La acción tutorial, como se recoge en el artículo 26.4 de la vigente Ley Orgánica de Educación, constituye uno de los medios necesarios para la personalización e individualización de los procesos de enseñanza y aprendizaje y el despliegue de los medios necesarios para que todo el alumnado pueda alcanzar las competencias básicas recogidas en los distintos Decretos de Currículum. El autor de la presente
colaboración aborda este tema, tan relevante de nuestro sistema educativo, y abre un espacio de reflexión sobre su necesidad y mejora.

Necesidad de la tutoría lectiva en la ESO

José Ginés Hernández
Licenciado en Psicología y Derecho, Jefe de Departamento de Orientación del IES “Fray Luis de Granada”, de Granada.

A acción tutorial tiene un carácter preventivo

ante los problemas de aprendizaje y es, en consecuencia, un elemento fundamental para la calidad y el éxito escolar. Por ello y en cumplimiento de lo establecido en dicha norma, como también en el artículo 19 del Real Decreto 1631/2006 por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria, “las Administraciones Educativas han de promover las medidas necesarias para que dicha acción pueda llevarse a cabo en condiciones adecuadas”.
Y si bien los tutores y tutoras necesitan una parte de su horario de trabajo para poder atender de forma individualizada al alumnado y a las familias, también es necesario disponer de forma fija de un horario lectivo para actuaciones de tipo grupal “tutoriales y orientadoras”, como medio necesario para el logro de una formación personalizada, que propicie una educación integral en conocimientos, destrezas y valores, así como la mejora del rendimiento escolar promoviendo la cultura de paz y la mejora de la convivencia, asegurando la equidad y la no discriminación.
El profesorado que ejerce la tutoría es responsable de un grupo en el que se establecen interrelaciones que influyen, a veces de forma positiva y otras de forma negativa, en el desarrollo individual de cada alumno o alumna y en la configuración del grupo en general. Por tanto la dinámica de grupos se convierte en pieza clave de la acción tutorial, debiendo los tutores y tutoras atender tanto la vertiente “individual” como la del “grupo como entidad compleja”, conocer las relaciones interpersonales existentes en el grupo, las interacciones, los roles (líderes, alumnos aislados, rechazados, etc…). Con un conocimiento adecuado del grupo y las correspondientes actuaciones derivadas se pueden encauzar las tendencias negativas que existan y potenciar los aspectos positivos que faciliten la integración de cada alumno/a y su desarrollo personal. Y para ello ha de disponer de espacios temporales en los que poder realizar ejercicios de dinámicas de grupos (como aquellos que contribuyen a aumentar la cohesión de los mismos), aplicar pruebas y cuestionarios, técnicas sociométricas, realizar observaciones, etc…

Funciones

Son funciones esenciales de la acción tutorial las siguientes:
- Favorecer el desarrollo personal y social del alumnado y la adquisición de los valores propios de la sociedad democrática a la que pertenecemos.
- Contribuir a la adaptación del alumnado al contexto escolar y a la integración del mismo en el grupo- clase a que pertenecen, prestando especial atención en los momentos de tránsito de etapas educativas o de cambio de centro.
- Desarrollar actuaciones para la promoción de la cultura de paz y la mejora de la convivencia en el grupo clase, en la comunidad educativa, en el entorno social, etc.
- Llevar a cabo actuaciones dirigidas a potenciar el respeto a la igualdad y la integración de las perspectivas de género.
- Puesta en práctica de medidas organizativas y curriculares que contribuyan a la equidad, a potenciar la compensación de desigualdades y a posibilitar la atención a la diversidad.
- Realizar un seguimiento personalizado del proceso de enseñanza-aprendizaje del alumnado que posibilite la detección temprana de las dificultades de aprendizaje y la puesta en práctica de las respuestas adecuadas (como de motivación, mejora de la autoestima, de solución de los casos de absentismo…).
- Favorecer el autoconocimiento del alumnado, de las propias cualidades,  fortalezas, expectativas, rasgos, intereses,… ayudándoles en la toma de decisiones respecto a su futuro académico y profesional y en el diseño de su propio “proyecto personal”.
- Fomentar en el grupo clase el desarrollo de actitudes participativas, tanto en el centro como en el entorno sociocultural y natural.
Siendo la acción tutorial un proceso inherente a la acción docente, de acuerdo con las líneas comunes de acción educativa de los países de nuestro entorno y las directrices de la Unión Europea podemos agrupar en tres grandes bloques los programas y actuaciones a llevar a cabo dentro de la misma:
1) Desarrollo personal y social : que supone sesiones tutoriales y otras actuaciones y/o programas encaminados al desarrollo del autoconcepto y de la autoestima, de educación emocional, de desarrollo de las habilidades y competencias sociales, programas de adquisición de hábitos de vida saludables , de educación afectiva y sexual, de coeducación, de educación medioambiental y para el consumo, de uso racional y crítico de las tecnologías de la información y la comunicación, de aprendizaje del ejercicio de la ciudadanía democrática, de educación para la paz y la resolución pacífica de conflictos, de uso constructivo y racional del tiempo libre…
2) Apoyo a los procesos de enseñanza y aprendizaje: que supone sesiones tutoriales que proporcionen al alumnado “técnicas de trabajo intelectual o de aprender a aprender”, programas de mejora del aprendizaje y de los resultados académicos, sesiones de pre-evaluación y de post-evaluación,  reflexionando colectivamente sobre la marcha del grupo, aspectos a mejorar, decisiones a adoptar …
3) Desarrollo de habilidades para la gestión de la carrera personal (académica y profesional): que supone sesiones tutoriales basadas en programas de autoconocimiento, de exploración de los propios intereses, conocimiento del sistema educativo (itinerarios de 4º de ESO, itinerarios en Bachillerato, Ciclos Formativos de FP…), acercamiento al mundo de las profesiones, aplicación de cuestionarios de intereses profesionales, manejo de programas informáticos de orientación académica y profesional, visionado de videos sobre las Nueva FP y las Nuevas Carreras derivadas del Plan de Bolonia (titulaciones de Grado y Postgrado…), realización en grupos de profesiogramas, programas de ayuda en la toma de decisión de futuro…
Para el desarrollo de las actuaciones y los programas que estos tres bloques contienen es obvio que se necesita al menos una hora semanal de tutoría lectiva.

Experiencia

La experiencia de existencia de los Departamentos de Orientación en los Centros de Educación Secundaria desde hace casi veinte años, en colaboración en algunos casos con Departamentos universitarios y diferentes instituciones y/o entidades ha traído como consecuencia la existencia de recursos importantes al servicio de los profesores y profesoras responsables de las tutorías de la ESO, para llevar a cabo muchas de las actuaciones antes mencionadas.
Permítaseme citar algunos ejemplos, no sin antes indicar que existen otros muchos igualmente muy valiosos (unos en papel, publicados por diferentes editoriales, y otros en muchas páginas web que reflejan el laborioso trabajo, casi artesanal, de compañeros y compañeras de numerosos centros repartidos por toda la geografía nacional):
- Cuadernos de Orientación y Tutorías de APOCLAM (Asociación de Profesionales de la Orientación de Castilla La Mancha), de APOEX (Asociación Profesional de Orientadores de Extremadura) y COPOE.
- Cuadernos de Tutoría del Grupo de Trabajo de Orientadores/as de Cádiz y Agendas Escolares del mismo grupo.
- Programa de Actividades de Acción Tutorial en la ESO publicados en formato electrónico por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía (cuyo autor es Juan González Japón).
- Guía del Profesor de Orientación Educativa de Ana Torres Jack publicada por La Voz de Galicia (Programa Prensa-Escuela), con selección de 100 artículos sobre técnicas de trabajo intelectual, educación para la salud, educación en valores, educación emocional, técnicas de relajación y orientación familiar.
- Programa Informático “Orienta” elaborado por el compañero de La Rioja Julián Sádaba Soriano.
- Programa de Orientación Educativa y Sociolaboral (P.O.E.S.) de Lidia Santana Vega (Universidad de La Laguna).
- Programas de Toma de Decisión Académica y Profesional de Víctor Álvarez Rojo, Manuel Álvarez González, María Luisa Rodríguez, SAV y SAVI de Francisco Rivas Martínez y otros (Universidad de Valencia)…
- Recursos para la Acción Tutorial de Rafael Bisquerra Alzina y Manuel Álvarez González (Universidad de Barcelona) recogidos en su prestigioso Manual de Orientación y Tutoría.
- Páginas web Orientared de Antonio Gutiérrez Gay, Orientaline de José Antonio Moreno, Orientaeduc de Luis Barriocanal, WEB “Tutores al borde de un ataque de ESO” de Ángel Sáez Gil, Kekiero.es, Orientacion Andujar, PROA de Andalucía, GPP del Gabinete Psicopedagógico de la Universidad de Granada, Web Blog de Orientasiloé, Orientagades, Brujula educativa, Orientacion profesional.org , Educarm de la Comunidad de Murcia, Dondeestudiar.org, Orientacion vocacional web 2.0, Educamadrid.org, Orientacion Almenara, Orientakera, web del Cefire de Elda, EOS, Aula XXI.net, Galaxia Educativa de Javier Longo, Web del IES Santa Eulalia de Mérida, PsicoActiva, REDINED, diferentes publicaciones de José Luis Galve (compañero de Guadalajara) en EOS y CEPE…
- Cuadernos de Acción Tutorial del ICCE (múltiples ediciones), Cuadernos de Acción tutorial de A. Jorge Jiménez Rodríguez (compañero fundador de ASOSGRA (a quien tristemente perdimos no hace mucho), ICG Orientacion para la carrera, Web de Aprender a aprender y Aprender a Estudiar del Ministerio de Educación….
- Programas de desarrollo de la competencia social, habilidades cognitivas y sociales, educación de las emociones y los sentimientos, de Manuel Segura Morales y Margarita Arcas Cuenca, que con tanto éxito se están aplicando por muchos tutores, Programas de Educación Emocional, de Rafael Bisquerra Alzina y otros, de Mejora de la Inteligencia  Emocional.

Perjuicio para el alumnado

Suprimir la hora lectiva de Tutoría en la ESO implicaría no poder llevar a cabo casi todas las actuaciones antes mencionadas, en su lugar tener que andar pidiendo horas previstas  para la enseñanza de distintas materias a los profesores correspondientes, con el consiguiente perjuicio para el alumnado, que vería frustrado el ejercicio de su derecho a una acción tutorial y a una orientación educativa de calidad, a las que tiene derecho según la LODE y la LOE y un empobrecimiento de la acción tutorial, en cuyo  caso sí que podríamos encontrarnos  con unos tutores “al borde de un ataque de ESO”, frase tomada del título de la página web del compañero y amigo Angel Sáez Gil antes mencionada, en la cual proporciona diferentes recursos para que los tutores/as puedan llevar a cabo dignamente su función.
Esperemos que triunfe el sentido común de las autoridades educativas y finalmente se mantenga la hora lectiva semanal de tutoría en la ESO en todas las comunidades educativas de nuestro Estado.
Sería bueno que el Ministerio de Educación tomase nota de la conveniencia de legislar, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 149 de la Constitución Española, las bases mínimas de la acción tutorial y orientadora de todo el Estado siguiendo las directrices de la Unión Europea y de la UNESCO, como en diferentes ocasiones hemos venido pidiendo desde la COPOE, en evitación de que cada Comunidad Autónoma pueda dar lugar a un Sistema Educativo diferente, con la posibilidad de existencia de 17 sistemas educativos diferentes en España (tantos como Comunidades Autónomas).
Además muchos opinamos que ya ha llegado el momento de que se lleve a cabo el tantas veces deseado Pacto por la Educación en España y dejar de ser el Estado primer productor de legislación educativa de la OCDE, pues los constantes cambios de legislación educativa que se han realizado en nuestro país no han sido nada beneficiosos para la formación de nuestros chicos y chicas en edad escolar y la situación económica y laboral que atravesamos demanda a gritos la estabilidad de nuestro sistema educativo.