Profesores cada vez más cualificados

Wert plantea una "ambiciosa" reforma de la FP para mejorar la empleabilidad
de los jóvenes
Los principales sindicatos firman un manifiesto en
defensa de la Enseñanza Pública
El Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña avala el modelo de inmersión lingüística
Entrega de premios
del segundo
concurso de Buenas Prácticas Educativas
Jornadas sobre el futuro de la
Formación Profesional y del Bachillerato
Los expertos debaten en un encuentro organizado por
FETE-UGT el Modelo Dual alemán
Los profesores pueden concurrir a la nueva edición del premio a la Acción Magistral
La CECE constata que el 45% de los profesores no usan
las TIC por
falta de formación
Menos del 7% de los niños superdotados recibe una atención educativa especializada

En su informe Preparación de maestros y líderes escolares para el siglo XXI, la OCDE plantea la necesidad de hacer más atractiva la carrera docente

La OCDE, en un reciente informe sobre Educación, recomienda a los gobiernos elevar el nivel de cualificación y especialización de los profesores y directores de los centros escolares mediante el diseño de una carrera atractiva para los estudiantes y graduados con talento, y expresa la necesidad de capacitar más a los docentes para que puedan tener mejor salario y mayor rendimiento, factores que inciden en la mejora de la calidad de aprendizaje de los alumnos.

El informe de la OCDE destaca que muchos países se enfrentan a la escasez de profesores cualificados en temas y materias clave.

Madrid.
Para hacer frente a la escasez de maestros, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) pide a los países miembros hacer más atractiva la profesión y capacitar mejor a los docentes. Esta es la principal conclusión del informe Preparación de maestros y líderes escolares para el siglo XXI, realizado por el subdirector del departamento de Educación de la OCDE, Andreas Schleicher, donde se destaca que muchos países se enfrentan a la escasez de profesores cualificados en temas clave.
En concreto, el estudio indica que uno de cada cinco directores de escuelas alerta de la falta de docentes especializados en Matemáticas o Ciencias. En Turquía, por ejemplo, ocho de cada diez centros escolares presentan escasez de personal cualificado en determinadas áreas de conocimiento, y más de un tercio en Luxemburgo, Alemania, Shangai, China y los Países Bajos.
“La mejora de las capacidades de los profesores a lo largo de su carrera, a través de la formación continua, es la clave”, señala el informe, “ya que, de esta forma, puedan afrontar los retos de unas aulas cada vez más diversas, así como para desarrollar métodos personalizados de enseñanza”.
El trabajo insiste en la necesidad de dotar de mayor autonomía a los centros escolares y destaca la figura del director en la toma de decisiones a la hora de adaptar los programas al alumnado, promover el trabajo en equipo entre los docentes, supervisar su trabajo y evaluar su desarrollo profesional, sino también de ser capaces de influir en la contratación de candidatos en función de las necesidades de la escuela.

Altas demandas

El estudio subraya asimismo que las demandas de la sociedad hacia los maestros son altas, pues tienen que ser “expertos” en el uso de diferentes métodos de enseñanza o contar con un amplio repertorio de estrategias para optimizar el aprendizaje de los estudiantes, y también deben conocer información personal del alumno en relación a sus motivaciones individuales y su vida fuera del aula, trabajar en grupo con el resto del claustro y adquirir habilidades en el uso de la tecnología como una herramienta eficaz de enseñanza.
El documento ofrece algunas claves para elevar el nivel de los docentes y, entre ellas, destaca la mejora de las capacidades de los profesores a lo largo de su carrera, a través de la formación continua. De esta manera, estarán en condiciones de afrontar los retos de unas aulas cada vez más diversas y de desarrollar métodos personalizados de enseñanza. El estudio advierte que, a pesar de casi el 90% de los profesores han participado en alguna forma de desarrollo profesional, más de la mitad de ellos afirman necesitar más formación continua Asimismo, en la mayoría de los países, excepto en Corea, México y Turquía, uno de cada cinco nuevos maestros nunca habían tenido cualquier comentario o evaluación de su trabajo.

Los ejemplos de Finlandia y Singapur

El informe compara las diferentes maneras en que los países están abordando este reto y, en concreto, pone el ejemplo de Finlandia en cuanto a la formación de los futuros profesores, que ha elevado el estatus social de estos a un nivel más alto que la mayoría de las otras profesiones, además de disponer de una autonomía considerable. La investigación como requisito para la obtención del título, tanto para maestros como profesores de Secundaria, un buen entrenamiento en el diagnóstico de estudiantes con dificultades de aprendizaje y en la adaptación de la instrucción a las necesidades de los alumnos con distintas capacidades, son algunas de las características de la preparación de los que quieren impartir docencia en el país escandinavo. Además, la formación en escuelas asociadas a la Universidad, donde se desarrollan prácticas docentes innovadoras, es otro de los puntos clave en la formación del profesorado. En Finlandia, maestros y estudiantes participan en grupos de resolución de problemas, a través de la planificación, acción, reflexión y evaluación de los mismos. El sistema está en constante revisión, tanto a nivel de aula, como de escuela, municipio y país.
Otro de los temas principales de este informe de la OCDE es la forma en que los distintos Gobiernos atraen a los jóvenes hacia la docencia como una carrera atractiva. Los autores del trabajo ponen a Singapur como ejemplo por “identificar y cultivar el talento de enseñar”. Los futuros profesores son cuidadosamente seleccionados entre los que tienen mejores resultados académicos.
Además, el Ministerio de Educación de Singapur ofrece a los profesores en formación un sueldo mensual competitivo con el salario de los nuevos graduados en otros sectores. A cambio, deben comprometerse a tres años de enseñanza. Las evaluaciones anuales, un riguroso proceso de selección de directores de escuelas han ayudado, según este estudio, a hacer más atractiva la profesión y la mejora de los resultados en Singapur.
El documento precisa también que los salarios de los docentes han aumentado en términos reales durante la última década en casi todos los países de la OCDE. El organismo señala que además de mejorar las formas de retribución, también es necesario desarrollar más a los maestros para mejorar su situación, autonomía profesional y oportunidades de carrera. El informe compara las diferentes maneras en que los países están enfrentando dicho problema, como en Singapur, donde a través de evaluaciones anuales, un riguroso proceso de selección para directores de escuelas y un énfasis en el desarrollo profesional han ayudado a hacer más atractiva la profesión y la mejora de los resultados.

Liderazgo escolar

En cuanto a la labor de dirección escolar, en otro informe de la OCDE, bajo el título Mejorar el liderazgo escolar, se precisa que “al graduarse, los niños y los jóvenes en las escuelas de todo el mundo se enfrentarán a un futuro muy diferente del de las generaciones anteriores”. También se indica al respecto que “los avances tecnológicos y los descubrimientos científicos están acelerando de manera significativa la cantidad de conocimiento e información disponible; ahora vivimos en una comunidad internacional cada vez más interdependiente, en la que el éxito o el fracaso de un país tiene consecuencias para muchos otros”.
Hay una creciente preocupación con respecto a que la función del director escolar, diseñada para la era industrial: los redactores del estudio entienden que dicha labor “no ha evolucionado para tratar los complejos desafíos para los cuales las escuelas preparan a niños y jóvenes a enfrentar en el siglo XXI. A medida que las expectativas de lo que los líderes escolares deberían lograr cambian, así deben hacerlo la definición y distribución de las funciones de liderazgo escolar. La planificación de la sucesión es también una alta prioridad para asegurar que se cuente con líderes escolares de buena calidad para el futuro”. Y este contexto cambiante para las escuelas hace surgir una serie de temas a los cuales deben responder la política y la práctica del liderazgo escolar.

Necesidad de mejorar

Según el citado estudio, los estándares de la enseñanza y el aprendizaje necesitan mejorar y hacerlo de manera continua para que las escuelas consigan asegurar que los niños y los jóvenes puedan ser exitosos en el futuro. “Los líderes escolares desempeñan una función clave en la mejora de los resultados escolares al influir en la motivación y la capacidad de los maestros y afectar el ambiente y el entorno en el cual trabajan y aprenden”. Para aumentar su influencia, los líderes escolares necesitan desempeñar un papel más activo en el liderazgo educativo en cuanto a supervisar y evaluar el desempeño de los maestros; realizar y organizar la instrucción y la tutoría; planificar la formación profesional del maestro; y organizar el trabajo de equipo y el aprendizaje colaborativo.
También se argumenta que “para tener éxito en la sociedad del conocimiento actual, los niños y los jóvenes necesitan cambiar en formas más fuertes de aprendizaje activo y constructivista que enseñe la comprensión y la independencia. Hay también una demanda creciente de individualización y personalización que puedan ofrecer oportunidades de aprendizaje incluyente y sensible a los ambientes multiculturales para grupos de estudiantes cada vez más diversos”.
Los líderes escolares, se precisa en el informe, “necesitan dominar estas nuevas formas de pedagogía de modo que puedan supervisar y evaluar la práctica de sus maestros. Los directores escolares, como líderes del aprendizaje, pueden establecer comunidades de práctica eficaz en las cuales la formación profesional continua se vuelva más sofisticada y se integre al quehacer del día laboral”.