Los alumnos españoles suspenden en educación vial

Sólo 3 de cada 10 tiene conocimientos suficientes sobre esta materia, según un estudio de la Fundación Mapfre

Un estudio de la Fundación Mapfre muestra que la mayoría de los niños de entre 5 y 13 años no cruza habitualmente por los pasos de cebra, no espera los semáforos en rojo, juega en la calzada o en los bordes de las aceras y sale del coche sin mirar alrededor. También suspenden en el uso responsable de bicicletas y ciclomotores.

La mayoría de los menores no es consciente de los errores que comenten como peatones.

Madrid. M. GIRON
El estudio, denominado “Educación en Valores para la Seguridad Vial”, señala que los profesores tienen, por lo general, una actitud positiva hacia la seguridad y la educación vial, aunque se consideran poco formados para impartir esta materia, que para más de la mitad resulta innecesaria. Además, reconocen que a pesar de la buena disposición de los alumnos a la hora de aprender educación vial, sólo tres de cada diez tiene los conocimientos adecuados. Los temas en los que peor resultado obtienen son los relacionados con el uso responsable de la bicicleta y el ciclomotor.
El estudio, se ha llevado a cabo tras la distribución de cuestionarios en centros escolares para padres, alumnos y profesores, y analiza el nivel de conocimientos y la implicación de los colegios y las familias en educación vial.
Los datos indican que la mayoría de los alumnos de Educación Primaria y ESO cumplen las normas básicas de convivencia social, pero no son conscientes de las consecuencias que implica comportarse de manera poco segura como peatones y conductores de bicicleta y ciclomotor. También necesitan mejorar en el conocimiento de las señales, tanto verticales como de las que proceden de los agentes, así como en adquirir ciertos hábitos seguros como ocupantes de un vehículo.

Los padres no dan ejemplo

Por su parte, las familias españolas también deberían mejorar en conocimientos y buenas prácticas. Para los expertos resulta preocupante el dato que aportan los menores sobre la conducta de sus padres y que índica que al 74% de ellos a veces se les olvida abrocharse el cinturón de seguridad y que hay determinados aspectos relacionados con tráfico que no ven como un peligro. Entre ellos, conducir con exceso de velocidad, manipular el GPS o hablar por el móvil mientras se conduce.
Además, el 45% de los padres no conoce ciertas normas básicas relacionadas con el adelantamiento a ciclistas, con las obligaciones que tienen los peatones y cómo actuar en caso de atropello.
Asimismo, el informe también resalta que si se mejorara la colaboración entre familias y colegios a la hora de realizar actividades relacionadas con la educación vial, el nivel de conocimientos de los alumnos mejoraría sustancialmente. Así lo manifiesta el director general del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Julio Laria, quien considera fundamental que los padres se impliquen en esta tarea, ya sea interesándose por los programas que están realizando en el colegio, como predicando con el ejemplo en el día a día con comportamientos responsables. “No olvidemos –señala- que los padres somos modelos para nuestros hijos y éstos copian cualquier conducta y la toman como buena”.

Campaña escolar

En cuanto a las acciones encaminadas a mejorar la educación vial de los más jóvenes, la Fundación ha presentado, por quinto año consecutivo, su campaña escolar para el presente curso. Está dirigida a alumnos de entre 4 y 14 años e incluye numerosas actividades, haciendo hincapié en el fomento de la lectura y las nuevas tecnologías. Se trata de una campaña con un programa estructurado en materiales para todas las etapas educativas. Entre las propuestas más novedosas destaca una dirigida a adolescentes denominada “Seguridad vial en tus manos”, un proyecto pionero en el que han participado más de 3.000 alumnos de 3º y 4º de ESO y cuyo objetivo es enseñarles a conducir ciclomotores de forma segura a través de juegos en soporte iPad.
Para los más pequeños, la programación incluye una actividad consistente en crear un libro relacionado con la educación vial, así como cuentacuentos y rincones educativos, donde los niños realizan actividades de aprendizaje relacionados con la seguridad vial. Para los alumnos de enseñanza primaria, destaca una actividad centrada en la creación de micro relatos relacionados con esta materia.
Todos los profesores interesados en conocer más a fondo el contenido de esta nueva campaña escolar, pueden encontrarlos en la web www.profesoresyseguridadvial.com y en www.circulando.es