Las Escuelas Católicas quieren promover
la autonomía escolar
y el liderazgo
de los centros
Un estudio de CC OO analiza las condiciones de trabajo en el sector de reforma juvenil y protección de menores
Expertos y profesionales de la enseñanza participan en la I Jornada de Ocio Educativo Infantil
La convivencia en las aulas ha mejorado, según el último informe del Defensor del Profesor
La Educación Secundaria es el próximo gran desafío de los países en vías
de desarrollo
Un informe denuncia
la discriminación educativa de las personas con discapacidad
Proyecto europeo "Indicadores de participación de los padres en la enseñanza obligatoria"

José Ignacio Wert, ministro
de Educación, Cultura y Deporte

"La España del futuro dependerá de la importancia que demos a nuestro sistema educativo" señala el nuevo titular del Departamento en su toma de posesión

José Ignacio Wert apuesta por el diálogo, como “clave de su política educativa”. El nuevo titular de Educación, Cultura y Deporte ha manifestado que la “educación es el mayor instrumento de cohesión social e igualdad de oportunidades” y que “la España del futuro dependerá de la importancia que demos a nuestro sistema educativo”.

José Ignacio Wert recibe la cartera ministerial de sus predecesores Ángel Gabilondo y Ángeles González Sinde. (Foto: Iñigo Amescua)

Madrid. Rosaura Calleja/Comunidad Escolar
Durante el acto de toma de posesión como nuevo ministro de Educación, Cultura y Deporte en el Gobierno de Mariano Rajoy, Wert tuvo palabras de elogio para Ángel Gabilondo e hizo referencia a un artículo suyo, publicado en el diario El País, donde reconocía la trayectoria profesional y política de su antecesor en el cargo.
Tras manifestar su “plena conciencia del reto” que supone para él asumir la responsabilidad de este Departamento y la “necesidad de estar a la altura”, Wert definió la educación como “la palanca” para la cohesión social y la igualdad de oportunidades. A pesar de reconocer el “avance espectacular” que ha experimentado la educación en España y la considerable inversión en recursos que se ha realizado en los últimos años, advirtió que los “resultados no han estado a la altura”. También anticipó que la búsqueda del consenso será la clave del enfoque político de su gestión educativa, que se materializará a través del diálogo con la oposición, las comunidades autónomas y la comunidad educativa.

Mejorar los resultados

En su intervención hizo referencia los problemas del sistema educativo, como el abandono escolar temprano. También ha señalado que el número de titulados en España no alcanza la media de los países de la UE. Tras indicar que ninguna universidad española figura en el ranking de los 150 mejores centros de enseñanza superior del mundo, señaló que no se trata de una insuficiencia de recursos, sino que “no tenemos un sistema de gobernanza adecuado” y que es necesario optimizar los resultados. Además de ello ha apostado por impulsar la Formación Profesional, mejorando la orientación en esta etapa educativo y favorecer el diálogo con el profesorado.
En su despedida el ministro Ángel Gabilondo ha señalado que en “sus mil días y mil noches” al frente de Educación su trabajo ha estado centrado en mejorar la calidad y los condiciones de estudio de los alumnos y alumnas de este país. “Ha sido una labor por ellos y para ellos”. Gabilondo también reclamo “diálogo y acuerdo” para el mundo la enseñanza que, a su juicio “necesita del mayor consenso posible”. También agradeció la labor de colaboración realiza en este tiempo por Administraciones, Comunidades Autónomas, organizaciones, sindicatos, medios de comunicaciones y otras instituciones, y animó a todos a “ayudar y a proseguir” por este camino, “cada uno desde nos corresponde”.

Trayectoria profesional

Nacido en Madrid en 1950, José Ignacio Wert es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, con premio extraordinario y Premio Calvo Sotelo, y diplomado en Sociología Política por el Instituto de Estudios Políticos.
Tras una etapa en RTVE como director adjunto al Gabinete de Investigación de Audiencia, en 1978 fue nombrado jefe del Servicio de Estudios, con responsabilidad sobre los Gabinetes de Investigación de Audiencia y de Estudios de Contenido. El año siguiente se hizo cargo de la subdirección general del Gabinete Técnico del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), dependiente de la Presidencia del Gobierno, y en 1980 fue elegido por el Senado como vocal del Consejo de Administración de RTVE, a propuesta de Unión de Centro Democrático (UCD). En 1982 se afilió al Partido Demócrata Popular (PDP), en el formó parte de la Comisión Ejecutiva Nacional. De 1983 a 1986 desempeñó una concejalía en el Ayuntamiento de Madrid por Coalición Popular y en las elecciones generales de ese año salió elegido diputado del Congreso por el PDP por La Coruña. Wert ha sido presidente de Demoscopia, consejero delegado de la comercializadora de publicidad del Grupo Prisa y presidente de la asociación patronal española de empresas de investigación de mercado ANEIMO.
Asimismo, fue adjunto al presidente del BBVA y director de Relaciones Institucionales del Grupo, para en 2005 ocuparse de la presidencia de Inspire Consultores, empresa demoscópica.De igual modo, ha ejercido la docencia como profesor universitario de Teoría de la Comunicación y de Sociología Política, además de publicar numerosos artículos, monografías y ensayos sobre sociología política y sociología de la comunicación y colaborar en distintos medios de comunicación.

Programa educativo

El nuevo titular del Departamento deberá hacer frente a buena parte de las líneas programáticas esbozas por Mariano Rajoy durante el debate de investidura en el Congreso de los Diputados. Rajoy ha propuesto un bachillerato de tres años, para mejorar la preparación de los universitarios y elevar el nivel cultural de España, además de defender la mejora de la enseñanza obligatoria y gratuita hasta los 16 años y advirtió que buscará el más amplio consenso, para “corregir el modelo educativo”.
Asimismo, garantizó unas enseñanzas comunes en todo el territorio nacional, impulsando la opción de una educación trilingüe en las comunidades autónomas con lengua cooficial, además de potenciar el bilingüismo en inglés. De igual modo, señaló la necesidad de que los alumnos desarrollen los valores del esfuerzo y el gusto por aprender, el espíritu emprendedor, la exigencia y la responsabilidad personales.
El nuevo presidente del Gobierno calificó de inaceptable la tasa de abandono escolar y los resultados “muy mediocres” que obtienen nuestros estudiantes en las pruebas internacionales de conocimiento, como es el caso del informe PISA. Asimismo, lamentó que España no cuente con ninguna universidad entre las más importantes del mundo y se mostró partidario de una política ambiciosa de competitividad que exige “una reforma de las universidades y una apuesta por la innovación, la excelencia y la internacionalización”.
En su discurso de investidura, apostó por un nuevo sistema nacional de acceso a la función docente para atraer a los mejores profesionales, valorando el mérito y la capacidad, además de reconocer la autoridad del profesorado e incentivar su labor. Además anunció la puesta en marcha de una mesa de diálogo social que incorporará incentivos para la inserción laboral de los jóvenes y una reforma de la formación profesional, con nuevas fórmulas que fomenten el empleo.

Nueva estructura ministerial

Con el nuevo Gobierno, el Ministerio de Educación recupera las competencias de Cultura y Deporte. El Real Decreto 1823/2011, de 21 de diciembre, por el que se reestructuran los departamentos ministeriales, señala que corresponde a este Departamento “la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia educativa, de formación profesional y de universidades, así como la promoción, protección y difusión del patrimonio histórico español, de los museos estatales y de las artes, del libro, la lectura y la creación literaria, de las actividades cinematográficas y audiovisuales y de los libros y bibliotecas estatales, la promoción y difusión de la cultura en español, así como el impulso de las acciones de cooperación cultural y, en coordinación con el Ministerio de Asuntos Exteriores, de las relaciones internacionales en materia de cultura”.
Además llevará a cabo la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de deporte. La estructura del Ministerio se dividirá en una Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades y otra Secretaría de Estado de Cultura.

Consenso y negociación

La Federación de Enseñanza de UGT confía en la “buena gestión” de Wert al frente del Ministerio y espera que los problemas se solucionen en base “al consenso y a la negociación”. Según FETE, e l nuevo ministro tiene entre sus manos dar a la educación el papel que se merece, especialmente en estos momentos de crisis económica. “La educación ha de ser una prioridad para cualquier gobierno, porque a través de ella se cohesiona a la sociedad, se apoya e integra al que tiene dificultades y se eleva el nivel de cualificación de los ciudadanos de un país”, dicen en este sindicato a través de un comunicado.
La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) confía en que el diálogo y la búsqueda de consensos con la comunidad educativa guíe el trabajo del nuevo titular de Educación, Cultura y Deporte. CEAPA muestra su disposición al diálogo, porque considera que para lograr el éxito escolar de todo el alumnado, “las Administraciones Públicas y las organizaciones de la comunidad educativa deben trabajar juntas”. Dicha Confederación pide “un fuerte respaldo a la participación de las familias en el sistema educativo, al considerar que ésta incide positivamente sobre la formación del alumnado y contribuye a la mejora del sistema educativo en su conjunto”.
La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) ha acogido “con enorme satisfacción” el hecho de que, durante su toma de posesión, José Ignacio Wert haya afirmado que la palabra clave de su mandato será el “diálogo”. Esta patronal ha ofrecido al nuevo ministro su colaboración en dicho diálogo, para abordar y solucionar “los graves problemas por los que esta pasando nuestra educación”, como “el fracaso escolar, el nivel académico y cultural, la calidad de la enseñanza o la competitividad de los alumnos en el espacio europeo”.
Por su parte, la Confederación de STES-i plantea al nuevo ministro la necesidad de que la Educación Pública sea una prioridad en su acción de gobierno, que la enseñanza pública sea el eje vertebrador del sistema educativo del conjunto del Estado. “El nuevo ministro debe asumir que la educación es un derecho fundamental de las personas y no un servicio sujeto a las reglas del mercado, por lo que la normativa estatal debe potenciar la escuela pública”, señalan.

Prioridad a la educación

La Federación de Enseñanza de CCOO, en un comunicado, tras felicitar al nuevo ministro, le pide “que otorgue a la educación la prioridad necesaria en tanto que servicio esencial para salir de la crisis económica y mejorar en igualdad y cohesión” y que “pare los recortes educativos que se están produciendo en la mayoría de las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular”. “En un sector tan amplio y diverso como la educación -apunta el comunicado- el diálogo social es de suma importancia para afrontar los numerosos problemas”, y se añade que “en este sentido, en CC OO seguimos apostando por un acuerdo en la educación desde el consenso político, como el mejor instrumento para mejorar entre todos la calidad y la equidad de nuestro sistema educativo”.
Asimismo, Escuelas Católicas (FERE-CECA y Educación y Gestión) ha emitido una nota informativa en la que felicita al nuevo ministro y le expresa su “disposición a colaborar para lograr el reto de la mejora de la educación”. A tal efecto, en la nota se precisa que “es urgente y necesario un Pacto Educativo que cuente con un amplio consenso”, por lo que le urge a que “se comprometa decididamente a lograrlo cuanto antes”.
El sindicato ANPE agradece la promesa del nuevo ministro de impulsar las mesas de negociación, y muestra su voluntad de diálogo para mejorar la calidad de la enseñanza. Cree que es necesario preservar a la educación de los recortes presupuestarios, y “blindar los programas de mejora del rendimiento académico y las plantillas del profesorado como mínimos exigibles”. Y espera que sus primeras iniciativas se traduzcan “en acuerdos políticos y sociales, en inversión suficiente y en acciones inmediatas, para convertir a la educación en la pieza clave de las políticas sociales en los próximos años”.