El Gobierno da flexibilidad a las CC.AA para aportar fondos a los programas de cooperación educativa
A final de este curso académico habrá 140 títulos de Formación Profesional
CEAPA y CONCAPA quieren potenciar la participación de los padres en la vida de los centros
El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo respalda la presencia de los crucifijos en el aula
Un estudio de FETE-UGT analiza las causas del estrés entre el profesorado de Secundaria
Fallece Josefina Aldecoa, heredera
de la Institución Libre de Enseñanza
Entrega de los Premios Nacionales de Bachillerato y Formación Profesional
Los centros católicos desarrollan el Proyecto Educativo Institucional para fortalecer su autonomía
Abierto el plazo de presentación de candidaturas al premio Acción Magistral

Las cadenas de televisión vulneran cada vez más

el horario infantil protegido

España es uno de los pocos países desarrollados que carece de un organismo estatal de control y sanción

Cotilleo, insultos, violencia, actitudes sexistas y contenidos inapropiados han aumentado en el último año en los programas de TV que se emiten durante el horario de protección infantil, según un estudio presentado por el Observatorio de Contenidos Televisivos Audiovisuales (OCTA).
Varias cadenas de televisión emiten programas con contenidos inadecuados durante el horario infantil.

Madrid. M.G.
El Observatorio de Contenidos Televisivos Audiovisuales (OCTA) ha denunciado que en el último año ha aumentado el incumplimiento por las cadenas de televisión del Código de Autorregulación Infantil sobre Contenidos Televisivos e Infancia, pese a la aprobación de la Ley General de la Comunicación Audiovisual, que tiene entre sus principales objetivos lograr una mayor protección de los menores frente al televisor.
La Ley Audiovisual entró en vigor hace un año, el 1 de mayo de 2010. En estos meses, han seguido emitiéndose en las franjas horarias de protección infantil reforzada espacios como “Sálvame”, de Telecinco, o “El diario”, de Antena 3, conocidos por los habituales insultos entre sus colaboradores y por las palabras soeces que emplean algunos de sus participantes.
Además, con la TDT, han florecido como setas por toda España numerosos canales que contravienen la nueva ley, al emitir programas eróticos, tarot, servicios de contactos, todos ellos en horario infantil reforzado.
“Incluso hemos llegado a tener “edredoning” las 24 horas del día”, denuncia una de las autoras del informe de la OCTA, Maribel Martínez Eder, en referencia a la decisión de Telecinco de colocar el canal Gran Hermano 24 horas en la frecuencia que dejó libre la extinta CNN+.

Normativa vulnerada

El informe es contundente: “tenemos que concluir que en pocas ocasiones se ha vulnerado la normativa como en el recién finalizado 2010; precisamente el año en que se ha aprobado y puesto en vigor la nueva ley”.
El OCTA, integrado por medio centenar de asociaciones de consumidores, telespectadores y organizaciones sociales, se queja de que el código de autorregulación infantil que se impusieron en 2004 las televisiones por mediación del Gobierno, se ha revelado un “fracaso absoluto”, a juicio de Martínez Eder.
Para el OCTA, la razón hay que buscarla en que las asociaciones de telespectadores hacen periódicamente sus denuncias relativas a la emisión de contenidos inapropiados para los niños, pero las televisiones se quedan indiferentes, porque saben que Industria o se inhibe o les impone sanciones insignificantes.
La Ley Audiovisual prevé la creación del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA), con potestad sancionadora y de mediación para la retirada de licencias a los operadores, pero a día de hoy sigue sin ver la luz. El Gobierno ha insistido en que quiere sacarlo adelante esta legislatura, pero se escuda en que el PP no lo apoya.

Indiferencia del Gobierno

España es uno de los pocos países desarrollados que no tiene aún un organismo estatal de esta naturaleza, y el OCTA culpa de ello a la “indiferencia del Gobierno y de la oposición”, al “corporativismo mal entendido” de algunos medios que se oponen a este consejo y a “la posición contraria de las televisiones” a través de Uteca, que “ha tenido mucho éxito”, señaló Martínez Eder.
Según los datos del informe, entre marzo de 2009 y el mismo mes de 2010, se recibieron un total de 128 quejas por vulneración de este código, de las que sólo fueron aceptadas 22. Siete correspondían a Telecinco, otras tantas a Antena 3, cinco eran para Cuatro, y tres para la Sexta.
El estudio destaca especialmente en sus críticas a “Sálvame”, al que define como “como cien por cien contenido indeseable” y “El diario”, de Antena 3, del que dice que “aparte de sus contenidos, que atentan contra la honra, intimidad y dignidad de las personas”, muestra cada vez “una proporción mayor de personas que abandonan el plató en directo porque se siente engañada”.
“Tal cual”, de Antena 3; “Gran Hermano”, de Telecinco; “Padre de familia”, de la Sexta; y “Tonterías las justas”, de la Cuatro, son otros de los espacios a los que el informe del OCTA pone una cruz por sus contenidos inadecuados para la audiencia infantil.