Los ministros de Educación de la UE debaten sobre abandono escolar y paro juvenil
La OCDE urge a invertir en educación como salida a largo
plazo de la crisis
Críticas sindicales
ante el cambio en
los temarios de oposiciones
La Comunidad de Madrid quiere implantar la zona única de escolarización
Ayudas para Visitas de Estudio en el ámbito del aprendizaje permanente
Profesionales de Protección Civil piden que los primeros auxilios se incorporen a la Educación Cívica
Aragón aprueba
el proyecto de Ley
de Autoridad
del Profesorado
Cerca de 200.000 españoles salen
al extranjero
para realizar
cursos de idiomas

Jornadas Andaluzas de Enseñanza de Economía

El sistema educativo debe contemplar un desarrollo de la dimensión económica desde la perspectiva social y ciudadana, según las conclusiones del encuentro

Madrid.
Organizadas por el CEP de Málaga y la Facultad de CC. Económicas y Empresariales y con la colaboración de la Asociación Andaluza de docentes de Economía en Secundaria (AADES), recientemente se han celebrado en dicha facultad las V Jornadas Andaluzas de Enseñanza de Economía, y dentro de las mismas, el IX Encuentro de Profesores de la especialidad. Dando continuidad al proyecto con el que el encuentro se diseño en sus orígenes, esta quinta edición se ha estructurado en dos líneas de trabajo: la actualización científica y la innovación didáctica en el ámbito de la docencia de la Economía. Por un lado el programa aproximó la crisis económica desde la perspectiva de la denominada Economía Crítica; y por otro, los asistentes debatieron sobre el modelo curricular y didáctico que el colectivo desarrolla en Secundaria.
La conferencia inaugural corrió a cargo de Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, acerca de “El pensamiento económico y la docencia de economía tras la crisis”. En ella hizo una reflexión de la situación económica desde los años 70 hasta la actualidad, destacando como el sistema financiero en España está quebrado, sin que a su juicio haya posibilidad de regular la actividad económica, al no disponer de suficientes provisiones, a lo que hay que añadir la limitada capacidad de actuación de los gobiernos. Afirmó que la Ciencia Económica no ha sido capaz de prever la crisis, ni está siendo capaz de dar soluciones a los ciudadanos. “Por lo que ha de plantearse -dijo- una nueva concepción del ser humano y vincularse a la Historia y a la Historia del Pensamiento. Hay que multiplicar el diálogo interdisciplinar y tener presente a la Ética”. Sobre la docencia de la Economía, propuso acabar con los mundos imaginarios y que los alumnos vean la realidad del mundo.

Crisis del euro

En su intervención sobre “La crisis del euro”, Pedro Montes Fernández, miembro del Servicio de Estudios del Banco de España, reflexionó sobre el proceso de implantación de la Unión Económica y Monetaria, en el que los países integrantes perdieron el control del tipo de cambio e hicieron desaparecer sus Bancos Centrales, lo que provocó que las balanzas de pagos nacionales se desequilibraran en algunos casos. En su opinión, resulta contraproducente el exclusivo objetivo de control del déficit, porque destruye empleo y por lo tanto hace que disminuya la producción. Destacó qu  tras Maastricht, nos encontramos con la anómala situación de que un mercado único con moneda única, no van acompañados de una fiscalidad también común.
El profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga y presidente de la fundación Centro de Estudios Políticos, Alberto Montero Soler, en su conferencia “España en el euro: ¿Estar o no estar?”, planteó que la respuesta depende de para quien, pues a algunos les está siendo muy beneficioso y a la mayoría le perjudica.  Opina que la crisis no tiene final y propone dos tipos de medidas de ajuste: una a largo plazo, dentro del euro, que consistiría en construir los Estados Unidos de Europa con instituciones centralizadas para todos los países europeos; y otra a corto plazo, fuera del euro, admitiendo repercusiones brutales sobre la población, pero que permitiría recuperar la soberanía en materia económica y monetaria.
Alberto Garzón Espinosa, licenciado en Economía y diputado por Izquierda Unida, en su exposición “Las finanzas y la democracia, mecanismos de dominación”, afirmó que la democracia es controlada por los mercados, y que como se ha demostrado, pueden incluso imponer gobiernos. Considera un error el planteamiento que basa el crecimiento en una disminución de los costes salariales para poder competir e incrementar las exportaciones. También nos avisa del fenómeno del desapalacamiento financiero, donde los recursos que obtienen los agentes económicos son dedicados al ahorro para disminuir la deuda y no se invierten en incrementar la actividad económica. Afirma que ello nos lleva a un conflicto político, con la aparición de movimientos sociales como el 15-M, que a su juicio pone de manifiesto la frustración generalizada entre la población.
Por su parte, José Antonio Molina Marfil, profesor secundaria en la especialidad de Economía, miembro de AADES y con experiencia docente en el Máster de Formación del Profesorado, se refirió a los fundamentos psicológicos, sociales y didácticos de la propuesta realizada al Ministerio de Educación por la Confederación Estatal de Profesores de Economía en Secundaria (CEAPES) respecto a los estudios económicos y empresariales en los niveles preuniversitarios. En el caso particular de la modificación de 4º de ESO describe y valora la estructura sugerida por CEAPES y la compara con la finalmente establecida por la modificación del RD regulador, que ha supuesto la introducción de la materia Iniciativa Emprendedora y Orientación Profesional, cuya docencia ha sido oficialmente atribuida al profesorado de Economía y que está pendiente de la reforma del Bachillerato que emprenda el nuevo Gobierno.

Educador social

En su exposición, Ana Mª Castillo Clavero, catedrática del área de Organización Empresarial de la Universidad de Málaga, partió de su propia experiencia en el entorno social, reflexionando sobre la mejora de nuestro papel como docentes y concluyendo que lejos de quedar en simple transmisor de conocimiento, ha de cumplir la función de educador social. En su opinión, nuestras materias deben ser explicadas del modo más cercano a la realidad, huyendo de clases magistrales y haciendo hincapié que se buscan capaces de  conseguir objetivos. “Las clases deben buscar la cercanía y despertar la curiosidad con un enfoque multidisciplinar, para que el alumnado utilice los contenidos y establezca relaciones que le permita acceder a un contexto cada vez más complejo”.
También se ha celebrado el IX Encuentro Andaluz de Docentes de la especialidad, el cuál analizó la situación de este profesorado y sus expectativas ante la reciente reforma de 4º curso de ESO y del Bachillerato, tras su anunciada ampliación.
El encuentro concluyó con la asamblea anual de AADES, en la que se destacó que el proceso de reestructuración del sistema educativo debe introducir en el currículo un desarrollo de la dimensión económica de la competencia social y ciudadana, así como contenidos referidos a la formación para ser emprendedores y fomentar la mentalidad empresarial y social que la crisis económica han evidenciado imprescindibles. Con ello se daría cumplimiento a las orientaciones de la Unión Europea y de la OCDE al respecto. En ese sentido, se recordó que PISA 2012 evaluará la Educación Financiera, formación ausente en el currículo español.

Reorganización

Según lo acordado por la asociación de profesores de Economía en Secundaria, es necesaria una reorganización curricular que debe concretarse en: la introducción de sendas materias denominadas Economía y Empresa –para alumnos de Bachillerato- y Formación Empresarial –alumnos de FP-, en el curso que sustituya al antiguo 4º de ESO.
Asimismo, entienden que debe considerarse la Economía y Economía de la Empresa como materias de modalidad de oferta obligatoria para todos los itinerarios del Bachillerato. Además de la inclusión de Fundamentos de Administración y Gestión como materia de oferta obligatoria para todos los alumnos del Itinerario de Ciencias Sociales, único sin una oferta adecuada de materias optativas a pesar de ser el más estudiado por el alumnado.