Wert presenta en el Congreso las líneas prioritarias de su acción de Gobierno en materia de enseñanza
Primera reunión con los consejeros
de las CC.AA. en
el marco de la Conferencia Sectorial
Nombramientos en Educación y aprobada la nueva estructura orgánica del Ministerio
Los sindicatos critican la escasa oferta de empleo público en la enseñanza
Telefónica presenta su informe La Sociedad
de la Información
en España 2011
La Fundación Mapfre crea el portal "Educa tu mundo", para fomentar hábitos saludables
Certamen de la CECE para fomentar el espíritu emprendedor entre los jóvenes

Homenaje a las maestras republicanas

Expertos universitarios analizan la educación en la II República

Reconocer la labor de unas maestras que defendieron, muchas con su propia vida, los valores que encarna la ciudadanía y que entendieron que la educación es la mejor herramienta para transformar la sociedad era la finalidad del encuentro “Las maestras de la República”, organizado por FETE-UGT y la Fundación Pablo Iglesias, que se celebró en la Biblioteca Nacional.

Este encuentro ha recordado el legado educativo y humano de las maestras republicanas.

Madrid. R.C.
Diversos especialistas universitarios abordaron las actuaciones educativas de los gobiernos de la II República, como el papel de de las maestras en la escuela, su trabajo durante la guerra civil y, posteriormente, en el exilio, además se ha mencionado la vida y la labor de algunas, tanto desde el punto de vista de la investigación histórica, como desde el recuerdo emocionado de sus hijas.
En la conferencia inaugural, María Teresa Fernández de la Vega, exvicepresidenta primera en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, definió estas jornadas como “un acto de justicia, memoria y homenaje a las maestras de la II República, unas docentes “que creyeron en un futuro mejor” como el principal legado de un tiempo de cambios y esperanza.
Según Fernández de la Vega, “educar supone un ejercicio de libertad, de conocer, sentir o pensar por encima de sectas y dogmas”, además subrayó que formar “no es solo transmitir conocimientos, sino hacer crecer a las personas”.

Reforma educativa

También hizo referencia a la reforma educativa emprendida por el gobierno republicano como una de las primeras y más importantes. Una reforma que pretendía llevar la libertad al país, que casi duplicó el número de maestros existentes y que en pocos años creó un número mayor de escuelas que en las cuatro décadas anteriores.
“En esa tarea titánica, las mujeres estuvieron en la primera línea”, afirmó, además de recordar que muchas de ellas pagaron ese compromiso con su libertad, ya que fueron perseguidas, expulsadas del magisterio, en algunos casos,  asesinadas o exiliadas. “Frente a quienes quisieron silenciarlas, hoy se puede asegurar que han sido ellas las que han vencido, porque solo de ellas somos herederos y reconocemos su testigo y su legado”.
Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró que la II República acometió con éxito la revolución educativa con la que combatir el atraso, el caciquismo e incorporar a España a los países más desarrollados. También resaltó los valores republicanos en tiempos de crisis, en los que hay que seguir luchando por la democracia, frente al mercantilismo financiero.

Desigualdades

Por su parte, Consuelo Flecha, profesora de la Universidad de Sevilla, examinó el modo en el que en los años treinta irrumpió con fuerza una nueva generación de españolas modernas que constituían una élite bien formada y capacitada ya para alcanzar altas responsabilidades y ocupar espacios hasta entonces exclusivamente masculinos. También reconoció que los políticos republicanos fueron muy sensibles a las desigualdades en las que vivían las mujeres y entendieron que el progreso de la sociedad española pasaba por mejorar la vida de la mujer.
En su intervención, Carmen Agulló de la Universidad de Valencia aludió al propósito de la escuela republicana por acabar con las diferencias entre hombres y mujeres y de crear un modelo educativo basado en la igualdad y en el que todas las personas pudieran desarrollar al máximo sus aptitudes. Según esta profesora, la escuela de la República respeta al máximo la libertad religiosa y la relega al ámbito privado, apuesta por la metodología activa y garantiza la libertad de cátedra. Además, citó a Marcelino Domingo, ministro de Instrucción Pública, y Rodolfo Llopis, director general de Primera Enseñanza, que pusieron en marcha un ambicioso plan que pretendía crear 27.000 escuelas en un plazo de cinco años, pero que no pudo culminarse porque muchas de las actuaciones del primer periodo se paralizaron durante el bienio radical-cedista.

Reivindicaciones

Mientras que Olegario Negrín, profesor de la UNED, señalaba cómo la República no tuvo tiempo para desarrollar sus proyectos educativos, el historiador Herminio Lafoz recordó la represión sufrida por el colectivo docente en Aragón, donde se produjo una “tremenda masacre de maestros” y Sara Ramos de la Universidad Complutense planteó que, si todo el magisterio republicano fue separado de sus funciones al término de la guerra, las maestras fueron doblemente objeto de depuración, ya que fueron consideradas por la dictadura franquista como “traidoras a su papel femenino”.
Con la celebración de este encuentro, FETE-UGT pretende reivindicar los valores educativos que propugnó la II República, como el compromiso y la defensa de la educación pública de calidad para todos, la gratuidad de la enseñanza obligatoria, la igualdad, la libertad, la solidaridad, la coeducación y una metodología activa e innovadora, así como una escuela participativa e integrada en el entorno social y cultural, según manifestó Carlos López Cortiñas, secretario general de FETE-UGT, en el acto de clausura de las jornadas.