La reforma de la Ley Orgánica de Educación entraría en vigor en el curso 2013-2014
Aprobado el decreto sobre racionalización del gasto público en el ámbito educativo
Altos cargos de Educación analizan
los presupuestos
en el Congreso
de los Diputados
Ministerio y sindicatos celebran la primera reunión de la Mesa Sectorial
Convocatoria de huelga general
en la enseñanza para
el 22 de mayo
El informe Infoempleo ofrece una visión del mercado del trabajo y formación en España
ACADE debate en su último congreso el papel de la educación en una sociedad globalizada
Un estudio del CEDEFOP alerta
sobre las necesidades de sobrecualificación
en Europa
Campus Científicos de Verano para alumnos de Secundaria y Bachillerato
Ampliado el plazo
para que el profesorado pueda concurrir al premio Acción Magistral
Encuesta de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles entre más de 2.000 docentes de la etapa

Un certamen para la solidaridad

Cerca de 300.000 escolares participan en el concurso escolar
de la ONCE bajo el lema "Haz tu barrio accesible"

Madrid.
Unos 300.000 alumnos de toda España, pertenecientes a 2.472 centros educativos y con el apoyo de más de 12.000 profesores, han participado en la edición número 28 del tradicional concurso escolar que cada año convoca la ONCE y su Fundación. Bajo el lema "Haz tu barrio accesible" escolares de Primaria, ESO y Educación Especial, acompañados de sus profesores y monitores han analizado este invierno su entorno más cercano para tratar de detectar aquellas barreras que impiden a las personas con algún tipo de discapacidad poder desenvolverse de forma independiente y satisfactoria. Con los trabajos realizados por los alumnos y alumnas -los premiados a nivel nacional se conocerán el 30 de mayo, tras las fases provincial y autonómica- se pretende elaborar un gran mapa de la accesibilidad de todo el Estado.
Según los responsables de la ONCE, esta edición de su concurso escolar, que tradicionalmente es el que más escolares moviliza en España, buscaba que los más pequeños se pongan en la piel de las  personas con discapacidad, entendiendo sus problemas diarios de movilidad, y que descubran los problemas a los que han de hacer frente y, a partir de ahí, propongan soluciones para superarlos. Los alumnos se convierten de esta forma en agentes de cambio de su entorno, ya que se implican en el análisis y en la propuesta de mejoras de aquellos lugares que presenten algún tipo de barrera para la accesibilidad.
Con ello, la ONCE y su Fundación quieren generar una corriente de solidaridad hacia la consecución de ciudades sin barreras, impulsando la participación activa de los escolares en los cambios sociales referentes a la accesibilidad. Con todas las investigaciones de los niños, tanto en la detección de los puntos más problemáticos como en las soluciones, se va a realizar un gran mapa de la accesibilidad en España.

Adaptación a las TIC

Una de las novedades de esta edición es la posibilidad de inscribirse a través de un microsite diseñado específicamente para el concurso, además de poder participar, presentando sus trabajos de manera digital. Con esta iniciativa, el concurso se adapta a las TIC en las escuelas, sumando también una página web http://www.concursoescolaronce.es  y Twitter @ConcursoONCE
Según el director de Comunicación e Imagen de la ONCE, Antonio Mayor, las nuevas tecnologías permiten crear nuevos escenarios de aprendizaje y entornos de trabajo colaborativo, potenciando la educación intercultural, la accesibilidad universal y la plena integración. “Podemos afirmar que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación constituyen un elemento que potencia el desarrollo de habilidades y capacidades, de acciones de integración dentro de la identidad cultural y social del grupo y  de modificación de procesos sociales, entre otros”.
En opinión de Mayor, el uso de materiales y herramientas digitales tiene potencialmente diferentes ventajas como son: la motivación en las tareas académicas, una continua actividad intelectual, el desarrollo de la iniciativa, el fomento de actividades cooperativas, un elevado grado de interdisciplinariedad, el aprendizaje autónomo. “Pero además presentan la información de forma dinámica e interactiva, ofrecen herramientas intelectuales para el proceso de la información, constituyen un buen medio de investigación didáctica en las  aulas y, especialmente  importante, concuerdan con los fines sociales e integradores que están sólidamente imbricados en la filosofía de nuestra Institución: permiten la adaptación a alumnos con necesidades educativas especiales garantizando la accesibilidad universal, ayudando a minimizar los efectos perniciosos de la brecha digital y tecnológica”.

Diferentes trabajos

Los escolares han presentado los diferentes tipos de trabajos en función del curso que estudian: Categoría A: correspondiente a alumnos de 3º hasta 6º de Primaria, que han debido crear un cartel en el que se refleje una zona de su barrio con algún problema de accesibilidad, así como la solución que proponen; Categoría B: para estudiantes de 1º y 2º de ESO, el objetivo es hacer una foto-reportaje o un vídeo-reportaje sobre una zona de difícil accesibilidad, así como su posible solución; Categoría C: para escolares de 3º y 4º de ESO que han elaborado un mapa de las zonas del barrio que planteen algún tipo de dificultad y una propuesta de mejora; y Categoría D: destinada a los alumnos de Educación Espacial, a los que se ha pedido que desarrollen un trabajo de expresión plástica.
Hasta que los alumnos se pusieron a trabajar en sus proyectos a partir de mediados de enero, los profesores han contado con todo el material necesario para explicar a sus alumnos la importancia de la accesibilidad en las ciudades, poniendo en valor las dificultades que tienen determinadas personas en lugares en los que ellos no encuentran obstáculos. Así, los docentes han tenido acceso a diversas informaciones en forma de newsletter o material didáctico, y han seguido el día a día del concurso a través de Twitter
Por otro lado, según explica Antonio Mayor otra gran novedad de este año es la grabación de "Cómo se hizo…", un documental que transmita la experiencia de participar en el concurso a través de sus protagonistas: los niños. “En él todos los alumnos y centros educativos participantes tendrán un lugar muy importante, ayudándonos a transmitir el valor de la solidaridad y el compromiso de hacer más accesible nuestro entorno”.