Habrá una Carta de Derechos Básicos para asegurar un sistema educativo de calidad en toda España
Movilizaciones en varias ciudades
en contra de los recortes educativos
Los presupuestos en enseñanza han descendido en 2.479 millones de euros, según FETE-UGT
Educación y CC.AA suscriben convenios
en el marco del programa Escuela 2.0
Más de un centenar de jóvenes participan
en una nueva sesión del Modelo de Parlamento Europeo
"Y tú ¿qué?", un certamen de la FAD para fomentar
la reflexión crítica
de la juventud
La CECE de Madrid celebra su sexta Jornada Anual
de la Educación
El Gobierno aprueba
la Estrategia para
la Inclusión Social de la Población Gitana
Nigeria acoge la entrega de los premios escolares Paz y Cooperación 2011

La proposición no de ley defendida por el PP insta al Gobierno a implantar un modelo de educación secundaria "más flexible".

Respaldo en el Congreso a la
propuesta de ampliar el Bachillerato

El PP consigue el apoyo de UPyD y Foro de Asturias, la abstención
de UPN, mientras que el resto de grupos votan en contra

El Partido Popular ha logrado en el Pleno del Congreso el respaldo de UPyD y Foro
de Asturias para sacar adelante su propuesta de ampliar de dos a tres años el Bachillerato en España, mientras que el resto de grupos parlamentarios ha votado en contra de la iniciativa popular y UPN se ha abstenido.

Madrid.
La mayoría del Congreso ha respaldado la propuesta de ampliar a tres años -actualmente son dos- el Bachillerato, y la Formación Profesional de Grado Medio, y de reducir de cuatro a tres curso la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Las diferentes intervenciones de los parlamentarios se produjeron en medio de un fuerte debate por los sucesos de Valencia y varios portavoces de los grupos de la oposición denunciaron la "violenta represión" policial de las manifestaciones estudiantiles.
La proposición no de ley defendida por el PP insta al Gobierno a implantar un modelo de educación secundaria "más flexible" y un Bachillerato de tres años, y a ofrecer vías formativas "de acuerdo con los intereses, motivaciones y progresos de los alumnos".
PP y UPyD han consensuado un texto, apoyado más tarde por Foro Asturias, en el que se señala que “el bachillerato constará de tres cursos, el primero de los cuales tendrá carácter de curso de iniciación". Al mismo tiempo se indica que se podrá acceder a la Formación Profesional a partir de los 15 años, manteniendo el carácter obligatorio y gratuito de las enseñanzas hasta los 16 años y permitiendo el acceso a la educación superior a los titulados en FP.

Carácter obligatorio

La propuesta se ha debatido después de que el Gobierno haya corroborado su intención de acometer varios cambios en el sistema educativo, entre los que destacan los que afectan a la Educación Secundaria Obligatoria, que pasará a ser de tres años, y la ampliación a tres del Bachillerato y la FP de grado medio. El Grupo Popular ha insistido sin embargo en la necesidad de mantener el carácter obligatorio y gratuito de las enseñanzas hasta los 16 años.
La iniciativa popular fue defendida por Sandra Moneo, portavoz en la Comisión parlamentaria de Educación. Según dijo, es necesario reformar la educación española “desde la unidad y no desde la confrontación; queremos hacerlo con el máximo apoyo y nos gustaría resolver todas aquellas dudas que implique su implantación. Nuestro objetivo es que con el nuevo modelo ganemos todos y no pierda nadie”, apuntó. También dijo que la reforma educativa que el Gobierno ha planteado está "muy meditada" y pretende combatir las "terribles" cifras de fracaso escolar –del 30%- y de paro juvenil -de casi el 50%-. En este sentido, ha señalado que todos los informes avalan que una mayor formación de los alumnos equivale a una menor tasa de desempleo. Asimismo, ha puesto de relieve que el bachillerato español es "uno de los más cortos de Europa". Otro de los objetivos del Gobierno, según dijo, es equiparar la formulación de la FP, “haciéndola igual de atractiva que cualquier otra etapa postobligaoria".

Enmiendas

A esta propuesta del PP se han presentado enmiendas por parte de UPyD, que ha sido la única aceptada, mientras que se han rechazado las planteadas por el PSOE, CiU, de IU, así como las tres presentadas de forma conjunta por ERC y Compromís. Así, no prosperaron planteamientos de los socialistas y de IU en favor de mantener la estructura actual del sistema educativo y de garantizar la enseñanza gratuita y obligatoria hasta los 16 años,
Por parte del Grupo Socialista, su portavoz, Mario Bedera, ex secretario de Estado de Educación y FP, defendió la equidad del sistema educativo español, y destacó la "incongruencia" que supone empezar con 15 años un ciclo de Bachillerato del que sólo el primer curso será obligatorio. Según Bedera, la propuesta popular “va en contra del principio de igualdad de oportunidades”. También pidió que se refuerce el actual modelo de Educación Secundaria Obligatoria y se mantenga el carácter orientador de cuarto de la ESO, profundizando en la flexibilidad prevista en las normas de desarrollo de la LOE. “Están ustedes entrando en el túnel del tiempo y en un sistema de contrarreforma. Si no rectifican pasarán la línea roja y nos tendrán en frente", advirtió el portavoz socialista.
Por su parte, María Caridad García Alvárez, del Grupo de Izquierda Unida, calificó de “sorprendente y redundante” la iniciativa del Grupo Popular, por instar al Gobierno a hacer lo que ya ha dicho que va a hacer. También criticó la "manipulación ideológica" que el PP hace de los informes educativos y su intención de crear "itinerarios basura" para segregar a los alumnos.
Martí Barberá, por parte de CiU, propuso que el cuarto curso de ESO tenga un carácter "terminal y propedeútico", con dos itinerarios académicamente diferenciados y correlacionados, respectivaente, con las enseñanzas propias del Bachillerato y de la FP. Mientras, el diputado de Foro de Asturias, Enrique Álvarez Sostres, anunció su apoyo a la iniciativa por "coherencia política" y porque considera que el sistema educativo precisa de una reforma. Por su parte, Arantxa Tapia, del PNV, se mostró en contra de esta reforma porque, entre otros aspectos, cree que supondría un aumento de costes que ahora no se pueden acometer por la crisis económica.
En la actualidad, en Europa son muchos los países que cuentan con un Bachillerato de tres años en su estructura de sistema educativo: Alemania, Estonia, Finlandia, Grecia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Noruega, Países  Bajos, Polonia, Portugal, Rumania y Suecia. En la mayoría de los países con un bachillerato de tres cursos, los estudiantes inician esta etapa a los 16 y comienzan la universidad a los 19 años; es el caso de Alemania, Estonia, Finlandia, Suecia, Letonia, Luxemburgo, Noruega, Polonia y Rumania. Aunque son pocos los Estados que optan por el modelo de Bachillerato de los 15 a los 18 años: Grecia, Irlanda, Portugal o los Países Bajos.