Reunión del Consejo Extraordinario de Universidades el 7 de junio

Los rectores habían solicitado su celebración para debatir el Decreto Ley de Medidas Urgentes de Racionalización del Gasto Público

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Monserrat Gomendio, a su llegada a la reunión del Consejo de Universidades. (Foto: EFE)

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, ha presidido la reunión del Consejo de Universidades, en cuyo desarrollo informó a los rectores del proyecto de Real Decreto por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar para acceder a las becas y ayudas al estudio para el curso 2012-2013. Para el jueves 7 de junio ha sido convocada una reunión del Consejo Extraordinario de Universidades, solicitado los rectores para debatir el Decreto Ley de Medidas Urgentes de Racionalización del Gasto Público.
 

Madrid.
Tanto la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE)  como el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte celebraron el clima de “cordialidad” y de “normalidad” en que se ha desarrollado la reunión del Consejo de Universidades celebrada el viernes 1 de junio en Madrid. La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades,  Montserrat Gomendio, y Adelaida De la Calle, presidenta de la CRUE, coincidieron en subrayar “el entendimiento entre el Ministerio y los rectores”, y ambas destacaron “el análisis profundo de la situación de la Universidad realizado por ambas partes”. “Ha sido un Consejo normal y eso es lo que da la mejor definición de cómo debe ser nuestra forma de actuar; hemos tenido la oportunidad de debatir”, precisó ante la prensa la presidenta de la CRUE.
Gomendio señaló al término de la reunión del Consejo que “se ha informado a los rectores de que los niveles de renta para obtener una beca general se mantienen intactos y que se pedirá un pequeño esfuerzo académico de los alumnos, subiendo la nota al 5,5 para poder conseguir esa ayuda al estudio”, y añadió al respecto que “es lógico pedir a los alumnos un esfuerzo recíproco al que está haciendo el resto de la sociedad, pero los rectores han mostrado su preocupación por esta medida al estar en una situación de crisis económica. Entendemos su postura, pero hemos hecho un esfuerzo muy grande para mantener las becas en esta época de crisis. Por eso pedimos un esfuerzo a los alumnos. Es un requisito mínimo y no una exigencia de la excelencia”.
La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades se mostró satisfecha por el “tono cordial” de la reunión con los rectores, y resaltó que “el dialogo es algo que siempre debe prevalecer entre las dos partes; todos sabemos que la situación es muy difícil por la crisis que atravesamos y eso nos va a llevar a tomar medidas difíciles, pero es importante que las medidas se debatan y se tenga en cuenta la opinión de los rectores”.

Críticas de los rectores

Durante la reunión, los rectores, según informa Europa Press, expresaron su desacuerdo ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por el contenido del proyecto de Real Decreto sobre las becas universitarias por el que se va a exigir al alumnado una nota de 5.5 para acceder a una beca general y una nota de 6.00 para una beca salario. En ambos casos, se eleva medio punto la nota.
“No estamos de acuerdo con el decreto de umbrales porque nos parece que en un momento de crisis como en que hay las familias se vean sometidas a otro punto mas de requerimiento que afecta a su economía”, manifestó la presidenta de la CRUE y rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, en rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo. Gomendio, indicó por su parte que la postura de los rectores no es vinculante, pero que eso no implica que “no se tenga en cuenta dentro del proceso de tramitación del decreto”.
Gomendio resaltó ante los medios de comunicación que el nuevo requerimiento académico garantiza que los alumnos becados continúen sus estudios, pues, según precisó, la mayoría de los alumnos que acceden a una ayuda con una nota por debajo del 5.5 no finalizan la carrera, y a este respectó afirmó que “tenemos que asegurarnos de que es una inversión eficiente y una garantía de que van a continuar”.
Los requisitos del decreto se van a aplicar a todos los estudiantes, incluidos aquellos que ya contaban con una beca, según confirmó Gomendio. Estos últimos van a tener que superar un porcentaje mayor de créditos si quieren renovar la beca, es decir, entre un 80% y un 90% para los estudiantes de Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, y un 65% para los alumnos de ingenierías y de Arquitectura.
El Gobierno tiene intención de aprobar este decreto “lo antes posible”, y dicha aprobación va a coincidir, presumiblemente, con la celebración de las Pruebas de Acceso a la Universidad (Selectividad). “El mensaje para los estudiantes es que se esfuercen mas”, indicó la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades al ser preguntada por el retraso de la aprobación del decreto, que entrará en vigor después de que los alumnos de varias Comunidades Autónomas realicen los exámenes de Selectividad.

Consejo Extraordinario de Universidades

En esta reunión se decidió que el día 7 de junio se celebre el Consejo Extraordinario de Universidades que habían solicitado los rectores para debatir el Decreto Ley de Medidas Urgentes de Racionalización del Gasto Público, que contempla el aumento de las tasas universitarias, el déficit de las universidades o los cambios en el régimen de dedicación docente e investigadora de los profesores universitarios.
Los rectores han manifestado en numerosas ocasiones su rechazo a algunas de estas medidas y, según significó De la Calle, esperan que el Ministerio les escuche y pueda introducir sus propuestas de mejora.
Gomendio, por su parte, subrayó su disponibilidad al respecto e indicó que se podrán hacer modificaciones en todos aquellos puntos del decreto que requieran un desarrollo normativo. En este sentido, Montserrat Gomendio precisó que el Decreto “contiene algunos aspectos que pueden tener alguna variación en el desarrollo normativo dependiendo de las propuestas que hagan los rectores, pero para eso hay que esperar al jueves próximo para ver las propuestas que tienen los rectores”.
Gomendio aseguró que “el Ministerio de Educación ha flexibilizado la norma para que sean las Comunidades Autónomas las que utilicen la horquilla que les proporcionamos. Por lo tanto, depende de ellas el ámbito de aplicación”.

Selectividad

En este Consejo de Universidades se ha aprobado retrasar hasta el curso 2013-2014 la obligatoriedad de la prueba oral de lengua extranjera en las Pruebas de Acceso a la Universidad tal y como habían solicitado las universidades españolas.
Montserrat Gomendio explicó a este respecto que “en estos momentos se está realizando una prueba piloto en varias Comunidades Autónomas. Por eso, vamos a ver la evaluación que se hace de esta prueba y las dificultades que nos están transmitiendo las universidades para determinar de qué manera queda definitivamente este asunto. Estamos atendiendo las dificultades que han puesto de manifiesto las universidades para llevar a cabo este proyecto”.
En este sentido, la presidenta de la CRUE, Adelaida De la Calle, expresó su conformidad al respecto y advirtió del “altísimo coste que supone para las universidades poner en marcha este examen”. En este sentido, propuso que los alumnos realicen antes esta prueba en los centros de Secundaria.
Sobre la reunión del Consejo de Universidades, Gomendio y De la Calle coincidieron en subrayar “el entendimiento entre el Ministerio y los rectores”, y ambas destacaron “el análisis profundo de la situación de la Universidad realizado por ambas partes”. “Ha sido un Consejo normal y eso es lo que da la mejor definición de cómo debe ser nuestra forma de actuar; hemos tenido la oportunidad de debatir”, precisó ante la prensa la presidenta de la CRUE.
Gomendio hizo referencia asimismo al informe del Comité de Expertos para la futura reforma del sistema universitario, y afirmó al respecto que “los rectores serán los primeros en conocer su contenido”.