Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación
en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase.

Los textos, de una extensión máxima de
tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Matea Calculator, la robot de clase

Una manera divertida de aprender matemáticas para los alumnos de Educación Infantil

Entre los contenidos del currículo de Educación Infantil, los referidos a la lógica-matemática son los que presentan más dificultades para su asimilación en esta etapa. Los estudios realizados recientemente,
muestran que hay mucho por hacer para lograr mejores
resultados en la enseñanza de las matemáticas en los diferentes niveles educativos.
La presente experiencia aborda esta cuestión con la propuesta de un proyecto ya aplicado en dos centros de este nivel de Extremadura.

La Educación Infantil debe tener como propósito que los alumnos comiencen la adquisición de las 'competencias matemáticas' necesarias para comprender, utilizar, aplicar y comunicar conceptos y procedimientos matemáticos; que puedan a través de la exploración,  clasificación, medición y estimación, llegar a resultados que les permitan comunicarse y hacer interpretaciones y representaciones; es decir, descubrir que las matemáticas sí están relacionadas con la vida y con las situaciones que nos rodean, más allá de las paredes de la escuela. Como podemos ver, para lograr este propósito es necesario propiciar un cambio en la forma de enseñar las matemáticas ya que la enseñanza tradicional en esta materia ha probado ser poco efectiva.
Por ello, un grupo de profesores, integrado por Mari Paz Sánchez Ruiz, Mari Carmen García Romero y Telesforo Guerra Moreno, que llevan muchos años trabajando en la integración de las TICs en los procesos de aprendizaje han enfocado, en esta ocasión, su trabajo, al ámbito de las matemáticas, tratando de conseguir mejorar los resultados.
Las Matemáticas están cargadas de conceptos abstractos (invisibles) y de símbolos. En este sentido, la imagen cobra un valor muy importante ya que permite que el alumno/a se acerque a los conceptos, sacándolos de lo abstracto mediante su visualización.
Los niños que en la actualidad pueblan las aulas de Educación Infantil necesitan un incentivo más para su proceso de aprendizaje: el ordenador. Con esta herramienta podrán descubrir todas sus posibilidades creativas, experimentales y tecnológicas. Así los medios informáticos constituyen sin duda un medio idóneo para reforzar conocimientos y jugar con la imaginación a través de sus programas. Todo ello se deberá llevar a cabo en un contexto donde el profesor antes que nada debe estar formado para adentrar al niño en el mundo de la informática, explicándole su funcionamiento y ventajas con idea de que el alumno aprenda no sólo a manejar esta herramienta sino a valorar la importancia que va a implicar para su futuro tanto escolar como laboral.
Nace así “Matea Calculator”, bajo las siguientes premisas:
    + Este programa educativo no es un material para usar en cualquier circunstancia, sino que se empleará en una situación determinada. Por ello, debemos tener en cuenta: el nivel de los alumnos, si el programa está destinado al trabajo individual, en parejas o en pequeños grupos. También tenemos que considerar si los conceptos que transmite el programa se adaptan a lo que pretendemos que aprendan nuestros alumnos y alumnas.
    + La aplicación debe permitir que el alumno explore por su cuenta, que genere sus propias respuestas, que pueda equivocarse y que entienda luego que se ha equivocado y el por qué. Además debe contener mensajes que le comuniquen al usuario por dónde va avanzando y cómo va. Los mensajes le deben estimular a seguir adelante, mantener su interés e informarle de todas las posibilidades.
    + El ordenador debe seguir el ritmo de aprendizaje del alumno, presentando verdaderos problemas a resolver, y no aburriéndole con las cosas que ya domina.

Promover actividades

Para nosotros es muy interesante que la aplicación no se agote en sí misma y promueva otro tipo de actividades, con o sin el ordenador. Así, por ejemplo, puede invitar a realizar medidas en la clase como complemento a actividades de lógica-matemática.
El uso de la informática en la Educación Infantil, teniendo en cuenta las características vistas anteriormente, debe estar adaptado a la edad y que le sirva al alumnado para familiarizarse con un vocabulario, unos materiales, unos recursos y herramientas tecnológicas diversas con los que va a trabajar ahora y en cursos sucesivos.
Desde el punto de vista metodológico, el proyecto se basa en los principios de intervención educativa que sintetizamos y concretamos de la siguiente forma:
    + Se parte del nivel de desarrollo del alumno, en sus distintos aspectos, para construir, a partir de ahí, otros aprendizajes que favorezcan y mejoren dicho nivel de desarrollo.
    + Se subraya la necesidad de estimular el desarrollo de capacidades generales y de competencias básicas y específicas por medio del trabajo.
    + Se da prioridad a la comprensión de los contenidos que se trabajan frente a su aprendizaje mecánico.
    + Se propician oportunidades para poner en práctica los nuevos conocimientos, de modo que el alumno pueda comprobar el interés y la utilidad de lo aprendido.
    + Se fomenta la reflexión personal sobre lo realizado y la elaboración de conclusiones con respecto a lo que se ha aprendido, de modo que el alumno pueda analizar su progreso respecto a sus conocimientos.
Todos estos principios tienen como finalidad que los alumnos sean, gradualmente, capaces de aprender a aprender de forma autónoma.
Este programa se encuentra en el portal extremeño “educarex”  y será aplicado en el próximo curso escolar en los colegios Juan Vázquez y Santo Tomás de Aquino de Badajoz.

Planteamiento del proyecto

Explicamos de forma breve el planteamiento del proyecto “Matea Calculator”.
El software se presenta en un entorno escolar, concretamente en un aula de Educación Infantil en el que una robot (Matea Calculator), a través del panel frontal de su cuerpo, va llevando a los usuarios a los juegos matemáticos, adaptados a las edades de los alumnos. Otras actividades interactivas se hallan en los diferentes rincones que hay en el aula. Así, encontramos en el rincón de la biblioteca, información  y actividades interactivas referidas a las unidades y medidas tradicionales de Extremadura; en el rincón destinado a la “asamblea” se ubicarán propuestas de actividades grupales y en los pupitres, fichas de trabajo individual imprimibles en las que se propondrán diferentes técnicas de expresión. Así se complementa de forma recíproca lo aprendido de forma oral y escrita con  el uso de las TIC.
El modo que sugerimos para la puesta en práctica del programa sería el siguiente: las actividades interactivas estarán relacionadas con los contenidos de la unidad didáctica que se esté trabajando y se desarrollarán en el aula en el rincón del ordenador,  por el cual irán pasando todos los alumnos. Luego, en la sala de informática, con los alumnos de los diferentes niveles de Educación Infantil, se establecen unos horarios semanales para cada grupo. Del desarrollo de las sesiones los profesores participantes en esta experiencia analizarán los resultados y sacarán las conclusiones pertinentes sobre el rendimiento del alumnado de esta etapa, estableciéndose propuestas de mejora para el curso siguiente, si fuera necesario.
Ante esta propuesta de cambio en  los métodos de aprendizaje de las matemáticas, Telesforo Guerra, portavoz del grupo de trabajo, plantea también una serie de  modificaciones en el sistema educativo para mejorar los resultados.
En primer lugar, propone que el número de alumnos por aula no debería ser superior a 20, sobre todo en educación infantil, así sería más fácil y eficaz la atención individualizada.
En segundo lugar, se debería aumentar la plantilla de especialistas en audición y lenguaje y pedagogía terapéutica en los centros, para poder atender a todos los alumnos que lo requieran.
En tercer lugar, en las oposiciones al cuerpo de maestro sería necesario crear dos sistemas de acceso, uno para los opositores sin experiencia docente y otro para los que ya la tienen, así habrá igualdad de oportunidades para todos.
En cuarto lugar, solicitar a las administraciones educativas que cambien los planteamientos en pro de un mejor trato hacia los docentes en todos los aspectos, para que la sociedad tenga una visión positiva de la labor de estos, aunque también es cierto, que se debería dar un vuelco en la mentalidad de los profesores para que haya una mayor unión entre ellos, en lugar de tirarse los trastos unos a otros…
Y por último dar prioridad a las docentes que quieran ser monitores de las actividades formativas complementarias en aquellas regiones dónde se necesiten.  

Telesforo Guerra Moreno, María de la Paz Sánchez Ruiz
y María del Carmen García Romero.

C.E.I.P. “Juan Vázquez” de Badajoz.