Más de 51 millones en ayudas para realizar cursos de idiomas en el extranjero este verano
En junio estarán aprobados los Reales Decretos sobre enseñanza que desarrollan la Ley de Economía Sostenible
Los sindicatos piden al Gobierno que prorrogue indefinidamente las jubilaciones LOE
"La Justicia va al colegio", proyecto
para acercar a los escolares al funcionamiento judicial
El Instituto Cervantes presenta un curso
de español por Internet para niños de
8 a 13 años
"Modelo de Parlamento Europeo", un programa para el fomento del debate constructivo
Educación convoca los premios Miguel Hernández sobre educación de
personas adultas
El ministro Ángel Gabilondo inaugura
en Huelva el Museo Pedagógico
Entregados los premios Francisco Giner de los Rios a la mejora de la calidad educativa
Los alumnos de 2º de ESO pueden participar en el certamen literario de Coca Cola
Convocados los premios escolares Paz y Cooperación 2011

La desigualdad, principal obstáculo para universalizar la educación en América Latina

Un informe de la Unesco muestra los avances y las dificultades para el cumplimiento en 2015 de los Objetivos del Milenio en esa región  

América Latina y el Caribe están a punto
de lograr la universalización de la
enseñanza primaria, que en 2008 alcanzó
al 95% de la población infantil, aunque la desigualdad en la región es el principal escollo para lograr esta meta, según
ha informafo en Santiago de Chile la
Oficina Regional de la Unesco.

Madrid.
Casi un 40% de los países de América Latina y el Caribe, según un informe dado a conocer por la Unesco, han logrado ya el objetivo de la universalización de la enseñanza primaria, y otro 20% está cerca de alcanzarlo, aunque en 2008 aún había 2,9 millones de niños no escolarizados, lo que supone el 4% de todo el mundo, según informa Efe.
Según el responsable de la Oficina Regional de la Unesco, Jorge Sequeira, esto se debe a las desigualdades económicas y sociales que hay en los países de la región, que dificultan el acceso a la educación. “La desigualdad es un freno al progreso social de nuestra región y contrarresta el enorme potencial y capital humano, económico y cultural de nuestros países”, señaló Sequeira, quien aseguró que la educación es una herramienta indispensable para reducir la disparidad en Latinoamérica.
Sequeira presentó la sección del “Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo” dedicada a América Latina y el Caribe, que muestra los avances en el cumplimiento de los seis objetivos que se marcó en 2000 la Unesco en materia de educación para 2015.
El informe destaca el aumento de la escolarización primaria y de los matriculados en educación secundaria en muchos países de la región, pero identifica algunos problemas en el Caribe, donde la escolarización primaria disminuyó un 9%.
El responsable regional de la Unesco destacó que América Latina “es la región donde más progresos ha habido, aunque mejorar la calidad de la educación es una de las asignaturas pendientes”. Si bien varios países de la región han logrado la universalización de la enseñanza primaria, la situación sigue siendo crítica en Dominica, Jamaica y la República Dominicana, donde las tasas de escolarización van entre un 76% y un 82%.
El documento advierte de que para 2015, “todavía habrá muchos niños sin escolarizar en la región”, a pesar de que las cifras de escolarización van en aumento en muchos países. Es el caso de Venezuela, donde si persiste la tendencia de la última década, el número de niños sin escuela disminuirá un 46%, hasta quedar en 143.000, mientras que en Brasil se reducirá un 33% hasta 452.000 niños.

Objetivos del Milenio

El segundo de los Objetivos del Milenio que Naciones Unidas fijó en 2000 es lograr la enseñanza primaria universal, asegurando que en 2015 todos los niños sean capaces de completar un ciclo. La supervivencia escolar experimentó progresos entre 1997 y 2007 en Belice, Colombia, El Salvador y Guatemala, mientras que esa tasa se redujo a partir de 1999 en Aruba, Chile, Panamá, República Dominicana y Venezuela.
En el caso de la educación secundaria, el número de alumnos matriculados aumentó un 13% desde 1999, aunque en 2008 había aún algo más de dos millones de adolescentes fuera de los sistemas educativos.
Ese año, casi nueve de cada diez adolescentes de la región cursaban estudios secundarios, aunque en algunos países el nivel de escolarización es inferior al 70%, como ocurre en El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Paraguay.
En tanto, la enseñanza superior (universitaria) exhibe cifras positivas, ya que en 2008 había casi veinte millones de estudiantes matriculados en toda la región en este nivel, lo que supone dos veces más que en 1999.
También están mejorando las tasas de alfabetización, aunque en 2008 aún había en América Latina y el Caribe unos 36 millones de adultos analfabetos, esto es, el 9% de la población adulta, aunque hay importantes disparidades entre los países.
Brasil, que en 2007 contaba con 14 millones de adultos analfabetos, concentra el 39% de la población adulta analfabeta en Latinoamérica.
Otro aspecto en el que se ha mejorado es la paridad entre los sexos en la enseñanza primaria, aunque también hay muchas diferencias entre los países.

Más y mejor inversión en educación

Por otra parte, la Unesco urgió a Latinoamérica a invertir más y de mejor manera en educación, al alertar que solo el 40 % de los países de la región destina más del 5 % del producto interno bruto (PIB) para a ese sector.
Ricardo Martínez, experto de la oficina de Educación de la Unesco para Centroamérica, ha afirmado en San José (Costa Rica), en el marco de la presentación para Centroamérica del informe mundial de la Unesco “Una crisis encubierta: conflictos armados y educación”, que los países latinoamericanos “deben apostar por una mayor inversión para crear sistemas educativos sólidos y atractivos para los estudiantes”.
Martínez, según informa Efe, recordó que en el programa de la Unesco “Educación para Todos” (EPT), suscrito en el año 2000, se establece el compromiso de los países de alcanzar las metas de destinar un 6 % del PIB a la educación y llegar al 93 % de alfabetización en 2015.
Algunos de los países latinoamericanos que hasta ahora han superado el 5 % del PIB en inversión educativa son Costa Rica, Cuba, Brasil, Argentina, mientras otros, como Nicaragua, Guatemala, Panamá y El Salvador, están por debajo de esa cifra.
El documento indica que en América Latina vive el 4 % de los niños del mundo sin escolarizar, de los cuales la quinta parte estuvo alguna vez matriculado en una escuela, por lo que urgió a los Gobiernos a poner atención en esa situación.
Otros datos que se recogen en el informe hacen referencia a la existencia de un déficit de dos millones de docentes en la región latinoamericana, la misma cantidad de adolescentes que se encuentran sin escolarizar. A este respecto, Martínez señaló que “persiste la desigualdad en acceso y éxito escolar debido a la pobreza y la vulnerabilidad en la región”.
El funcionario de la Unesco también abogó por un combate más efectivo contra la violencia y las drogas en las escuelas, y destacó una tendencia en la región a una mayor demanda de institutos técnicos, científicos y de idiomas.
Por su parte, el ministro costarricense de Educación, Leonardo Garnier, afirmó que en muchos países del mundo existe un “círculo vicioso” en el que se generan empleos poco remunerados y poca inversión en educación.
Según el ministro, algunos países latinoamericanos como Costa Rica, Uruguay, Chile, Colombia y Brasil han logrado abrir empleos de calidad y mejorar la productividad del país, y al mismo tiempo también impulsar la educación. Sin embargo, alertó Garnier, estos países no pueden conformarse y deben apostar por alcanzar los estándares de naciones desarrolladas.