Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación
en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase.

Los textos, de una extensión máxima de
tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Abriendo puertas a la convivencia

Un instituto murciano lleva a cabo un proyecto educativo para
el desarrollo integral del alumnado

Los cambios sociales experimentados en las últimas décadas han venido introduciendo en nuestros centros nuevas necesidades que, de alguna manera, llevan a buscar alternativas educativas a los modos de enseñanza tradicional que se siguen aplicando en nuestra escuela. En este ámbito surge la presente experiencia, desarrollada en el IES “Antonio Hellín Costa” del Puerto de Mazarrón (Murcia).

Es patente en los grandes estudios sobre educación, el permanente incremento que se viene produciendo durante los últimos años en los niveles de conflictividad, e incluso, fracaso y abandono escolar, en nuestros estudiantes, lo que indica claramente que algo está fallando.
Desde hace un total de cinco años, en el Instituto de Educación Secundaria “Antonio Hellín Costa”, del Puerto de Mazarrón (Murcia), surgió la inquietud de abordar aspectos relacionados con la Mejora de la Convivencia Escolar en pro del desarrollo integral de su alumnado. De este modo, y desde tiempo atrás, se vienen desarrollando diversas actuaciones relacionadas con la mejora de la convivencia en todas sus dimensiones como actividad clave e imprescindible en su Proyecto Educativo de Centro.
El IES Antonio Hellín Costa ofrece a su alumnado la posibilidad de cursar estudios de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Actualmente también se oferta un Programa de Cualificación Profesional Inicial de la Familia Profesional de Mantenimiento de Vehículos Autopropulsados denominado Auxiliar de Mantenimiento de Vehículos a Motor. De este modo, en total tiene escolarizados 650 alumnos/as y presenta una plantilla de profesorado correspondiente a 64 docentes aproximadamente.
En cuanto al perfil del alumnado, el IES Antonio Hellín Costa cada año ha escolarizado un mayor número de alumnado inmigrante, permaneciendo estable los últimos cursos, en consonancia con los cambios demográficos y sociales actuales. De hecho, en el curso 2010-2011 se han matriculado un total de 276 alumnos y alumnas inmigrantes, lo que supone un 39% aproximado del total del alumnado, estos alumnos y alumnas proceden de 24 nacionalidades diferentes. Por ello, y partiendo de la diversidad de alumnado escolarizado en estos niveles educativos, se hizo imprescindible el adoptar estrategias pedagógicas que contribuyeran a la mejora del rendimiento de los mismos, favoreciendo su integral desarrollo en esta etapa básica para su educación. Igualmente, y dadas las características tanto del municipio como del Centro, trabajar la convivencia como herramienta de prevención de diferentes problemáticas, ha sido y será el objetivo primordial de todas las actividades e intervenciones que se desarrollen en el Instituto, con objeto de potenciar la promoción de la igualdad, la solidaridad y la cultura de paz en toda su comunidad educativa. De hecho, este es el motivo que nos llevó a plantear un proyecto para la mejora de la convivencia que dotase a la variedad de actuaciones realizadas, de una programación formal con objetivos, actividades, metodología y evaluación en pro de una cultura de paz e igualdad.

Metodología de trabajo

“Abriendo puertas a la convivencia” ha supuesto un paso más en la metodología de trabajo que se lleva a cabo con el alumnado del Centro, al hacerles partícipes y responsables directos de su propio aprendizaje a lo largo de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Para ello, su programación fue diseñada con el objeto de contribuir a la erradicación de la violencia y la promoción de la igualdad real entre mujeres y hombres, favoreciendo la realización de actividades que movilizasen actuaciones en sus distintas dimensiones, al tiempo que se favorecía la atención a la diversidad del alumnado participante.
El objetivo principal que pretendía alcanzarse con la puesta en práctica del proyecto era: Sensibilizar, reflexionar y promocionar la prevención y erradicación de conductas violentas entre la juventud promoviendo la igualdad y la cultura de paz del alumnado escolarizado en el IES Antonio Hellín Costa del Puerto de Mazarrón (Murcia).
Por otro lado, cabe destacar que la clave sobre la que gira el presente proyecto educativo radica en la estrategia metodológica a emplear para alcanzar los objetivos previstos, tanto a nivel general como específico, pretendiendo en todo momento alcanzar la máxima implicación del colectivo destinatario, este es, el alumnado del IES Antonio Hellín Costa. Para ello, se propuso la realización de un macro-proyecto por parte del profesorado participante que consistió en la realización de un gran número de actividades relacionadas con la mejora de la convivencia en todas sus dimensiones y que, como colofón, tuvo la celebración de las “V Jornadas de Convivencia” del IES Antonio Hellín Costa, en la que se han presentado diversas actividades, talleres, charlas, video fórum, materiales, etc., planificados y organizados con un claro objetivo: prevenir y erradicar las conductas violentas promoviendo la igualdad y la cultura de paz en el Centro.
De este modo, consideramos se ha conseguido un doble objetivo que tendrá, a su vez, una repercusión de gran calado sobre el resto de la comunidad educativa. Por un lado, todo el alumnado se ha visto inmerso en el aprendizaje de los contenidos transversales que se establecen por currículo y que son obligatorios para el nivel educativo en el que se encuentran escolarizados, como viene siendo habitual. Ahora bien, por otro lado, todos ellos han sido los responsables de la celebración de un nuevo evento en su instituto en el que han gozado de un gran protagonismo con motivo de los esfuerzos realizados al respecto.

Actividades

Para el adecuado desarrollo del presente proyecto educativo fueron realizadas un total de 29 actividades a lo largo de todo el curso escolar entre las que cabe destacar:: Hip hop y Temas Sociales, Torneo de futbol sala, El Derecho al honor de las personas, Violencia de género, Papiroflexia en Navidad, plástica y seguridad vial, olimpiada matemática, concurso literario, tutorías individualizadas, dinámicas de grupo, “Mercahellín”, 1000 grullas por Japón, talleres sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, concurso de talentos, mercadillo solidario, etc.
En cuanto a los procesos de evaluación del proyecto, e independientemente de que la metodología propuesta tuviera un carácter innovador respecto a los métodos didácticos tradicionales, la fase correspondiente a la evaluación del mismo cobró una importancia excepcional con objeto de corroborar su validez y eficacia.
De hecho, y dado que se trataba de una metodología de trabajo con marcadas diferencias respecto a la enseñanza tradicional con motivo de los contenidos que se abordan, la evaluación del proceso de aprendizaje de los mismos estuvo condicionada por la implicación del alumnado en las actividades realizadas versus un resultado final específico.
Finalmente, cabe señalar que todas las actuaciones realizadas han incidido en la vida del Centro de manera muy significativa ya que, como se ha comentado anteriormente, la mejora de la convivencia constituye el objetivo principal y el elemento central en el diseño, organización, planificación y puesta en práctica de las mismas.
De este modo, y a través de las actividades desarrolladas, tenemos la constancia de que se ha evidenciado la mejora del clima de convivencia a todos los niveles en el Centro. Esto no quiere decir que hayan dejado de existir algunas dificultades, ni que el día a día en el Instituto sea idílico ya que, como todos los centros educativos, el IES Antonio Hellín Costa es un reflejo de la sociedad en la que vivimos y, por tanto, un lugar en el que tienen lugar conflictos y donde, en ocasiones, es complicado trabajar. Ahora bien, la gran implicación del profesorado durante estos últimos años en la realización y desarrollo de actuaciones diversas relacionadas con la mejora de la convivencia han facilitado un mayor acercamiento a las dificultades encontradas a través del diseño de estrategias para enfrentarse a los problemas, valorando y aportando sugerencias y nuevas propuestas que redundan en una mejora constante de la convivencia.
Por otro lado, el alumnado, cada día más y gracias a las actividades programadas, sienten el Instituto como suyo, incluso acuden al Centro por las tardes a colaborar, lo que incrementa considerablemente su nivel de relación con el mismo.
De este modo, el conjunto del profesorado considera que el grado de implementación de actividades y el nivel de consecución del objetivo es muy satisfactorio y por ello aspira a poder seguir desarrollando actuaciones en pro de la mejora de la convivencia en el Centro en siguientes cursos escolares ya que, a través de ellas, consideramos que se están adquiriendo estrategias para evitar o resolver algunas situaciones virulentas, se está impulsando el diálogo como medida apaciguadora y de acercamiento a posturas encontradas y se defiende en todo momento que la violencia física y verbal sólo engendra más violencia y envilece al ser humano.

David Arellano Ayllón
Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad.
Marta Guzmán Escobar
Orientadora Educativa

Bibliografía relacionada

·Barberá Albalat, V. (2001). La responsabilidad. Cómo educar en la responsabilidad. Madrid. Santillana.
·Bleckman, E.A. (1990). Cómo resolver problemas de comportamiento en la escuela y en casa. Barcelona: CEAC.
·Casamayor, G. y otros (1998). Cómo dar respuesta a los conflictos. La disciplina en la Enseñanza Secundaria. Barcelona: Graó.
·Fernández García, I. (1998). Prevención de la violencia y resolución de conflictos. El clima escolar como factor de calidad. Madrid: Narcea.
·Morales Puertas, M. (2000). Convivencia, tolerancia y multilingüismo. Educación Intercultural en secundaria. Madrid: Narcea.