La reforma de la Ley Orgánica de Educación entraría en vigor en el curso 2013-2014
Aprobado el decreto sobre racionalización del gasto público en el ámbito educativo
Altos cargos de Educación analizan
los presupuestos
en el Congreso
de los Diputados
Convocatoria de huelga general
en la enseñanza para
el 22 de mayo
El informe Infoempleo ofrece una visión del mercado del trabajo y formación en España
ACADE debate en su último congreso el papel de la educación en una sociedad globalizada
Un estudio del CEDEFOP alerta
sobre las necesidades de sobrecualificación
en Europa
Campus Científicos de Verano para alumnos de Secundaria y Bachillerato
Ampliado el plazo
para que el profesorado pueda concurrir al premio Acción Magistral
Cerca de 300.000 escolares participan en el certamen de la ONCE "Haz tu barrio accesible"
Encuesta de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles entre más de 2.000 docentes de la etapa

Educación y sindicatos se reunen por primera vez
en la Mesa Sectorial

El ministro mantiene también encuentros
con los respresentantes de las principales organizaciones estudiantiles

Los dirigentes de las organizaciones más representativas del profesorado y de los alumnos se han entrevistado recientemente con el ministro de Educación, a quien han manifestado su rechazo por las medidas y recortes presupuestario acordadas por el Gobierno para el sector de la

El Real Decreto sobre racionalización del gasto público aprobado el pasado 20 de abril “obedece a medidas de extraordinaria necesidad”, según el Gobierno.

enseñanza. Mientras el titular del Departamento considera que dichas actuaciones obedecen a una ”extraordinaria necesidad” debido a la precaria situación económica heredada del anterior Ejecutivo, sindicatos y alumnos creen que perjudican a la escuela pública, a la calidad de la enseñanza y a la igualdad de oportunidades.

Madrid. G. A.
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha presidido la primera reunión de la Mesa Sectorial de Educación celebrada tras las últimas elecciones generales, reunión en la que junto a la delegación ministerial han participado representantes de los sindicatos ANPE, CIG, CSI-CSIF, FE de CCOO, FETE-UGT y STES-i. Según informan fuentes ministeriales en un comunicado, el encuentro se ha desarrollado en un clima de “completa cordialidad”, en el que todos los participantes han agradecido al ministro esta convocatoria, y han coincidido en señalar que “nos encontramos en un momento excepcional que requiere de medidas extraordinarias”.
José Ignacio Wert ha explicado a los representantes sindicales que el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 20 de abril “obedece a medidas de extraordinaria necesidad”, y ha recordado que “las decisiones tienen un carácter flexible, para que sean las Comunidades Autónomas las que las ejecuten como crean necesario”. También ha afirmado que se mantiene intacta la partida de becas de carácter general y de movilidad, y que será cada administración autonómica la que se hará cargo del incremento que pueda derivarse para el alumno del incremento de las tasas universitarias.
Además, el ministro ha agradecido el esfuerzo que están haciendo los profesores que, ha dicho, “son una pieza clave que contribuye a salir de esta situación económica”. Y ha explicado a los sindicatos la “arquitectura” del nuevo sistema educativo, así como su intención elaborar y aprobar el futuro estatuto docente, temas sobre los que mantendrá “una permanente interlocución” con ellos.
Por su parte, las organizaciones sindicales han mostrado su desacuerdo con las medidas y recortes aprobados recientemente, y han mostrado su preocupación por la incidencia que puedan tener en el funcionamiento del sistema educativo y la calidad de la enseñanza. Por ello, han asegurado al Ministro que no descartan convocar acciones de protesta.

Flexibilizar el aumento de ratios

Así, ANPE ha exigido al Ministerio que atenúe y flexibilice el aumento de las ratios, al menos, en la Educación Infantil de tres años, en las escuelas rurales con localizaciones geográficas “de especial dificultad para el agrupamiento”, en los centros de integración que escolaricen alumnado con necesidades especiales, en los ubicados en zonas de “especial dificultad socioeconómica”, en los que atiendan a “un porcentaje de alumnado inmigrante o de compensación educativa superior al 50% del total”, en los de de FP “en las ramas técnicas que precisen clases prácticas en laboratorios o talleres muy especializados”, y en los catalogados como “de especial dificultad”. Y para que “no se lesione la calidad de la enseñanza”, considera que las leyes deberán garantizar “la escolarización equilibrada de los alumnos con necesidades educativas especiales en todos los centros sostenidos con fondos públicos”, incluidos los concertados.
Este sindicato cree que se deben proponer los mínimos y máximos del horario lectivo del profesorado, “permitiendo la flexibilidad”, y fijarse las plantillas mínimas de los centros. Y afirma que las medidas anunciadas por el Ministerio deben ir acompañadas de “un reconocimiento expreso al esfuerzo que se está pidiendo al profesorado”, y del compromiso de negociar inmediatamente el Estatuto Docente; de compensar la desaparición de efectivos con “una amplia oferta de empleo público que responda a las verdaderas necesidades de las plantillas de los centros”; y de “atender a la enseñanza pública como garante del principio de igualdad de oportunidades”.

Reconversión educativa

La Federación de Enseñanza de CCOO ha exigido al Ministerio la retirada de las medidas y recortes anunciados, “porque suponen una dura reconversión educativa”, ya que “con la masificación de las aulas, el despido de más de cien mi docentes, el cierre de centros, el incremento de las tasas universitarias, la reducción de becas, las privatizaciones y la precariedad laboral, se vuelve a la educación elitista y segregadora de los años 70”. Un modelo que, en su opinión, “beneficiará a las clases sociales elevadas, atentando contra el modelo de servicio educativo público, gratuito y de calidad que favorece la igualdad de oportunidades”. También ha rechazado el 22% de recorte en los presupuestos educativos, porque “atenta contra la calidad de la enseñanza, la igualdad de oportunidades del alumnado y el empleo en todos los sectores”.
Ha calificado el aumento de la ratio alumno/unidad como “una burla enorme al esfuerzo realizado en los últimos 35 años, que producirá una pérdida de calidad y equidad”, y de “aberración” la supresión de las modalidades de Bachillerato, que “supondrá el desplazamiento de funcionarios de carrera, la perdida de puestos de trabajo y la limitación en el acceso a esta etapa de miles de alumnos que no dispongan de medios económicos para desplazarse a otro centro con la modalidad que no le ofrezca el suyo”. Además ha criticado “la paralización de los ciclos de FP de 2000 horas”, la eliminación de títulos universitarios y el aumento de tasas para la obtención de grados y másteres.

Importantes deficiencias

También la Federación de Enseñanza de UGT (FETE-UGT) ha denunciado estas medidas, y ha manifestado al ministro que hubieran preferido conocer las intenciones de su Departamento en el ámbito de propio de la negociación, y no por los medios de comunicación. Considera que el recorte de más del 21% del presupuesto educativo supone que nuestro sistema escolar “adolecerá de importantes deficiencias, que afectarán a la calidad de la enseñanza y agravará las condiciones sociolaborales de los docentes”. Y cree que si a esto se suma el recorte adicional anunciado de otros 3.000 millones de euros, “la situación será crítica en la mayoría de los centros”. Por todo ello, ha pedido al Ministerio que fije un calendario de trabajo para la Mesa Sectorial, y al Gobierno que priorice la educación como inversión de futuro.
Según el sector de enseñanza de CSIF “las medidas de ajuste causarán un daño estructural a la enseñanza pública, porque van a asuntos troncales como la ratio de alumnos por aula, una de las más importantes conquistas en el sector de las últimas décadas”. El nuevo presidente de esta organización, Adrián Vivas, elegido durante su último Congreso, ha calificado estas medidas de “injustas, injustificadas y regresivas”, y ha mostrado su preocupación ante el proyecto de concertación del primer curso de Bachillerato y su posible ampliación a segundo y tercero, así como la reducción de los estudios de Secundaria de cuatro a tres años, “a pesar de ser un nivel de enseñanza importantísimo y crucial. Somos conscientes de cómo está el país -ha añadido-, pero también de cómo está la educación que, según habíamos oído, es un derecho básico protegido que no se iba a tocar”.
Los representantes de la Confederación de STES-i han advertido al ministro que se va a producir un “retroceso gigantesco” en las condiciones en las que dan clase los alumnos, y ha recordado que desde los años 70 se había reducido de forma progresiva la ratio, y ahora se decide aumentarla. Por ello, ha advertido que José Ignacio Wert “va a pasar a la historia por ser el ministro que ha hecho retroceder el sistema educativo español”.

Protestas estudiantiles

El ministro también se ha entrevistado con las principales organizaciones de alumnos, como el sindicato de Estudiantes (SE), la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE), la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST) y la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP), quienes han advertido que si no paraliza las reformas y recortes anunciados y las negocia con el sector, convocarán movilizaciones y acciones de protesta por todo el Estado. Incluso el SE ya ha convocado una jornada de lucha para el 10 de mayo junto con el resto de las organizaciones que forman la Plataforma Estatal por la Educación Pública, y ha mostrado su apoyo a la huelga convocada por los sindicatos de profesores para el 22 del mismo mes.
Los representantes estudiantiles han entregado al ministro un escrito conjunto, en el que reclaman diálogo antes de que se pongan en marcha las reformas previstas, y afirman que “si sigue sin escucharnos, sin contar con nosotros, sin replantear su política, será usted con su unilateralidad quien nos aboque a la movilización”. También han rechazado el aumento de la ratio y del número de horas lectivas por profesor, con las que el Gobierno espera recortar el gasto en 3.000 millones de euros, pues son  medidas “injustificables que ponen en peligro la igualdad de oportunidades, y suponen un ataque frontal a la educación pública”. Y han criticado la “subida desmesurada” del precio de las matrículas universitarias, y el endurecimiento del criterio de rendimiento académico para optar a becas, que “supondrá una barrera para los estudiantes en peores condiciones socioeconómicas”.

Números rojos

En cualquier caso, el ministro ha reconocido posteriormente ante el pleno del Senado que “estamos pidiendo a los profesores en todas las etapas de la enseñanza un gran sacrificio”. Pero, al responder a preguntas de parlamentarios de la posición y dirigiéndose al grupo socialista, ha afirmado que “tenemos que atravesar lo que ustedes llaman líneas rojas, en este caso pidiendo a los docentes que se sacrifiquen, gracias a los espantosos números rojos que ustedes nos han dejado”. Además, ha asegurado que las iniciativas de carácter “urgente” que ha anunciado el Gobierno no van a afectar “sustancialmente a la calidad de la enseñanza, y tampoco serán un “obstáculo” para que España cumpla los objetivos educativos “UE 2020”.