Unesco, las tendencias demográficas ejercerán presiones sobre los mercados de trabajo para que se creen empleos capaces de ofrecer un trabajo decoroso a una población activa cada vez mejor formada.
Además, el derecho de vivir y trabajar en un país extranjero está cada vez más supeditado a las cualificaciones. Establecer una cooperación internacional eficaz y entablar un diálogo efectivo sobre la convalidación de los títulos y estudios puede promover la movilidad de las competencias.