Convocatoria de ayu- das para el Programa Campus de Excelencia Internacional

Constitución del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado

Este órgano da visibilidad institucional a la participación de más de 1.500.000 alumnos en las políticas de gestión, desarrollo y modernización de la Universidad  

A través del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado los estudiantes tendrán interlocución directa formal con el Ministerio de Educación, al igual que sucede ya con los rectores a través del Consejo de Universidades y con las Comunidades Autónomas a través de la Conferencia General de Política Universitaria. Este órgano de representación da visibilidad institucional a la participación de los estudiantes y ofrece un marco clave para debatir las políticas de modernización del sistema universitario español.

El Consejo de Estudiantes Universitario del Estado, presidido por el ministro de Educación, contará con representantes de todas las universidades públicas y privadas españolas. (Foto: Íñigo Amescua)

Madrid.
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha presidido en Madrid, el acto de constitución formal del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE). Con este órgano de representación, demanda histórica de los estudiantes universitarios, éstos podrán expresar formalmente sus propuestas y opiniones ante la comunidad educativa.
El Consejo de Estudiantes Universitario es el órgano de deliberación, consulta y participación de los estudiantes universitarios ante el Ministerio de Educación. Se reunirá en Pleno un mínimo de 3 veces al año, y realizará un informe bianual de actividades y diagnóstico del sistema universitario español.
En su primera reunión formal, el Consejo elegirá su vicepresidente segundo por votación directa y secreta a partir de las candidaturas presentadas por los propios estudiantes. También designará a cinco estudiantes que serán miembros de la Comisión Permanente. Entre otras tareas, esta Comisión será la encargada de impulsar la redacción del reglamento que detalle el funcionamiento del Consejo.
En próximos encuentros, el Consejo de Estudiantes Universitario del Estado deberá elegir a sus representantes en órganos y comisiones donde también está prevista la participación del Consejo de Universidades y la Conferencia General de Política Universitaria. Todo ello permitirá en el futuro que los estudiantes sean escuchados formalmente en temas de relevancia como becas, inclusión, financiación o empleabilidad. Contarán, en definitiva, con un nivel de interlocución con el Ministerio de Educación tan directo como el que ya está previsto para los rectores y los consejeros de Educación de las Comunidades Autónomas.
Según señaló el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, a los medios informativos “la constitución de este Consejo es un paso histórico que demuestra a los estudiantes que el Ministerio de Educación les considera verdaderos protagonistas del sistema universitario y no sólo invitados dentro del mismo”.

Desarrollo del Estatuto del Estudiante Universitario

La creación del CEUNE se establece en el Estatuto del Estudiante Universitario, aprobado por el Gobierno el 30 de diciembre de 2010. En este documento se estipula que “el Consejo está formado por 3 representantes del Ministerio de Educación, 5 expertos designados por el ministro de Educación y 78 representantes de los estudiantes, pudiendo ser en el futuro hasta 101 cuando se complete”.
El Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE) estará presidido por el ministro de Educación, mientras que su vicepresidente primero será el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta. La directora general de Atención, Participación y Empleabilidad de Estudiantes Universitarios, Mercedes Chacón, actuará como secretaria. Su vicepresidente segundo será el estudiante elegido entre todas las candidaturas presentadas.
Entre las competencias del Consejo se encuentran: informar los criterios de las propuestas políticas del Gobierno en materia de estudiantes universitarios; ser interlocutor válido ante el Ministerio de Educación; contribuir activamente a la defensa de los derechos de los estudiantes; velar por la adecuada actuación de los órganos de gobierno de las universidades en lo que se refiere a derechos y deberes de los estudiantes; recibir y, en su caso, dar cauce a las quejas que le presenten los estudiantes universitarios, y elevar propuestas al Gobierno.
Según la normativa de este nuevo órgano de representación estudiantil, se prevén distintas vías para la elección de los estudiantes que serán miembros del Consejo: algunos proceden de los consejos de estudiantes de las universidades (habrá uno por cada universidad, tanto pública como privada), otros proceden de las confederaciones y federaciones de las asociaciones con presencia en el Consejo Escolar del Estado. El CEUNE contará además con un estudiante por cada uno de los Consejos Autonómicos de Estudiantes, así como con representantes de asociaciones que persigan fines de interés general (siempre tendrán que ser estudiantes universitarios). En su composición, el CEUNE procurará atender al principio de presencia equilibrada de mujeres y hombres.

Cambio de la Universidad

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, en su comparecencia ante los medios de información tras el acto de constitución del CEUNE, destacó la “importancia de la participación activa y la implicación de los estudiantes en la transformación y mejora de calidad de la Universidad”, y significó que “los estudiantes universitarios son partícipes de la responsabilidad social y ética que es exigible a las universidades”.
Gabilondo explicó que, con el Estatuto del Estudiante Universitario, la Universidad integrará en su estrategia las acciones que les preocupan, y subrayó que el CEUNE va a representar a un millón y medio de estudiantes.
En este sentido, el ministro de Educación destacó que se deben aplicar las tecnologías de la información y la comunicación en este entorno, ya que propician nuevas formas de participación alternativa a la propiamente institucional. Por ello, animó a practicar la participación activa basada en la promoción del acceso universal de los estudiantes a la información y a la transparencia en los procesos deliberativos del CEUNE.
Por otro lado, Gabilondo afirmó que “se va a trabajar para que la docencia sea de calidad, por un modelo formativo y por que los servicios de atención a los estudiantes, los de empleo y los de apoyo universitario en general, funcionen”. Asimismo, indicó que se va a trabajar en hacer de los Campus de Excelencia Internacional “espacios de relación con los empleadores, con los agentes y organizaciones sociales para facilitar con ello la empleabilidad y el desarrollo profesional”.
Finalmente, el ministro de Educación abogó por la implantación y disposición de “un buen plan de orientación para evitar el fracaso y el abandono, sobre todo en los primeros años de estudio”, e instó a la comunidad universitaria a “situar a las universidades españolas en el Espacio Europeo de Educación Superior y convivir y estudiar en otras universidades, además de avanzar en hacerlas atractivas para los de fuera”.