Un informe de la OCDE plantea la necesidad de hacer más atractiva la carrera y la profesión docente
Wert plantea una "ambiciosa" reforma de la FP para mejorar la empleabilidad
de los jóvenes
Los principales sindicatos firman un manifiesto en
defensa de la Enseñanza Pública
El Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña avala el modelo de inmersión lingüística
Entrega de premios
del segundo
concurso de Buenas Prácticas Educativas
Jornadas sobre el futuro de la
Formación Profesional y del Bachillerato
Los expertos debaten en un encuentro organizado por
FETE-UGT el Modelo Dual alemán
Los profesores pueden concurrir a la nueva edición del premio a la Acción Magistral
Menos del 7% de los niños superdotados recibe una atención educativa especializada

El profesorado, clave en el éxito de
la implantación de las TIC en la escuela

El Informe de Tecnología Educativa 2011 de la CECE constata que un 45% de los docentes no usan las TIC en clase por falta de formación

La implantación de las TIC en las aulas prospera. Según el Informe de Tecnología Educativa 2011, elaborado por la CECE, seis de cada diez profesores utilizan las TIC en el aula, mientras que un 35% estaría dispuesto a usarlas pero no se atreven, mientras que tan sólo un 5% no están dispuestos a usar las TIC en clase.

Muchos estudiantes saben más que sus profesores
en el manejo del ordenador y, ante esta desventaja,
el docente siente inseguridad.

Madrid.
La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) ha presentado algunos datos del Informe de Tecnología Educativa 2011, de elaboración propia, que saldrá a la luz en las próximas semanas, dentro del marco de la “Jornada de Tecnología Educativa” celebrado recientemente en Madrid. El trabajo, realizado sobre una muestra de 850 centros de Primaria y Secundaria -de los que el 82% eran públicos y el 18% privados o privados concertados- fue presentado Mariano del Castillo, director del Instituto de Técnicas Educativas de CECE. En el estudio se destaca que el 60% de los docentes encuestados reconoce usar las TIC en clase, frente al 35% que dice estar dispuesto, pero que todavía no lo hace, y el 5% no está dispuesto a usar estas herramientas.
El informe también revela el aumento sustancial de las nuevas herramientas digitales en las aulas españolas y recoge el dato de que cada centro cuenta con una media de 3,6 pizarras digitales por centro “lo que es un gran avance en equipamiento”.
Pese a estos datos, en opinión de Del Castillo, aunque se está avanzando, “los docentes han ido por detrás del cambio tecnológico. El informe destaca la gran relación que existe entre la formación del profesorado en el uso de tecnología educativa y el éxito en la implantación de la TIC en el aula”. Así, de los docentes que no usan esta herramienta, el 45% sostiene que no lo hace por falta de formación; el 39% por falta de equipos adecuados y un 31% por falta de seguridad.
“Se ha empezado la casa por el tejado”, ha indicado Mariano del Castillo, quien tras apuntar que “se han repartido ordenadores a los alumnos sin atender las necesidades formativas en TIC de los profesores”, añadió que “muchos estudiantes saben más que sus profesores en el manejo del ordenador y, ante esta desventaja, el docente siente inseguridad, porque el riesgo de error en esta profesión es muy importante”. El informe precisa que aproximadamente tres de cada cuatro docentes (76,3%) han recibido algún tipo de formación en TIC, la mitad de ellos en el último año.

Redes sociales

Este trabajo también analiza la incidencia de las redes sociales en el aula, su uso educativo y la seguridad ante el uso de la Red. Más del 80% de los centros admite tener algún tipo de filtro en sus dispositivos, aunque sólo el 62% de los centros tiene instaurada una política de seguridad integral. En el estudio se precisa a este respecto que “cuando hablamos de establecer un protocolo específico sobre el uso de la Red en el centro, el porcentaje desciende al 42%; pese a estos datos, sólo un 5% de los centros encuestados admite haber tenido algún problema por el uso que los alumnos han hecho de Internet.
Con respecto a las redes sociales, un 20% señala haber tenido problemas por el mal uso de las mismas que abarcan desde subir fotos sin permiso a insultos o amenazas. A pesar de estas cifras, sólo el 57% tiene instrucciones específicas sobre el buen uso de las redes sociales y un 46% de los centros envía instrucciones a las familias sobre el buen uso de las mismas.
En este sentido, Mariano del Castillo ha destacado que la mayoría de los centros no orientan a sus alumnos sobre el uso seguro de Internet, no tienen un protocolo sobre seguridad y no se organiza, junto con las familias, un modelo a trabajar.
Mariano del Castillo ha apuntado que “estamos ante un momento de cambio donde la tecnología irá moldeando el modelo de trabajo en el aula”. Pese a que en los tres últimos años la presencia de tecnología en las aulas ha aumentado sustancialmente, ya que ha pasado de 55 a 86 ordenadores de media y la práctica totalidad de los centros cuenta con al menos una pizarra digital, el estudio indica que su influencia en la mejora del rendimiento del alumnado no está avalada por la experiencia empírica. Según Del Castillo, “no hay ningún estudio serio que demuestre que la tecnología ayuda al aprendizaje”.
El informe señala a este respecto que “se está imponiendo el modelo, impulsado por la Administración, de introducir las TIC en las aulas, y no solo como apoyo a la docencia, un modelo muy caro y que, como ya hemos publicado en el Informe 2009, su influencia positiva en el aprendizaje de los alumnos no está avalado por la evidencia empírica”.