Plan para mejorar la inclusión social de la población gitana

Educación, empleo, vivienda y salud son los factores clave de la Estrategia aprobada por el Gobierno

Entre 725.000 y 750.000 personas pertenecen a la etnia gitana en nuestro país y se calcula que el 37,5% está en riesgo de exclusión severa. La educación, el empleo, la vivienda y la salud
constituyen las líneas de actuación de la Estrategia para la Inclusión Social de la población gitana en España.

La erradición del chabolismo y la infravivienda es un aspecto clave en la inclusión social de la población gitana

 

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Con motivo de la celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano, el Partido Popular ha reiterado que la educación, el empleo, la vivienda y la salud constituyen las líneas de actuación para alcanzar en 2020 la inclusión social de la población gitana. En un comunicado, recuerda que el Consejo de Ministros aprobó el mes pasado la Estrategia Española de inclusión de la población gitana con objetivos comunes a la comunitaria, aprobada en 2011 en el Parlamento Europeo. Asimismo, expresa la necesidad de incidir en un mejor conocimiento del colectivo gitano, a través de la igualdad y de la no discriminación de la mujer y apuesta por el reconocimiento de la cultura gitana y su “importante aportación” a España desde el siglo XV.

Líneas de actuación

Educación, empleo, vivienda y salud son las cuatro áreas clave que determina la Estrategia para la Inclusión Social de la Población Gitana en España y establece en cada una de ellas unos objetivos cuantitativos para alcanzar en 2020, además de una metas intermedias prevista para 2015.
En la actualidad, el 96,7% de los niños gitanos asiste al colegio, frente al 99,9% de población en general. Este alto índice de escolarización contrasta con que solo el 1,6% de los adultos ha superado los estudios secundarios no obligatorios, frente al 19,5% de la población en general, y el nivel de analfabetismo supera el 13%, cuando la media en España es del 2,19%.
El incremento de la matrícula en Educación Infantil, la universalización de la escolarización e impulsar el éxito académico en Primaria constituyen los objetivos que fija la Estrategia. Además se plantea potenciar la finalización de los estudios de ESO y mejorar el nivel educativo de la población gitana adulta.

Empleo

En materia de empleo, este documento propone la mejora del acceso al empleo normalizado y la reducción de la precariedad laboral, además el principal objetivo se concreta en reducir la tasa de desempleo en este colectivo que, con un 36,5% acusa los efectos del paro en mayor medida que la población general que es del 22,5%.
La erradicación del chabolismo y la infravivienda, así como la mejora de la calidad del alojamiento son algunos de los elementos más importantes para mejorar la inclusión social de la etnia gitana. En la actualidad, se estima que casi el 4% de este grupo vive en chabolas.
La salud constituye un factor clave para evitar la exclusión, por lo que la Estrategia incide en la mejora del estado de salud general de la población gitana y la reducción de las desigualdades sociales en salud, mediante la intervención en niños y adultos.

Acción social

Además de estas cuatro áreas, este documento establece líneas de actuación complementarias en materia de acción social, participación, mejora del conocimiento de este colectivo, igualdad de la mujer, no discriminación, promoción de la cultura y una especial atención a la población romaní procedente de otros países.
Para el seguimiento y evaluación del cumplimiento de los objetivos a nivel nacional y europeo, se prevé la realización de encuestas y estudios que permitan comparar la situación de la población gitana con el conjunto de los españoles. De igual modo, se elaborarán estudios estadísticos para verificar el grado de cumplimiento de los objetivos.

Informe 2011

La tasa de analfabetismo de la población gitana es cuatro veces superior a la del resto de los españoles. Este dato se desprende del estudio “Población gitana española, empleo e inclusión social 2011”, elaborado por la Fundación Secretariado Gitano (FSG). Mientras que en los últimos años el desempleo en los gitanos ha crecido en casi 23 puntos y presenta una tasa próxima al 40%, en el resto de la población española ha aumentado diez puntos en general.
Esta fundación pone en marcha cada año la campaña “De mayor quiero ser…” con el fin de sensibilizar a las familias y a los alumnos gitanos sobre la importancia de terminar los estudios de Educación Secundaria Obligatoria, que en este colectivo presenta una tasa de abandono del 80%. “Gitanos con estudios, gitanos con futuro” es el eslogan de la campaña, que pretende convencer a los alumnos de la importancia de finalizar los estudios obligatorios para poder elegir lo que quieran ser de mayores.

Segregación escolar

Según el informe sobre “Segregación escolar del alumnado gitano en España”, realizado por la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas Kamira y la Fundación Mario Maya, hay colegios en los que entre un 85% y 95% de alumnos pertenece a esta etnia. Esta investigación se ha llevado a cabo en 28 centros de Barcelona, Madrid, Badajoz y Córdoba y, aunque no puede considerarse una muestra representativa, si documenta una percepción de profesores, asociaciones gitanas y padres sobre esta “discriminación indirecta”, afirma Carmen Santiago Reyes, coordinadora del informe.
El colectivo gitano en España representa un 1,4% de la población total y aunque en todos los barrios visitados, no superaba el 50%, en la mitad de los colegios los niños gitanos constituían el 95% del total de estudiantes. Al no encontrar causas que lo justifique, “se puede hablar de segregación escolar”, puntualiza esta abogada. En su opinión, la segregación crea colegios guetto y priva a los alumnos de una visión real de la sociedad al no poder convivir con otras culturas, además de aumentar el absentismo y el abandono escolar.

Propuestas

Para cambiar esta situación, las propuestas pasan por una distribución equilibrada de la matriculación de los alumnos gitanos entre los centros cercanos de la zona para evitar concentraciones en un solo colegio, así como revisar las zonas de influencia y los criterios de matrícula.
Del igual modo, consideran necesario un refuerzo en los colegios guetto con proyectos como las comunidades de aprendizaje, una experiencia que abre el colegio a los recursos del barrio para tratar de disminuir el abandono.
Carmen Santiago Reyes explica que el informe es un primer intento de documentar la segregación escolar de una forma específica, que ha contado con la colaboración de los 25 centros públicos y 3 concertados, las Consejerías de Educación autonómicas, familias y profesores. La coordinadora recuerda que aunque ninguna ley contiene medidas específicas para evitar la segregación escolar de la población gitana, la Ley Orgánica de Educación garantiza la equidad y la compensación de desigualdades.
Por su parte, el secretario general de Unión Romaní, Manuel García Rondón, ha advertido que el colectivo gitano “no quiere más aspirinas, sino una medicina para acabar con estos casos de discriminación” y ha valorado este informe como “una herramienta útil para poner de manifiesto los problemas del sistema educativo en España”.