La movilidad, nuevo reto de la Universidad española

Educación, Fundación ONCE y Fundación REPSOL colaboran para impulsar...

Los alumnos de Grado pagan hasta un 16% más por crédito, pero el coste...

Las universidades de Sevilla y Málaga activan la Fundación Andalucía Tech

Universidades de 16 países se agrupan en un proyecto contra el abandono estudiantil

Educación, Fundación ONCE y Fundación REPSOL colaboran para impulsar la formación de los alumnos con discapacidad

Madrid. El Ministerio de Educación, la Fundación ONCE y la Fundación REPSOL han firmado el pasado día 1 de marzo un convenio para promover que los alumnos con discapacidad continúen formándose al término de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato y sigan estudios en la Universidad. El convenio se produce dentro del marco del Programa Campus de Excelencia Internacional.
La participación de la Fundación ONCE y la Fundación Repsol en el convenio consistirá en cofinanciar por partes iguales ayudas hasta un importe total y conjunto de 100.000 euros. Estas ayudas servirán para que alumnos de Bachillerato y segundo ciclo de ESO con discapacidad puedan participar en “Campus inclusivos de verano. Campus Sin límites”. Estos campus suponen estancias de 5 días en el mes de julio de 2011 en grupos de hasta 10 estudiantes con discapacidad en las universidades españolas.
La participación del Ministerio de Educación en el convenio consistirá en la concesión de ayudas complementarias a las anteriormente descritas por un importe total de hasta 100.000 euros.
Además, con este acuerdo las tres entidades se comprometen a sensibilizar al entorno universitario sobre las necesidades de los estudiantes con discapacidad, de manera que las universidades promuevan la adecuación de sus sistemas, métodos y materiales educativos a dichos estudiantes, facilitando el desarrollo de su talento y su creatividad y su plena adquisición de competencias. Se busca también la mejora de los protocolos universitarios de acogida para estudiantes con discapacidad.
La iniciativa se recoge en un convenio firmado por Marius Rubiralta, secretario general de Universidades del Ministerio de Educación; Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE; y César Gallo, vicepresidente de la Fundación REPSOL. La Fundación ONCE ya colaboró en anteriores convocatorias del Programa Campus de Excelencia Internacional, pero para la Fundación REPSOL este acuerdo supone su incorporación al mismo.

Campus de Excelencia Internacional. El Programa Campus de Excelencia Internacional se enmarca en la Estrategia Universidad 2015 para modernizar la Universidad española. Promueve agregaciones estratégicas entre universidades y otras instituciones ubicadas en los campus con el fin de crear "ecosistemas de conocimiento" que favorezcan el empleo, la cohesión social y el desarrollo económico territorial. El Gobierno ha invertido en el Programa más de 590 millones de euros entre 2008 (año de su puesta en marcha) y 2010. La convocatoria 2011 estará dotada con 111,8 millones de euros.
La participación de la Fundación ONCE y la Fundación REPSOL en el convenio suscrito hoy se enmarca en la convocatoria 2010 del Subprograma de Fortalecimiento de Campus de Excelencia Internacional, modalidad Colaboración Público-Privada, en el ámbito de Excelencia dirigida al entorno. Ambas fundaciones otorgarán sus ayudas a las universidades seleccionadas en dicha convocatoria, y éstas a su vez deberán destinarlas a sufragar los gastos derivados del desarrollo de los proyectos de “Campus inclusivos de verano, Campus Sin Límites”.
La Fundación ONCE para la cooperación e inclusión social de personas con discapacidad nació en febrero de 1988 como un instrumento de cooperación y solidaridad de los invidentes españoles hacia otros colectivos de personas con discapacidad para la mejora de sus condiciones de vida. Además de la ONCE como entidad fundadora, están presentes en la Fundación ONCE, a través de su patronato, máximo órgano de gobierno, las principales organizaciones de discapacitados de España.
Fundación Repsol es la expresión de la vocación social de Repsol y en su compromiso con la mejora sostenida de la sociedad actúa en los ámbitos de la acción social, la educación, la cultura y el medioambiente, impulsando un futuro sostenible que contribuya a mejorar la calidad de vida de las personas. Fundación Repsol está cada vez más implicada en la integración de las personas con discapacidad y trabaja, junto con otras entidades, para conseguir un modelo de convivencia que permita la igualdad de oportunidades de este colectivo y su integración laboral, social y cultural. Para ello, desarrolla proyectos que abarcan tanto la cultura, como el deporte y la educación.

Los alumnos de Grado pagan hasta un 16% más por crédito,
pero el coste de la titulación es menor

Madrid. Los alumnos de las titulaciones de Grado, adecuadas al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), pagan en las universidades públicas entre un 13% y un 16% más de media por crédito matriculado que los estudiantes de las carreras tradicionales de dos ciclos.
Sin embargo, los estudiantes de Grado abonan menos en total por la carrera completa como consecuencia de una carga lectiva total inferior, que reduce el precio final, según una simulación de costes publicada en el informe “Datos y Cifras del Sistema Universitario” correspondiente al curso académico 2010-2011, elaborado por el Ministerio de Educación.
El coste para un estudiante de un curso (sesenta créditos) de una titulación genérica de grado supondría, según informa Efe, 878 euros, que se reducirían a 776 euros si es una carrera convencional.
Un alumno de Grado pagaría 3.512 euros por toda la titulación, en tanto que el precio para un estudiante de segundo ciclo sería de 3.879 euros, si bien es cierto que el número de créditos es mayor en el segundo caso (trescientos), dado que las nuevas titulaciones acogidas al proceso de Bolonia requieren, en general, sólo doscientos cuarenta créditos.
Las diferencias de precios se mantienen aun en caso de penalización por la matriculación de asignaturas que se repiten, según el documento citado.
Este curso, las universidades sólo han podido ofrecer plazas de nuevo ingreso para grados, pero mantienen las enseñanzas previas, hasta su extinción, para alumnos matriculados con anterioridad.
En la mayoría de las comunidades autónomas, las tasas académicas son más altas en los grados que en los otros estudios aún vigentes, pero iguales en Andalucía, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Galicia. En Murcia, el crédito de los grados es más barato en las titulaciones de experimentalidad máxima.
Como media nacional, los universitarios abonan 10,26 euros por crédito cursado por vez primera en la experimentalidad mínima de los estudios tradicionales y 15,44 euros en la máxima. Las tasas son más altas en los grados: 11,58 y 17,90 euros, respectivamente.
La diferencia de precio puede ser superior al 38% en la experimentalidad más alta, como en Cataluña y Castilla y León, o apenas del 3% en la más baja, como en Extremadura.
El profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Jaén, Juan Hernández Armenteros, recuerda, en declaraciones a EFE, que existe cierta discrecionalidad cuando se fijan los precios, dentro de una horquilla aprobada por la Conferencia General de Política Universitaria. Sin embargo, no hay “ninguna razón objetiva”, afirma Armenteros, para cobrar unas cantidades u otras por crédito, pues no son referencia de coste real.
Armenteros afirma que “lo que pagan los alumnos es de media el 8% o 10% del gasto que supone la actividad universitaria”, y precisa al respecto que “una vez que se implante la contabilidad analítica podrá conocerse el coste real de cada titulación”.

Las universidades de Sevilla y Málaga activan la
Fundación Andalucía Tech

Madrid. Los rectores de las Universidades de Sevilla (US) y Málaga (UMA), Joaquín Luque y Adelaida de la Calle respectivamente, han firmado el miércoles 2 de marzo la escritura de constitución de la Fundación Andalucía Tech, sobre la que se articula la gobernanza del Campus de Excelencia Internacional (CEI). Se trata de una institución sin ánimo de lucro, acogida a las leyes de Fundaciones, según han informado ambas instituciones en un comunicado.
Esta fundación nace con el objetivo de perseguir la excelencia en la docencia, la investigación, la innovación y la gestión; la transformación de la sociedad, impulsando valores alineados con los específicos del Campus Andalucía Tech, donde las personas, el talento y el conocimiento ocupan el foco central de sus intereses; la creación de un ecosistema científico-tecnológico respetuoso con el medio ambiente, en un entorno amable y socialmente responsable; y el desarrollo de un modelo de Campus abierto, sostenible y universal.
El Patronato es el órgano de gobierno de la Fundación. Integrado por miembros natos y designados, le corresponde cumplir los fines fundacionales y administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación. El presidente del Patronato es el rector de la Universidad de Sevilla y la vicepresidenta, la rectora de la Universidad de Málaga. Además, estará compuesto por 20 miembros más, que serán designados por las dos universidades (diez cada una de ellas) y por trece miembros designados por acuerdo de los rectores de ambas universidades entre las entidades agregadas al proyecto Andalucía Tech, (tres representantes de Parques Tecnológicos, dos de Centros Tecnológicos y ocho empresas). Asimismo, tendrán la condición de patronos la Junta de Andalucía, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad Internacional de Andalucía.
La Fundación Andalucía Tech desarrollará de forma prioritaria sus actividades en la comunidad andaluza, sin perjuicio de que pueda entablar relaciones con terceros en diferentes ámbitos territoriales. Contará con instalaciones en ambas ciudades y su domicilio social radicará en Málaga.
Los rectores de las Universidades de Sevilla y Málaga han suscrito también, según informa Europa Press, los convenios específicos para la implantación y desarrollo de las titulaciones conjuntas de: Graduado en Ingeniería de Organización Industrial, Graduado en Ingeniería de la Salud, Graduado en Estudios de Asia Oriental, Graduado en Ingeniería Electrónica, Robótica y Mecatrónica y Graduado en Ingeniería de la Energía. De este modo se inician los trámites para que estos títulos sean aprobados por los órganos competentes.

Universidades de 16 países europeos y latinoamericanos se agrupan en un proyecto común contra el abandono estudiantil

Madrid.- Un total de veinte universidades de 16 países europeos y latinoamericanos han puesto en marcha un proyecto conjunto que, bajo el nombre “Gestión Universitaria Integral del Abandono – GUIA”, persigue mejorar los índices de permanencia en la educación superior y combatir así el abandono estudiantil.
El proyecto, que tendrá una duración de tres años, está financiado con fondos de la Unión Europea y coordinado por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), que aunará el trabajo de las seis universidades europeas de España, Portugal y Francia, y las catorce universidades de diferentes países de América Latina que participan.
En conjunto, las universidades que participan en este proyecto agrupan a 830.000 estudiantes, de los que el 54,7% son mujeres y un 45% tiene un perfil socioeconómico bajo o medio-bajo. En la iniciativa están representadas las diferentes ramas del conocimiento, siendo mayoritarias las Ciencias Sociales y Jurídicas (32,1%) y la de Ciencia y Tecnología (30,9%), según informa la UPM en un comunicado, en el que se precisa que “uno de los primeros objetivos de este trabajo es conocer mejor el fenómeno de la deserción estudiantil en la Universidad, es decir, sus tipos, causas y costes asociados, para lo que se han puesto en marcha equipos de trabajo multinacionales que recaban información disponible, con la dificultad de que ésta es disponible, escasa, poco homogénea y de difusión muy limitada”.