Acciones para incrementar la eficiencia del sistema universitario

Educación presenta en la Conferencia General de Política Universitaria una batería de medidas que afectan a tasas, profesorado, titulaciones y presupuesto

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha presentado, durante la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria, una batería de medidas que buscan
incrementar la eficiencia del sistema universitario.
Las

José Ignacio Wert, presidió la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria. (Foto: EFE)

medidas abarcan los precios públicos, la dedicación del profesorado, la racionalización de las titulaciones o el equilibrio presupuestario en las universidades. El grado de aplicación de estas medidas corresponde a las Comunidades Autónomas.

Madrid.
El Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presidió la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria, celebrada en la sede del Ministerio, en la que se han propuesto algunas medidas de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.
El ministro señaló que “estas medidas de racionalización del gasto no son la reforma educativa del Gobierno, pero sí van a permitir que las Comunidades Autónomas hagan los ajustes necesarios en el sistema de financiación universitario para asegurar su sostenibilidad”.
En este sentido, muchas de estas medidas son de carácter dispositivo. Cada Comunidad podrá modular la aplicación de estas medidas dependiendo de su situación financiera.
En la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria se han fijado las siguientes:

Aproximación de los precios públicos de los servicios académicos de las Universidades al coste efectivo de los mismos. El coste de la primera matrícula cubrirá entre el 15% y el 25% del coste real en los títulos de Grado y Máster habilitantes para el ejercicio de una profesión. La segunda matrícula cubrirá entre el 30% y el 40% del coste real. La tercera matrícula entre el 65%  y el 75%. La cuarta matrícula entre el 90% y el 100% del coste real de las enseñanzas.
Para el resto de Másteres, los no habilitantes para el ejercicio de una profesión, la primera matrícula cubrirá entre el 20% y el 50% del coste real, y entre el 20% y el 75% de los costes a partir de la segunda matrícula.
El grado de aplicación dependerá de cada Comunidad Autónoma.

2. Racionalizar el número de titulaciones de grado mediante la exigencia de un número mínimo de alumnos. Esta medida tiene por objeto actuar sobre la dimensión mínima de una oferta “viable”, es decir, sobre el número mínimo de alumnos que ha de tener una titulación. Este criterio lo fijarán las Comunidades Autónomas en diálogo con las Universidades. Respecto a esta medida, el MECD precisa en un comunicado que hay que tener en cuenta varios datos, que hacen referencia al hecho de que casi el 30% de los títulos comienza con menos del número mínimo de alumnos para garantizar su viabilidad económica (50 alumnos), y que España cuenta con 79 universidades y 236 campus, que ofertan 2.413 grados universitarios, 2.758 másteres y 1.680 doctorados. Existe un excedente de oferta de enseñanza universitaria que la CRUE cifró en el curso 2008/2009 en más del 13%.

Régimen de dedicación del profesorado universitario. El profesor universitario tiene una doble función: la docente y la investigadora. Por ello se propone adaptar el régimen de dedicación según el profesorado tenga una especialización (docente e investigadora), como demuestra que sólo el 50% del mismo tenga reconocido un sexenio (tramo de investigación) vivo. Aquellos funcionarios docentes sin sexenio en activo o vivo, que amplíen su dedicación máxima docente de 24 a 32 créditos al año.
Quienes mantengan los sexenios activos o vivos, seguirían en la misma situación de dedicación máxima, los 24 créditos anuales. Este grupo es el mayoritario dentro de la Universidad (más del 50%). Aquellos profesores que muestren excelencia en la investigación se especialicen en ésta, reduciendo su dedicación máxima docente a un máximo de 16 créditos. Esto último se acreditará mediante un sexenio de excelencia que se definirá en desarrollos normativos posteriores.

Incorporar el principio de estabilidad presupuestaria a las Universidades. Esta medida trata de diseñar un sistema que garantice la estabilidad presupuestaria de las universidades, no sólo en el momento de elaborar el presupuesto sino también en la liquidación del mismo. Se establecerá además un sistema punitivo para aquellas universidades que incumplan, a cargo de las CCAA.

Limitación de incorporación de personal de nuevo ingreso en las Universidades. Los nuevos ingresos deberás acomodarse a lo que al efecto disponga la normativa básica sobre Oferta de Empleo Público.

Estándares medios de eficiencia

La propuesta del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a las Comunidades Autónomas de que cada alumno pague hasta 540 euros más por la primera matrícula universitaria (a razón de 60 euros al mes), según explicó la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, al término de la Conferencia Sectorial de Política Universitaria, se aplicaría a partir del curso 2012-2013.
Concretamente, el Gobierno plantea la posibilidad de ampliar la horquilla que tendrán que pagar los alumnos de su puesto universitario y que irá desde el 15% hasta el 25% del coste de este puesto en las universidades públicas, lo que supone un incremento de hasta un 66% ciento de las tasas, con el objetivo de contribuir al recorte de 3.000 millones de euros en materia educativa anunciada por el Gobierno. En la actualidad, las familias pagan de media en España un 15% y el Estado el 85% restante.
Respecto a la modificación de la carga docente del personal universitario en función de los sexenios vivos que tengan en relación con la investigación, Gomendio señaló que se reducirá la carga docente de aquellos que tengan 'sexenios vivos' (que acrediten investigaciones en los seis últimos años) y se aumentará aquella carga docente de los profesores que no los tengan. Actualmente, según precisó Gomendio, hay un 50% de funcionarios profesores universitarios que no tienen sexenios vivos.
La diferencia será, según Montserrat Gomendio, que los profesores que no tienen un 'sexenio vivo' ampliarán la docencia hasta un máximo de 32 créditos y un investigador impartirá 16. “Buscamos una especialización en el reparto de recursos; es simplemente dar mayor flexibilidad a la hora de asignar las cargas a los profesores”, explicó la secretaria de Estado, quien subrayó la necesidad de que las Comunidades Autónomas y las universidades estudien esta problemática con el objetivo de alcanzar unos “estándares mínimos de eficiencia”, ya que “existe un número muy elevado de universidades y campus, pero sobre todo de titulaciones, por lo que es importante que cada autonomía analice la viabilidad y la eficiencia de su sistema universitario”.

Controlar el déficit

Gomendio indicó asimismo que el Gobierno también está estudiando los cauces legales para que las Comunidades Autónomas puedan controlar tanto el déficit de las universidades y su equilibrio presupuestario como de la oferta de empleo público, de forma que éstas lo ajusten “haciendo el mismo esfuerzo que el que hacen las Comunidades Autónomas y el propio Gobierno”.
En todo caso, la secretaria de Estado explicó que cada una de las medidas serán decididas por las Comunidades Autónomas, que tomarán las decisiones y el tipo de acciones que quieren implementar dentro del abanico de posibilidades, y a este respecto agregó que “decidirán no sólo las medidas que necesita implementar la comunidad, según las necesidades de las universidades, sino también el grado de intensidad”.
Estas medidas, junto a las anunciadas el pasado lunes en materia de educación no universitaria -aumento de alumnos por clase o de las horas lectivas del profesorado, entre otras- serán aprobadas previsiblemente este viernes por el Consejo de Ministros mediante real decreto.
Finalmente, la secretaria de Estado de Educación explicó que cada Comunidad Autónoma, en función de su situación financiera, podrá optar por mantener o elevar las tasas universitarias.

Reacciones

El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, ha afirmado que la subida de tasas universitarias anunciada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, “sin duda tendrá que ir acompañado de un esfuerzo en las becas que garanticen el acceso a estos estudios”. En declaraciones a RNE, Alonso ha explicado que la subida de tasas se ha producido por “la elevada tasa de abandono universitario y el elevado número de repetidores”, ya que según señaló “sólo la tercera parte de los alumnos universitarios aprueban a la primera”. En este sentido, Alonso ha asegurado que “el PP considera que hay que incidir en ‘una cultura del esfuerzo’ y hacer ver que en la medida que uno no haga bien los deberes, eso va a costar también un dinero”, y defendió la subida para “garantizar la financiación de la Universidad pública en España y para "garantizar el acceso a la misma con una penalización de los malos estudiantes, por lo que subirán las segundas matrículas”. Por ello, el portavoz popular resaltó que la subida consiste en “una racionalización en lo que corresponde pagar a la administración y lo que corresponde pagar al alumno”. Asimismo, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que las medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno en el ámbito universitario se han tomado “para que los chicos acaben sus estudios”, e indicó que la tasa de fracaso universitario en España, que se cifra en un 30%, “cuesta a los españoles 3.000 millones de euros en inversión”.
Por su parte, el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Antonio Hernando, ha manifestado, según informa Europa Press, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “no tiene los pies en la tierra y ya no siente la realidad del país si le parece que subir las tasas universitarias desde 900 a 1.500 euros es hablar de unos pocos euros”. En rueda de prensa celebrada después de una reunión con responsables socialistas de política social, Hernando pidió a Rajoy que “muestre respeto a las muchas familias que a partir de ahora no van a poder pagar las tasas universitarias de sus hijos”.

Falta de progresividad fiscal

El 'número dos' de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Carlos Martínez Gorriarán, ha denunciado “la falta de progresividad fiscal en la subida de tasas universitarias propuesta por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte” y se declara partidario de “evitar duplicidades en las Administración para detener el despilfarro”. En declaraciones a Europa Press, Martínez Gorriarán ha señalado que la intención del Ejecutivo “es una medida equivocada” porque, a su juicio, “no se hace con progresividad fiscal”, y precisó al respecto que desde UPyD “no nos oponemos a revisar las tasas, pero se debería hacer en función de la renta”.
En relación con este asunto, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que su Gobierno analizará la propuesta estatal sobre las tasas universitarias y que “se la planteará a los rectores de las tres universidades gallegas, para ver cuál es su postura y en qué graduación quieren aprovechar la oportunidad que les brinda el Ejecutivo de Rajoy”.
Preguntado por si Galicia aplicará esta subida, Feijóo ha señalado que “Galicia es la segunda autonomía con tasas universitarias más bajas en áreas no experimentales y la tercera en enseñanzas experimentales”, y precisó que “vamos a ver la propuesta que hace el Gobierno y plantearemos a los rectores de las tres universidades gallegas en qué graduación quiere aprovechar para inyectar recursos a sus centros al ir equiparando las tasas universitarias al coste real de las matrículas”.
Por su parte, el secretario de Universidades de la Generalitat, Antoni Castellà, ha señalado que “vería ‘inaceptable’ que Cataluña destinara el aumento de tasas a becas y el resto de Comunidades Autónomas a reducir el déficit”. En declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press, Castellà ha señaldo que de las cinco propuestas del Gobierno central, cuatro de éstas no añaden nada a Cataluña porque ya empezó a hacer los deberes en 2011, “más allá de que invaden competencias”, y ha añadido que “para mantener el sistema universitario público el alumno aporta actualmente un 15% y la Generalitat un 85%, y el planteamiento del Ejecutivo central es que el alumno llegue a aportar entre un 20% y un 25%, y por tanto la Generalitat un 75%, mientras que un 25% de la nueva recaudación la destinará al fondo de becas”.

Rechazo sindical

La Federación de Enseñanza de UGT (FETE-UGT) considera que el incremento de las tasas universitarias supone un “nuevo ataque a la igualdad de oportunidades de los ciudadanos, que cada vez encuentran mayores dificultades para acceder a la educación superior”. FETE-UGT no sólo rechaza la medida sobre el aumento del coste de hasta un 25% de una plaza universitaria, sino también la de racionalización en el número mínimo de alumnos por titulación y la limitación en el ingreso de nuevo personal a las universidades, todas ellas anunciadas por el Gobierno a las comunidades autónomas en la Conferencia General de Política Universitaria. Asimismo, alertan de que las familias españolas con menos ingresos y con hijos universitarios van a tener que enfrentarse al “dilema de continuar o no con la demandada formación superior, tan necesaria de cara al futuro laboral”.
En relación al profesorado universitario, FETE-UGT critica que el Ministerio de Educación incide en cambiar las condiciones laborales de este colectivo sin convocar a la Mesa Sectorial, mediante el anuncio de un incremento de horas lectivas -para los docentes que no investigan- y la ‘congelación’ de oferta de empleo público, y alerta de que la reducción del número de titulaciones implique un recorte del las plantillas docentes.
El secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FECCOO), José Campos, ha manifestado que “aumentar las tasas de matrícula no ayudará a reducir el déficit de las universidades, que, al mismo tiempo, ven cómo los fondos de la Administración son cada vez menores”. En declaraciones a Servimedia, Campos arremetió contra lo que, a su juicio, supone “un ataque brutal a la igualdad de oportunidades”, y señaló que “esto es hacer recaer el peso de la crisis en las capas más desfavorecidas”.

Incapacidad económica

Por otra parte, la Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (Pudup), a través de un comunicado, se opone “al espectacular aumento de tasas universitarias planteado por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, al considerar que excluirá a miles de personas del acceso a la Universidad pública”. “Muchos universitarios deberán dejar sus estudios y los estudiantes de Secundaria no podrán acceder a la Universidad por incapacidad económica”, denuncia la plataforma.
Asimismo, los miembros de la Comisión Permanente del Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado (CEUNE) han avisado de que “se van a movilizar para protestar contra la ‘brutal’ subida de las tasas universitarias que podrán aplicar las Comunidades Autónomas el curso que viene, tras acordarlo con el Ministerio de Educación en la Conferencia General de Política Universitaria”, y aducen que “en un momento de intensa crisis económica, una subida de estas características condena a muchos estudiantes a abandonar sus estudios”, según señalan en un comunicado, en el que recuerdan que el porcentaje de estudiantes en segundas y terceras matrículas supera al de nuevo ingreso, por lo que, a su juicio, no podrán pagar la matrícula. “No lo vamos a tolerar”, advierten.