Harry y su cubo de dinosaurios. ¡Vamos de acampada!
Ian Whybrow y Adrian Reynolds.
Editorial Everest, 2011.
Un niño, un cubo y seis dinosaurios de juguete protagonizan una serie de libros que inspiraron una producción televisiva didáctica y divertida, que aporta alternativas y soluciones a los dilemas cotidianos. Harry es un niño de 5 años con una gran imaginación, que vive con su madre, su abuela y una hermana pequeña. Sus mejores amigos son un grupo de dinosaurios que se alojan en una cubeta, pero tan sólo él y su abuela saben que los dinosaurios son reales. En esta entrega, Harry va a acampar a Dinolandia con sus amigos y juntos disfrutan de una emocionante aventura.

   
 

El misterioso caso de los fantasmas solitarios
Guillermo Fesser.
Alfaguara Infantil, 2011.
Tecnología y literatura se unen por primera vez en un libro, donde las ilustraciones principales contienen enigmas encriptadas que los niños podrán descifrar con un teléfono móvil. El protagonista de este relato es Anizeto Calzeta, un detective secreto bastante calamidad, que usa peluquín y, por amor, es capaz de zamparse hasta comida de gatos. Pero sabe la receta de la plastilina, la del olor de lluvia y un montón de trucos de magia. Vive en la casa del Chaflán, en el mismo bloque que su ayudante Ruedas, una niña que se maneja con los ordenadores tan bien como con su silla de ruedas y que ha diseñado su página web: www.loqueocurre.com, donde los niños encontrarán trucos de magia, plantillas, recetas sorprendentes.

   
 

Escuela de cazadragones. La venganza de la dragona
K.H. McMullan.
Montena, 2011.
Wiglaf sueña con ser un héroe, pero está como un flan: la dragona Seetha von Flameado está volando, veloz como un rayo, hacia la Escuela de Cazadragones. Se ha enterado de que Wiglaf ha cazado a Gorzil, su hijito mimado, y ahora quiere vengarse. En esta escuela en lugar de enseñar matemáticas, lengua y geografía, los alumnos aprenden a cazar dragones. Mordred el maravilloso es su director que no enseña, pero manda, el profesor Prissius Pluck, el preparador Wendell Plungett y en la cocina, Cazón, que sueña con abrir un restaurante. Además de Wiglaf, entre los mejores estudiantes figuran Eric el Terrible, el empollón, y Angus el Vengador, que se duerme en cualquier sitio.

   
 

El abrazo de la muerte
Concha López Narváez y María Salmerón López.
Grupo Anaya, 2011.
Un hostal, una vieja mansión y un cementerio son los escenarios de estos tres relatos que harán temblar a los lectores a partir de 12 años, sumergiéndoles en sus oscuros ambientes. Concha López y su hija María han decidido “fabular” juntas y dar forma a estas historias, porque piensan que “los miedos literarios sirven para ahuyentar a los reales”. Aunque reconocen la influencia de Edgar Allan Poe y Howard Phillips Lovecraft, procuran que, tanto en la forma como en el fondo, su literatura sea independiente y personal.

   
 

Rico y Oscar y el secuestrador del supér
Andreas Steinhöfel.
Grupo Editorial Bruño, 2011.
Lento y demasiado sincero, Rico pone a todo el mundo de los nervios, porque a veces le cuesta comprender las cosas. “Es como si mi cerebro condujera un coche sin volante”, admite. Sin embargo, un día conoce a Oscar, un sabelotodo muy particular y, junto a él, intentará resolver el misterio del secuestrador del súper, que está aterrorizando a la ciudad. Además, de paso, Rico descubrirá lo divertido que puede ser tener un amigo. Andreas Steinhöfel, traductor, crítico, guionista y autor de numerosos libros, ha obtenido con esta novela el Premio Nacional de Literatura Juvenil de Alemania en 2009.

   
 

Mi vida como estrella de cine
Janet Tashjian.
Mcmillan Infantil y Juvenil, 2011.
Para Derek el primer día de clase es siempre el peor día del año. “Es como si un cirujano loco te tumbara en una mesa de operaciones y te arrancara del pecho un órgano importante, llamado verano. Nuestro protagonista es un fenómeno del monopatín, y así, por casualidad, el coordinador de especialistas de una película le ve hacer skate por la calle y le contrata para que trabaje unos días con él. Derek no podía soñar con nada mejor: unos días sin clase, rodar con una súper estrella y comer galletas y helados en los descansos. Pero tanta felicidad debe encerrar algún inconveniente.

   
 

Fuera de control
Villegas, Kent e Iván Chacón.
Macmillan Iberia, 2011.
Si no sabes cómo manejarte en el instituto, no sabes por qué tu aspecto está cambiando, cómo acercarte a las chicas y, además, nadie te entiende, este libro constituye una guía para sobrevivir en la adolescencia. Los chicos, a partir de los 13 años descubrirán por qué los genitales pueden tomar diferentes facetas y actitudes, el acné, los horrendos y agudos gallos en la voz, el desarrollo de la musculatura, pero también aprenderán cómo superar la ansiedad que pueden causar los rígidos patrones masculinos que con frecuencia impone la sociedad y todo lo que hay detrás del hecho de enamorarse. Además, ofrece recursos para navegar seguro y con confianza por el universo de Internet, disfrutando de sus ventajas, pero sin convertirse en víctima de hackers y crackers.