El Gobierno plantea en la Conferencia Sectorial un conjunto de medidas para luchar contra el déficit
Austeridad y priorización del gasto definen el Presupuesto de Educación 2012
Los sindicatos rechazan los recortes educativos en un manifiesto conjunto
Las asociaciones de padres de alumnos, divididas ante los deberes en casa
El informe del Defensor del Pueblo detecta problemas de escolarización en la etapa Infantil
Entrega de los premios Francisco Giner de los Ríos a la Mejora de la Calidad Educativa
Encuentro de la Escuelas Católicas sobre la Formación Profesional Dual
Séptimo concurso
de Teatro Clásico Grecolatino
de Segóbriga
Ayudas para estudiar inglés destinadas a maestros y titulados en Máster de Profesorado
Convocatoria del programa de cooperación territorial Aulas de la Naturaleza
Fundación Telefónica abre un gran debate internacional sobre el futuro de la educación

Seis de cada diez españoles cree que
la situación de la educación no es buena

La última encuesta del CIS constata un
apoyo mayoritario
a la enseñanza pública

El 61% de los españoles cree que la situación de la educación en España no es buena porque faltan medios, se exige poco a los estudiantes y el profesorado no está motivado, según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Más de la mitad de los españoles cree que
el gasto educativo es bajo; un 61,8% considera regular la enseñanza y se valora más a los centros públicos que a los privados y concertados.
Exigir más conocimiento, fomentar la implicación de las familias y mejorar la formación del profesorado son las opciones más apoyadas para mejorar nuestra enseñanza, según la encuesta.

Madrid.
El barómetro del mes marzo del CIS contiene las preguntas fijas habituales de los barómetros mensuales sobre la situación política y económica y la percepción ciudadana sobre sus problemas y preocupaciones de futuro e incluye además una parte variable donde se recogen las actitudes y opiniones de los españoles sobre la enseñanza y la educación. Las encuestas del estudio del CIS han sido realizadas entre el 2 y el 11 de marzo, antes de la aprobación del proyecto de presupuestos de 2012, que incluye importantes recortes en educación.
Sobre el gasto del Estado en el sistema educativo, la mayoría de los encuestados (56,8%) afirma que invierte ‘demasiado poco’, mientras que el 31,2% opina que ‘lo justo’. Asimismo, la mitad de los entrevistados (50,7%) considera que también es ‘demasiado poco’ lo que gastan las Comunidades Autónomas en estas partidas.
El estudio del CIS apunta que el 61,8% de los españoles considera que la situación de la enseñanza es regular (un 38,2%), mala (un 17,8 %) o muy mala (un 5,8%), un problema que atribuyen a causas como la falta de medios (profesores, materiales...), la baja exigencia a los estudiantes o la poca motivación del profesorado. Solamente un tercio de los españoles está satisfecho o muy satisfecho con la educación o cree que la enseñanza, hoy, es mejor de la que España tenía hace diez años, frente al 40,5% que opina que es peor.
Sobre lo que se podría hacer para mejorar la enseñanza, señalan que en primer lugar debería exigirse más nivel de conocimientos, mejorar las condiciones laborales del profesorado y su formación. Fomentar la implicación de las familias en la formación de los hijos, incorporar las nuevas tecnologías o introducir incentivos para los buenos estudiantes son las propuestas más valoradas en segundo lugar para mejorar la enseñanza en España.

Funciona mejor la pública

El apoyo a la educación pública es mayoritario entre los encuestados, quienes opinan que ‘funciona mejor’ la enseñanza pública (un 35,8 %) que la privada (más eficaz para un 25,4%) o la concertada (14,3%). En esta misma línea, a la pregunta "¿A qué tipo de centro educativo llevaría a sus hijos?", más del 50% dice preferir los públicos, tanto para la educación infantil, como para la primaria, la secundaria o la universitaria (en esta última, el porcentaje de quienes eligen las universidades públicas llega al 64,3%).
Sin embargo, cuando se consulta sobre ventajas concretas de uno u otro tipo de centro, los encuestados atribuyen más virtudes a los centros privados y concertados que a los públicos; mientras el 35% de los encuestados cree que la privada transmite más conocimientos a los estudiantes que la pública, el 32,6% cree que esta última reconoce el mérito a quien lo merece. También para el 49%, la privada es más exigente con los alumnos que la pública (22,2%) y para un 41,1% la privada mejora las posibilidades de encontrar empleo.
A la pregunta “¿Qué cree usted que se podría hacer para mejorar la enseñanza?”, los encuestados eligen respuestas como exigir más conocimiento, fomentar la implicación de las familias en la educación de sus hijos o mejorar la formación del profesorado, entre otras. Mejorar y controlar el comportamiento de los alumnos y el nivel educativo, con más exigencia en el aprendizaje, figuran entre las medidas concretas que eligen los españoles para conseguir un mejor servicio educativo.

Esfuerzo

La gran mayoría (más del 90%) opina que para tener éxito en los estudios es importante esforzarse y estudiar mucho, contar con apoyo familiar, tener buenos profesores y ser inteligente. El hecho de pertenecer a una clase social determinada o elegir una escuela privada son las principales razones para lograr buenos resultados académicos para el 61% y el 33,5% de los encuestados, respectivamente.
Respecto a los servicios educativos que están más necesitados, se sitúa en primer lugar la enseñanza en los institutos (23%), seguido de la enseñanza en los colegios públicos (22,7%). Entre los aspectos que son más urgentes de mejorar destacan el ‘control del comportamiento de los alumnos’, dotar a estos centros ‘más nivel educativo y exigencia’, ‘incrementar los centros y plazas’ y ‘más inversión y menos recortes’.
Los españoles no creen que los hogares gasten demasiado o demasiado poco en esta partida (el 49,5% cree que ‘lo justo’), aunque asumen que, hoy, este capítulo es superior a lo que representaba hace diez años (35,4 % frente al 23,6 % que cree que supone ‘lo mismo’).