La Biblioteca Nacional acoge la exposición Joaquín Costa. El fabricante de ideas

Pont del Diable. El acueducto romano de Tarragona conocido como el Pont del Diable, datado en el siglo I a.C., se ha reabierto tras tres años de rehabilitación, en un proyecto financiado por el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de la ciudad. Este acueducto, ubicado a las afueras de Tarragona y el único en Cataluña que se puede cruzar a pie fue el que  abasteció a la “Tarraco” romana y el que hasta el siglo XVIII ha seguido llevando a la ciudad las aguas del río Francolí. La actuación sobre este monumento ha consistido en la restauración de la cornisa superior y el recrecimiento del muro superior, a la vez que se han documentado todos los sillares para crear una base de datos que permita seguir el estado de conservación de cada uno de ellos.

Locura y santidad. La editorial Anthropos y la Universidad Autónoma de México, Cuajimalpa, presentan estos días el libro de la profesora universitaria e investigadora Zenia Yébenes, Travesías nocturnas, un conjunto de tres ensayos en los que explora los vínculos que, en el límite de la experiencia, acercan la mística a la locura. El primero de los trabajos aborda la naturaleza de la voz a la que intentan dar respuesta desde Juana de Arco a Nicolás de Cusa y fray Juan de la Cruz. El interés de Bataille por los casos patológicos de automutilación y la interpretación de la santidad como síntoma de histerismo, propia del siglo XIX y XX, son el eje de los dos restantes ensayos, en los que igualmente se reflexiona sobre el misticismo como un yo que se vigila a sí mismo contra el asedio, no de la histeria, sino de la melancolía.  

La acróbata de la bola. El museo del Prado continúa con su programa expositivo “La obra invitada”, que recientemente trajo a Madrid el Descendimiento de Caravaggio, desde los Museos Vaticanos, y ofrece  la oportunidad de contemplar una de las obras más destacadas del período rosa de Picasso: La acróbata de la bola, en el marco del Año Dual España-Rusia 2011. Adquirida originalmente por la escritora y coleccionista norteamericana Gertrude Stein, la pintura pasó después a la galería de Daniel-Henry Kahnweilwer, quien en 1913 la vendió al coleccionista ruso Ivan Morozov. Tras la revolución, la colección Morozov pasaría a formar parte de las colecciones estatales, distribuyéndose mayoritariamente entre los dos grandes museos públicos: el Hermitage de San Petersburgo y el Museo Pushkin de Moscú, del que ha salido La acróbata… por vez primera en 40 años para ser expuesta por primera vez en nuestro país.

Spain Arts & Culture. Lo más innovador y selecto del panorama artístico y cultural español será mostrado en una quincena de ciudades a lo largo y ancho de Estados Unidos, en la nueva edición de otoño/invierno del programa SPAIN arts & culture, proyecto conjunto del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Ministerio de Cultura, el Instituto de Cervantes y la Acción Cultural Española. La programación presenta desde los retratos del fotógrafo Alberto Schommer hasta los monumentales Tapices de pastrana, además de exhibir una selección de nuestra cinematografía en más de 18 festivales y dar noticia de los jóvenes creadores españoles en arquitectura, artes escénicas, visuales y plásticas.

Antología de Ricard Terré. La Fundación Barrié (Vigo) presenta una exposición retrospectiva sobre el trabajo del fotógrafo Ricard Terré (Sant Boi de Llobregat, 1928 – Vigo, 2009), con un recorrido antológico formado por 121 fotografías de diferente formato seleccionadas por el comisario Chema Conesa. Producida en colaboración con La Fábrica, supone una relectura de la obra de este catalán instalado en Vigo desde 1959 hasta su muerte que abandonó la fotografía durante casi tres décadas antes de proseguir, con mirada inmutable, una obra que había comenzado en los cincuenta y que hoy se redescubre asombrosamente moderna, una de las más modernas de la fotografía española. Terré utiliza la fotografía para expandir su mirada irónica, su sentido del humor y obtener un retrato de su entorno en el que se explica a sí mismo la condición humana con una mirada de impecable elegancia, empatía y calidad sentimental. Su personalísima técnica, caracterizada por los encuadres arriesgados, los contrastes acentuados y la búsqueda de la proximidad con los modelos, lo convierte en un ensayista de la fotografía.