Wert presenta en el Congreso las líneas prioritarias de su acción de Gobierno en materia de enseñanza
Primera reunión con los consejeros
de las CC.AA. en
el marco de la Conferencia Sectorial
Nombramientos en Educación y aprobada la nueva estructura orgánica del Ministerio
Telefónica presenta su informe La Sociedad
de la Información
en España 2011
Unas jornadas de
FETE-UGT rinden homenaje a las maestras republicanas
La Fundación Mapfre crea el portal "Educa tu mundo", para fomentar hábitos saludables
Certamen de la CECE para fomentar el espíritu emprendedor entre los jóvenes

Los sindicatos critican la oferta
de empleo público docente para 2012

El Ministerio sugiere sumar las plazas previstas para este año a las de
2013 y discutir mientras tanto un nuevo sistema de acceso

Los sindicatos de enseñanza han criticado la decisión del Ministerio de Educación y de la mayoría de las Comunidades Autónomas de no convocar oposiciones este año, y creen que con dicha decisión se deterioran las condiciones de trabajo de los docentes y la calidad de la enseñanza. Por el contrario, las administraciones educativas prefieren sumar a la oferta de empleo público correspondiente a 2013 las plazas inicialmente previstas para el presente ejercicio, y mientras tanto diseñar un nuevo sistema de acceso a la función docente.
Los sindicatos consideran que la no convocatoria de oposiciones para este año también lesiona los derechos de miles de jóvenes recién titulados que tenían previsto presentarse, y a quienes se condena al subempleo o al paro.

Madrid. G. A.
La primera reunión celebrada tras las últimas elecciones por los consejeros de Educación de las Comunidades Autónomas, en el marco de la Conferencia Sectorial, se ha saldado con una cierta polémica a la hora de concretar la oferta de empleo público docente para este año. Tras la decisión del nuevo Gobierno central de limitar dicha oferta al 10% de las vacantes producidas, algunos consejeros han asegurado que el ministro les había recomendado no celebrar oposiciones en el presente ejercicio y sumar las plazas inicialmente previstas a la oferta del año 2013. Mientras tanto se discutiría un nuevo sistema de acceso a la función docente.
De esta forma, la mayoría de las Comunidades anunciaban su intención de no convocar oposiciones a los cuerpos docentes en 2012, por considerar que con esa tasa de reposición de sólo el 10% el número de plazas a ofrecer sería tan pequeño que no compensa convocarlas. Sólo Andalucía, Canarias y el País Vasco van a mantener su oferta inicial de 2.389, 790 y 556 plazas, respectivamente, mientras que Madrid también ha manifestado su intención de convocar oposiciones, aunque todavía no ha cuantificado su oferta.

Convergencia mayoritaria

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha negado haber formulado cualquier tipo de recomendación a los consejeros sobre las oposiciones, y ha destacado la “enorme convergencia” que ha encontrado por parte de las Comunidades Autónomas durante la Conferencia Sectorial. Así, se ha mostrado “muy satisfecho” con el resultado de dicha reunión, tras comprobar que los gobiernos regionales “tienen la voluntad decidida de compartir soluciones para mejorar la calidad de la enseñanza” en nuestro país.
Según el ministro, ha habido “una convergencia muy mayoritaria” de todas ellas para aplicar, “a través del arreglo correspondiente”, la tasa de reposición prevista para este año a la oferta de empleo público docente del siguiente ejercicio. Porque, en su opinión, “hay que aprovechar la circunstancia para reflexionar en la línea de mejorar en el proceso de selección inicial del profesorado, y en el de formación del mismo, y muchas Comunidades Autónomas piensan que es mejor aprovechar esta oportunidad para mejorar ese sistema de selección inicial”.

Coordinación

Por contra, el sindicato ANPE lamenta el “confuso resultado” de la Conferencia Sectorial, exige “la convocatoria de una amplia oferta de empleo público docente en todas las Comunidades, e insta al Ministerio a “ejercer su labor de liderazgo y coordinación de las políticas educativas en todo el Estado”. Y pide que se incremente la dotación de recursos humanos a los centros, “como factor esencial de calidad para lograr una mejora del rendimiento escolar”; que se transforme el empleo precario en fijo “para asegurar la estabilidad de las plantillas”; y que se ajusten éstas a las necesidades de especialización de los cuerpos docentes.
ANPE es consciente de las limitaciones que establece la Ley de Presupuestos debido a la citada tasa de reposición de efectivos, que rechaza una vez más. Pero considera la educación como un “servicio esencial”, cree que las jubilaciones ordinarias y las anticipadas “requieren cubrir un mayor número de plazas que en los años precedentes”, y advierte que la falta de oposiciones origina “la desmotivación del colectivo docente, la continuidad de la precariedad laboral y la falta de futuro para miles de titulados universitarios”, a la vez que “dificulta avanzar en la calidad del sistema educativo”.

Muy negativo para la escuela pública

La Federación de Enseñanza de CCOO rechaza “enérgicamente” la falta de ofertas de empleo público docente para 2012, y la tasa de reposición “impuesta desde el Gobierno central”, medidas que considera “muy negativas y contraproducentes para la enseñanza pública”, por lo que anuncia su intención de convocar movilizaciones contra dichas actuaciones. Cree que si no se incorporan nuevos docentes al sistema “se reducirá la oferta educativa, aumentará significativamente el número de alumnos en las aulas” y, además, “mermarán los programas de apoyo y refuerzo, que se están llevando a cabo para reducir las elevadas tasas de fracaso escolar y abandono prematuro, y empeorarán las condiciones laborales del profesorado”
CCOO afirma que “todo ello tendrá unos efectos muy negativos sobre la calidad del sistema educativo, en unos momentos en los que la formación de los ciudadanos constituye el principal acervo de nuestro país y la mejor arma para salir de la crisis”. Y advierte que la decisión de no convocar oposiciones también provocará que “miles de jóvenes recién titulados, después de muchos años de estudios y esfuerzos por parte de ellos y de sus familias, serán condenados irremisiblemente al paro, a la reconversión o al subempleo”.

Repercusiones negativas

La Federación de Enseñanza de UGT manifiesta su “preocupación” por las “reformas educativas” anunciadas por el ministro, y lamenta que las Comunidades Autónomas (salvo las excepciones citadas) “no consideren una prioridad la creación de empleo público en el sistema educativo, y no vayan a convocar oposiciones este año”. Recuerda que durante el pasado año se jubilaron más de 10.000 docentes, “un número importante que deberá ser cubierto por profesorado interino”. Y avisa que la congelación de esa oferta de empleo “tendrá repercusiones importantes en las aulas, ya que los recortes de profesorado implican incremento de ratios, desaparición de refuerzos y programas, etc., y perjudican la calidad de la enseñanza pública”.
También el Sector Nacional de Enseñanza de CSI-F cree que la decisión de no convocar oposiciones este año y acumular la oferta de empleo público docente prevista inicialmente a la de 2013 “no supone ahorro alguno” y, por el contrario, “favorece la precariedad laboral y la inestabilidad del sistema educativo público, que necesita funcionarios de carrera”.Un portavoz de este sindicato ha manifestado a la agencia “Europa Press” que los consejeros de Educación deben enterarse de que “las clases no funcionan sin maestros”, y ha añadido que es una “excusa poco convincente” argumentar que este año no se convocan plazas  para reflexionar mientras tanto sobre el futuro sistema de acceso a la función docente, y sobre la formación inicial del profesorado.

Precariedad laboral

Finalmente, la Confederación de STES-i considera que “el nuevo ministro de Educación ha conseguido llevar la inquietud al profesorado y al conjunto de la comunidad educativa, con sus primeras declaraciones y comparecencias públicas”. Esta organización lamenta la falta de concreción de “medidas que sirvan para atajar el deterioro de la calidad de la enseñanza, que se está empezando a producir por los recortes en los centros públicos”. Y dice que el hecho de que no se cubran siguiera las plazas del profesorado que se jubiló el curso pasado y del que se jubile éste en Secundaria supone reconvertir trabajo fijo y estable en trabajo precario de interino, con peor sueldo y peores condiciones de trabajo, aportando inestabilidad a las plantillas de los institutos, lo que repercute negativamente en la mejora de la calidad de la enseñanza”.