Los ministros iberoamericanos analizan en Paraguay el proyecto "Metas educativas 2021"
Gabilondo destaca en la inauguración del curso que la educación necesita "diálogo, acuerdo y consenso"
Renovación del acuerdo de cooperación educativa con Estados Unidos
Alumnos de Secundaria de 17 países participan en
un encuentro del programa Comenius
El CDL pone en marcha el Colegio Profesional de Maestros
El Instituto Cervantes firma un acuerdo de colaboración con Colegios del Mundo
El certamen EducaRed premia a los mejores trabajos de aplicación de las TIC al aula

Más protestas en Madrid contra los recortes educativos

La asamblea de directores de instituto pide la dimisión de la consejera de Educación

Los sindicatos han convocado otras tres jornadas de huelga y diversas movilizaciones en la Comunidad de Madrid durante el mes de octubre, para continuar protestando contra los recortes educativos propuestos por el Gobierno regional. Mientras que la presidenta Esperanza Aguirre ha dicho que este rechazo es desproporcionado, y la consejera de Educación, Lucía Figar ha acusado a los

Profesores ataviados con las ya tradicionales camisetas verdes, durante una de las manifestaciones celebradas en Madrid para protestar por los recortes educativos. (Foto: EFE)

convocantes de actuar de manera irresponsable en defensa de sus intereses particulares, la asamblea de directores de instituto ha vuelto a pedir la dimisión de
esta última, por su “altanería, maledicencia e insolvencia”.

Madrid. G. A.
Los sindicatos ANPE, CCOO, CSI-F, STEM y UGT han promovido nuevas movilizaciones en la enseñanza pública de la Comunidad de Madrid, para seguir protestando por los recortes en el gasto educativo y el aumento de la jornada lectiva de los profesores en la región, anunciados al comienzo del presente curso por la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, y por su consejera de Educación, Lucía Figar. En concreto, han convocado tres nuevas jornadas de huelga para el 4, 5 y 20 de octubre, esta última fecha coincidiendo con el “día de lucha a favor de la escuela y el profesorado de la enseñanza pública” que van a organizar estas organizaciones a nivel estatal.
Además, el día 4 van a realizar una nueva manifestación por el centro de la capital, y el 13 otra “cadena humana” ante la sede de la Consejería de Educación madrileña, en el marco de una “semana por la escuela pública en los centros”, que se celebrará entre al 10 y el 14 del mismo mes y se completará con otras “actividades de lucha”, como asambleas, concentraciones, clases en la calle y encierros en los centros educativos junto con padres y alumnos, etc. Además, CCOO, UGT y los STEs han convocado conjuntamente una jornada de huelga para el 5 de octubre en Castilla-La Mancha.
Todo ello para seguir protestando contra los citados recortes, que también se están aplicando en otras comunidades autónomas y que, en su opinión, constituyen “el mayor ataque contra la escuela pública y sus profesores de toda la democracia”. Y que, temen, van a originar la pérdida del puesto de trabajo de miles de interinos, y van a afectar a la propia formación de los docentes, a numerosos programas educativos e, incluso, a la atención del alumnado.

Movilizaciones

Desde el comienzo del presente curso, los sindicatos han promovido conjuntamente diversas acciones de protesta en varias comunidades autónomas, preferentemente en Madrid donde se han celebrado dos jornadas de paro los días 20 y 21 de septiembre, que han sido secundadas por el 80 y el 78% de los trabajadores según fuentes sindicales, y por el 39% según el Gobierno regional. La primera de dichas jornadas culminó con una manifestación por el centro de la capital, en la que participaron 90.000 personas (profesores, alumnos y padres) según los convocantes, 20.000 según las estimaciones de la Policía Municipal y sólo 5.000 en opinión de la Consejería de Educación. El segundo día de huelga terminó con una “cadena humana” rodeando las calles en las que se encuentra la sede de la citada Consejería, formada por miles de personas vestidas con camisetas verdes y frases reivindicativas, que además pedían la dimisión de Esperanza Aguirre y Lucía Figar.
CCOO y STEM promovieron en solitario nuevos paros para el día 22, que registraron un seguimiento sensiblemente inferior, mientras que el 21 también se celebró otro día de huelga en Galicia, secundada por el 75% de los trabajadores según los sindicatos y del 22% según la Xunta, completado con una manifestación en Santiago de Compostela a la que acudieron 15.000 personas. Mientras tanto, durante esos días se han convocado también  diversos actos reivindicativos en Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Melilla, Murcia y el País Vasco.

Huelga desproporcionada y salvaje

Para la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, la respuesta de los profesores a las medidas anunciadas por su Gobierno es “desproporcionada”, ya que “desde mi punto de vista, pasar de 18 a 20 horas lectivas no es, ni mucho menos, motivo para privar del derecho a la educación a miles de alumnos madrileños”. Cree que las administraciones autonómicas tienen que adoptar medidas de ahorro debido a la grave crisis económica que afecta a España, y la reducción del gasto público es una “obligación moral”. Además, ha recordado que mucho más drástico fue el recorte aprobado el mes de mayo de 2010 por el Gobierno central presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, que incluía una rebaja del sueldo de los empleados públicos, y entonces “ni los profesores, ni los sindicatos, ni los indignados, ni los de la ceja hicieron nada”.
Por su parte, la consejera de Educación, Lucía Figar, ha manifestado que “dar 20 horas de clase no justifica esta huelga salvaje, que puede dejar sin derecho a la educación a miles de alumnos de la Comunidad de Madrid”. En su opinión, “los sindicatos están actuando de manera irresponsable, movidos exclusivamente por sus intereses particulares y por defender a sus liberados y a sus interinos, pero perjudicando la imagen de la escuela pública y los derechos de miles de familias”.

Destitución inmediata

Mientras tanto, la asamblea general de la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid (ADIMAD) ha solicitado la “destitución inmediata” de la consejera, por la “altanería, maledicencia e insolvencia” con las que dirige su Departamento. Más de 200 responsables de institutos madrileños han participado en dicho encuentro, y han denunciado que la aplicación de las instrucciones de inicio de curso en la región “han ocasionado enormes dificultades y graves consecuencias para la organización y funcionamiento de los centros”. Problemas que se están concretando en “la disminución de apoyos, desdobles y laboratorios en todos los grupos y niveles de enseñanza, una reducción muy significativa de los desdobles para practicas en Formación Profesional, incluso en ciclos formativos, o los graves problemas con los cupos de profesorado para los Programas de Cualificación Profesional Inicial”.
También han criticado “la reducción importante de medidas de atención a los alumnos con necesidades especiales, la nueva reducción del profesorado del Programa de Educación Compensatoria, la reducción drástica de las horas de atención al alumnado, debido al número insuficiente de profesores de guardia, o el cierre de bibliotecas escolares”. Junto a todo ello, lamentan asimismo “la desaparición de las horas necesarias para preparar y realizar actividades complementarias, como visitas culturales, intercambios escolares, viajes de estudio, etc.”. Lo que se agrava con “el aumento de profesores que imparten asignaturas distintas a las de su especialidad y de los que imparten docencia en varios centros simultáneamente”.

Campaña de descrédito

La asamblea de directores de los institutos de Madrid cree que las instrucciones dictadas por la Consejería de Educación han situado a estos centros “en la excepcionalidad permanente”, como si hubiera “una situación de emergencia nacional que sólo pudiera arreglarse con el sacrificio de la enseñanza pública”. Y considera que los docentes están sufriendo “una campaña de descrédito sin precedentes, con continuas vejaciones, humillaciones e insultos por parte de nuestros máximos responsables, que parecen instalados en la mentira como única forma de justificar sus decisiones atropelladas, mal medidas y peor ejecutadas”.
También entienden que “las instrucciones orales, dictadas de forma improvisada y contradictoria por la Consejería, contravienen lo dispuesto en su propia normativa en temas como las tutorías y la asignación de las horas complementarias de los profesores, y dejan a los equipos directivos y a los docentes en una situación de indefensión jurídica, impropia de un Estado de derecho”. Y afirman que la forma de legislar y actuar de dicha Consejería “parece que sólo pretende deteriorar la escuela pública, menospreciando el nivel de calidad alcanzado en nuestras aulas”. Por todo ello, han vuelto a pedir la destitución de la consejera Lucía Figar, tal y como hicieron el pasado mes de julio.