El Gobierno plantea en la Conferencia Sectorial un conjunto de medidas para luchar contra el déficit
Austeridad y priorización del gasto definen el Presupuesto de Educación 2012
Los sindicatos rechazan los recortes educativos en un manifiesto conjunto
Las asociaciones de padres de alumnos, divididas ante los deberes en casa
El informe del Defensor del Pueblo detecta problemas de escolarización en la etapa Infantil
Entrega de los premios Francisco Giner de los Ríos a la Mejora de la Calidad Educativa
Encuentro de la Escuelas Católicas sobre la Formación Profesional Dual
Séptimo concurso
de Teatro Clásico Grecolatino
de Segóbriga
Ayudas para estudiar inglés destinadas a maestros y titulados en Máster de Profesorado
Él último barómetro
del CIS constata un apoyo mayoritario a la enseñanza pública
Convocatoria del programa de cooperación territorial Aulas de la Naturaleza

Fundación Telefónica abre un debate internacional sobre la educación del siglo XXI

Plantea aprovechar el recorte en tecnología en las aulas para descubrir nuevos métodos pedagógicos

Madrid. M. GIRON
Fundación Telefónica ha presentado el VII Encuentro Internacional sobre Educación, que este año no se centrará tanto en las nuevas tecnologías, como en fomentar el debate en torno a la educación del siglo XXI.
En este sentido, el director del área de Educación y Conocimiento en Red de esta fundación, José de la Peña, ha afirmado que no tienen mucho sentido las políticas educativas que se centran só-

De derecha a izquierda, José de la Peña, director de de Educación de Fundación Telefónica, y Francisco Moro, gerente de Creación de Redes.

lo en las tecnologías, porque “llenar el colegio de aparatos no es la solución”. “Si introducimos tecnología en las aulas hay que cambiar también lo que se enseña y como se enseña”, ha añadido.
Por todo ello, De la Peña considera que es el momento de aunar los esfuerzos en “tecnología, pedagogía y contenidos para motivar a los alumnos”. “Tener un ordenador para cada niño sería ideal, pero estamos en tiempos difíciles”, ha añadido. Igualmente, entiende que se puede aprovechar estas circunstancias para “repensar todo el sistema educativo” que, para De la Peña, “se ha quedado muy anticuado”.
Este es el objetivo del Encuentro Internacional de Educación de Fundación Telefónica, dirigido a fomentar el debate sobre la educación del siglo XXI. Durante 18 meses, más de 50.000 personas –entre profesores, familias, directores de centros, estudiantes y otros profesionales del mundo educativo- participarán de debates y talleres en red en dos idiomas, español y portugués, desde la página www.encuentro.educared.org.

Presencia de expertos

Las reflexiones estarán lideradas por 300 expertos internacionales que las desarrollarán a lo largo de 500 horas de ponencias, foros y experiencias que se publicarán en el idioma de cada ponente.
Los nueve temas que se abordarán, en periodos de dos meses, son: las relaciones entre sociedad, educación y trabajo; tecnología y calidad educativa; las emociones, sentidos y valores en la educación; qué y cómo enseñar y aprender en la sociedad digital; el rol del profesor; cómo liderar el cambio en los centros educativos; la educación permanente; y las tendencias educativas de futuro.
Paralelamente a la actividad en Internet, tendrá lugar un “tour” por países de Iberoamérica. De esta forma, el encuentro hará escala inicial en Buenos Aires (Argentina), para continuar en Santiago de Chile, Medellín, Lima, México, Río de Janeiro, Quito y Caracas. La ruta concluirá en Madrid, en octubre de 2013.
El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Javier Nadal, ha señalado que “siempre es oportuno organizar un debate internacional sobre la educación y su futuro, pero que actualmente lo es aún más debido al crecimiento que experimenta América Latina y del debate con el modelo que existe en España”.
Nadal ha defendido el uso de la red para realizar este debate y ha destacado que la apuesta por este evento permitirá que se aborde la educación a nivel internacional de manera permanente durante dos años a diferencia de otras ediciones que al ser presenciales dificultaban la presencia de expertos de diferentes países.