Harry y el elefante perdido
Editorial Everest, 2011.
Un niño, un cubo y seis dinosaurios protagonizan una producción televisiva, basada en una serie de libros de Adrian Reynolds e Ian Whybrow. Su protagonista, Harry, es un niño de cinco años con una gran imaginación que se esfuerza en buscar soluciones a sus dilemas diarios. Sus mejores amigos son unos dinosaurios de juguete que viven en una cubeta, pero sólo él y su abuela saben que los dinosaurios son reales. En esta entrega de la serie, Harry ha ido a cuidar el zoo de Dinolandia, donde todo va muy bien, hasta que descubren a un bebé elefante que no encuentra a su mamá y deciden ayudarlo.

   
 

Mujercitas
Louisa May Alcott (adaptación de Angel Burgas).
Lumen, 2011.
Mientras su padre sirve en el ejército, Meg, Jo, Amy y Beth conviven con su madre que intenta inculcarles buenos modales y las conductas apropiadas para relacionarse en la sociedad del siglo XIX. A lo largo de la historia, las cuatro hermanas muestran sus intereses y anhelos, sus virtudes y defectos y permiten al lector adentrarse en su pequeño mundo y observar cómo crecen, cómo se enfrentan a situaciones difíciles, cómo logran hacerse un hueco en el mundo laboral y cómo superan las presiones de la vida conyugal. La novela original de Louisa May Alcott fue publicada en 1868 y enseguida cautivó a miles de lectores en todo el mundo. Narra la historia y las vivencias de las hermanas March durante la Guerra Civil que tuvo lugar en Estados Unidos entre 1861 y 1865. Con el paso del tiempo, este libro se ha convertido en un clásico de la literatura universal.

   
 

Monster High. Monstruos de lo más normales
Lisi Harrison.
Alfaguara, 2011.
Cleo está que trina con Frankie y con Melody, no paran de robarle protagonismo y están eclipsando su reportaje de moda de inspiración egipcia en la mismísima revista Vogue. Pero es que Frankie Stein tiene revolucionado el entorno de los RAD, empeñada como sigue en que los normis los acepten como son y se den cuenta de que no es cierto todo lo que sale en las películas de terror. En el baile de disfraces del instituto, al que asistieron los RAD sin su habitual disfraz de normi, las cosas no salieron como la hija de los Stein esperaba. Con la ayuda de sus amigos, Frankie pondrá en marcha un plan muy arriesgado en el que pueden perder o ganar mucho. Esta saga transcurre en Salem (Oregón) y su instituto de secundaria es aparentemente normal, pero algunos de sus alumnos tienen un secreto, son familiares de monstruos y personajes de terror legendarios.

   
 

Los Juegos Atlantes
Joaquín Londáiz.
Montena, 2011.
Después de unos días turbulentos, parece que la tranquilidad vuelve a la Atlántida. Sus habitantes no se han tomado demasiado mal la llegada de los rebeldes que, después de todo, han sido bastante pacíficos en su desembarco. Además, cuentan con la presencia de Tristán, Sophia e Ibrahim, unos muchachos extranjeros que son considerados los tres elegidos y que les ayudarán si surge cualquier desavenencia. Pero no tardará en confirmarse la noticia del fallecimiento del rey Fedor IV que, al morir sin descendencia, plantea el dilema de su sucesión. Como descendiente directo de Gadiro (hermano gemelo de Atlas)  corresponde a Branko la corona atlante, así que este líder rebelde no tardará en tomar la iniciativa y emprender su plan hacia el poder.

   
 

La sombra del dragón
Kate O’Hearn.
Grupo Anaya, 2011.
Un rey despiadado, caballeros, dragones, brujería, magia y una extraña profecía configuran un mundo de criaturas fantásticas y tiranía, donde las hermanas Kira y Elspeth, que han sido desterradas, deciden luchar por la libertad contra la injusticia de la Primera Ley. Pero el malvado Lord Dorcon tiene otros planes para ellas. Bajo el influjo de la magia de Paradón viajarán a lugares insospechados, donde nuevas aventuras, desafíos y amenazas les esperan antes del cumplimiento final de la antigua profecía. La autora de esta serie reside en el centro de Nueva York. De niña le gustaba imaginarse sobrevolando la ciudad a lomos de un dragón o en Florida sorteando las crestas de olas inmensas. Estos y otros sueños alimentan la fantasía de sus novelas.

   
 

El descubrimiento de las brujas
Deborah Harkness.
Suma de letras, 2011.
Este es un libro que destila magia y sensualidad. Los aromas se detallan a cada momento y el vino es protagonista de muchas de sus páginas. Deborah Harkness ha dotado a su vampiro de su pasión por los vinos exquisitos. En cenas memorables, el vampiro Clairmont descorcha para Diana las botellas más valiosas del mundo y la incita a descubrir en cada copa todos sus aromas embriagantes. Diana va refinando su olfato y se abren puertas a sus sentidos que siempre habían permanecido cerradas. Matthew es la tentación, la promesa de algo nunca vivido y la amenaza de ser ella una presa más ante los colmillos del vampiro. Sin embargo, Diana Bishop no es una heroína frágil, sino que es terca, valiente y a medida que va conociendo y dominando sus poderes demuestra que como bruja puede ser temible.