La reforma de la Ley Orgánica de Educación entraría en vigor en el curso 2013-2014
Aprobado el decreto sobre racionalización del gasto público en el ámbito educativo
Ministerio y sindicatos celebran la primera reunión de la Mesa Sectorial
Convocatoria de huelga general
en la enseñanza para
el 22 de mayo
El informe Infoempleo ofrece una visión del mercado del trabajo y formación en España
ACADE debate en su último congreso el papel de la educación en una sociedad globalizada
Un estudio del CEDEFOP alerta
sobre las necesidades de sobrecualificación
en Europa
Campus Científicos de Verano para alumnos de Secundaria y Bachillerato
Ampliado el plazo
para que el profesorado pueda concurrir al premio Acción Magistral
Cerca de 300.000 escolares participan en el certamen de la ONCE "Haz tu barrio accesible"
Encuesta de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles entre más de 2.000 docentes de la etapa

Más de 3.000 millones para Educación, Cultura y Deporte

Altos cargos del Departamento analizan los presupuestos en el Congreso de los Diputados

Fernando Benzo, subsecretario de Educación, Cultura y Deporte, ha examinado el presupuesto de su Departamento ante los grupos parlamentarios. Las partidas correspondientes a este año han experimentado una reducción del 20% con respecto al anterior, alcanzando 3.088 millones de euros.
Los altos cargos ministeriales precisaron que muchas de las medidas de ahorro son coyunturales y flexibles.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
En su comparecencia ante la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados, Fernando Benzo, subsecretario de Educación, Cultura y Deporte, especificó que las políticas educativas, universitarias y no universitarias, representan dentro de su Departamento el 60,7% del total de los presupuestos, lo que supone 1.874 millones. Esta partida ha experimentado un ajuste de 625,6 millones de euros, que se traduce en un descenso de un 25,03% respecto al presupuesto del ejercicio anterior. Benzo ha señalado que se ha respetado el principio fundamental de la equidad, sobre todo, en el ámbito de las becas y ayudas al estudio, para las que se destinarán 1.264,6 millones de euros y destacó que las becas generales, dirigidas a los estudiantes con menos recursos, se mantienen en su integridad.
Durante su intervención, el subsecretario precisó que se ha producido una modificación de los 17 programas de cooperación territorial, que se han reconvertido en 7 programas que se gestionan en colaboración con las comunidades autónomas.
Asimismo, ha explicado que el presupuesto de la Subsecretaría del Ministerio para el presente año es de 448,8 millones de euros, lo que supone un ahorro de 38,8 millones de euros. “Si descontamos el capítulo de gastos de personal, el pago de los salarios y las nóminas de los empleados públicos que prácticamente son inamovibles, aunque hemos conseguido un cierto ahorro, en el ámbito de los servicios comunes del Ministerio, hemos llevado a cabo un ajuste presupuestario del 39,4%”, aclaró.

Críticas de la oposición

Por su parte, los grupos parlamentarios del PSOE, Izquierda Plural y Mixto criticaron la reducción de 680 millones de euros del presupuesto para 2012 y coinciden en que “atenta” contra la calidad de la enseñanza.
Para el portavoz socialista Mario Bedera con los presupuestos y el recorte adicional de 3.000 millones de euros, el Gobierno deja al sistema educativo “herido de muerte” y considera que el Ejecutivo ha hecho una “autoenmienda a la totalidad” de sus propios presupuestos.
De igual modo, ha cuestionado las reducciones presupuestarias relacionadas con las transferencias a comunidades autónomas y que se hayan eliminado 10 de los 17 programas de cooperación territorial, además mostró su rechazo a la reducción de 166 millones en becas y el “hachazo terrorífico” a la formación del profesorado.
Bedera y la portavoz de Izquierda Plural, Caridad García, coincidieron en rechazar una de las medidas que se habían presentado a la Conferencia Sectorial sobre el aplazamiento de los módulos de FP de 2.000 horas por el “grave perjuicio” que ocasiona a los editores de libros de texto que alcanza los 15 millones de euros. Así como, Caridad García expresó su disconformidad con el recorte de becas, la supresión de Escuela 2.0 y el Plan Educa3.
Por otra parte, Pedro Quevedo, del Grupo Mixto, aseguró que si bien entiende las dificultades que atraviesa el Estado, la reducción de 3.000 millones en educación “atenta contra un servicio público de primer orden” y opina que el gobierno debe “reconsiderar” esta decisión porque “es imposible ser competitivos mientras se debilita la educación y la innovación”.

Prioridades

Por otro lado, ante los representantes de los grupos políticos, Montserrat Gomendio, secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, ha manifestado que el ajuste de los presupuestos no ha sido una “opción” para el Gobierno, sino la “única alternativa posible” en la coyuntura de crisis económica actual y que su Departamento ha “priorizado” una serie de partidas que consideran necesarias para lograr los objetivos educativos.
También, ha reiterado que se mantiene la partida de becas y ayudas al estudio de carácter general, que se concretan en 507,4 para universitarios y 405,4 para no universitarios, pero reconoció la reducción de las ayudas al aprendizaje de lengua inglesa (un 39%) en Australia o Estados Unidos, a favor de destinos más cercanos y cursos en territorio nacional.
En referencia al programa Escuela 2.0 criticó que se basara en el reparto de portátiles de baja calidad, sin una política clara de contenidos y formación del profesorado y reveló que en un informe de evaluación de diagnóstico se demostró que los alumnos con portátiles tenían un rendimiento menor. De igual modo, aclaró que el Plan Educa3 se dirigía a una etapa “voluntaria y asistencial”, basada en la creación de centros, pero con un alto coste para las comunidades autónomas, que tenían que contratar personal cualificado y comprar mobiliario.
Durante su intervención, Gomendio quiso precisar que muchas de las medidas de ahorro son coyunturales y flexibles y cada comunidad podrá decidir su aplicación, ya que habrá un “abanico” de posibilidades. La secretaria de Estado negó que la reducción del presupuesto ministerial vaya a afectar a la calidad, porque representa el 0,6% de toda la inversión en educación, que está transferida a las comunidades autónomas.