Más de 51 millones en ayudas para realizar cursos de idiomas en el extranjero este verano
En junio estarán aprobados los Reales Decretos sobre enseñanza que desarrollan la Ley de Economía Sostenible
"La Justicia va al colegio", proyecto
para acercar a los escolares al funcionamiento judicial
El Instituto Cervantes presenta un curso
de español por Internet para niños de
8 a 13 años
"Modelo de Parlamento Europeo", un programa para el fomento del debate constructivo
Educación convoca los premios Miguel Hernández sobre educación de
personas adultas
El ministro Ángel Gabilondo inaugura
en Huelva el Museo Pedagógico
Entregados los premios Francisco Giner de los Rios a la mejora de la calidad educativa
Los alumnos de 2º de ESO pueden participar en el certamen literario de Coca Cola
Las desigualdades, principal obstáculo para universalizar la Educación Primaria en América Latina
Convocados los premios escolares Paz y Cooperación 2011

Los sindicatos creen que prorrogar el sistema de jubilaciones anticipadas es un acto de justicia para el colectivo docente, y una medida para mejorar la calidad de la enseñanza y potenciar la educación.

Sigue la polémica por la jubilación anticipada

Los sindicatos piden al Gobierno que la prorrogue indefinidamente

Los sindicatos han rechazado las declaraciones del secretario de Estado de Educación, en las que afirmaba que la prórroga de las  llamadas jubilaciones LOE depende exclusivamente de las organizaciones sindicales, y han pedido al Gobierno que asuman su responsabilidad es este tema y tomen una decisión en breve plazo. CCOO, CSI-F y UGT han reiterado una vez más que las jubilaciones anticipadas voluntarias ayudan a mejorar la calidad de la enseñanza, al premitir rejuvenecer y renovar las plantillas.

Madrid. G. A.
Las federaciones de Enseñanza de CCOO y de UGT han mostrado su “extrañeza y protesta” por las declaraciones del secretario de Estado de Educación, “en las que sostiene que la prórroga de las jubilaciones del profesorado según el sistema establecido en la Ley Orgánica de Educación (LOE) depende de las decisiones de los sindicatos”. Creen que “si el secretario de Estado considera conveniente, al igual que los sindicatos, la prórroga de las jubilaciones LOE, lo que tiene que hacer es convencer de ello a sus compañeros de Gobierno y no trasladar la responsabilidad a quienes no la tienen”.
Estas organizaciones advierten que, en el debate celebrado hace unos días en el Senado sobre la Ley complementaria de la Ley de Economía Sostenible, el Grupo Socialista “no ha aceptado, siguiendo las instrucciones del Gobierno, una propuesta sindical sobre ampliación del período de implantación de la LOE que suponía, de facto, la prórroga de estas jubilaciones voluntarias”. Por eso, creen que resulta “inadmisible que pocos días después el mismo ejecutivo trate de trasladar la responsabilidad de su decisión a las organizaciones sindicales”.
CCOO y UGT también recuerdan que ya han trasladado “reiteradamente” a todos los ámbitos del Gobierno la necesidad de “apostar por una educación de calidad, como el elemento más importante y decisivo en la transformación del sistema productivo necesario para salir de la crisis”. Y añaden que “para conseguirlo es preciso potenciar la educación y la formación, favorecer una mayor implicación del profesorado y rejuvenecer las plantillas docentes con el mantenimiento de las jubilaciones LOE”.

Acto de justicia

También el sector nacional de Enseñanza de CSI-F exige al Ministerio de Educación que se pronuncie “de forma clara” sobre cuál es su posición en el tema de una posible prórroga de la jubilación LOE, y cree que las declaraciones del secretario de Estado “suponen una ligereza por su parte, pues podrían constituir un grave ataque contra la unidad sindical en un asunto nuclear para nuestra educación”. También reitera que “llevamos mucho tiempo reclamando la prórroga indefinida” de dicho modelo de jubilación, “y no porque sea precisamente un capricho, sino porque es un acto de justicia con el colectivo de profesores de la enseñanza pública, y porque es una necesidad para el sistema educativo”.
Así, insiste en que “es un acto de justicia con una generación de docentes que ha tenido que adaptar los postulados de la vieja escuela heredada por la democracia, a una sociedad nueva inmersa en un vertiginoso proceso de modernización. Y para ello ha tenido que soportar la implantación de seis leyes educativas, ha tenido que adaptarse a los impresionante cambios de la sociedad española, ha tenido que desarrollar estrategias para adaptar nuestra educación a los miles de emigrantes que han llegado a nuestro país, y ha tenido que implantar las nuevas tecnologías en los centros educativos”. Y a la vez es “una necesidad para rejuvenecer las plantillas, para llevar a cabo la revolución que necesita nuestra educción y situarla en nuestro entorno social y económico, y para dotarla de la calidad necesaria para hacer de nuestra juventud una generación formada para ayudarnos a salir de la crisis lo antes posible”.

Recurso en Madrid

Por otra parte, la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT-Madrid ha presentado un recurso de alzada, contra la eliminación por parte de la Comunidad Autónoma madrileña de la gratificación de la jubilación anticipada de los docentes que regula la LOE. Esta organización recuerda que “a pesar de que esa gratificación fue fruto de un acuerdo, el Gobierno regional suspendió unilateralmente el abono de la cuantía que debían recibir los funcionarios docentes que se acogieran a la jubilación anticipada voluntaria a partir del 1 de enero de 2011.
UGT advierte que el pasado 20 de enero se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid la Resolución (promulgada el día 11) de la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, que regulaba el procedimiento de jubilación anticipada voluntaria para los docentes que quieran y puedan jubilarse en el presente curso escolar. Y denuncia que en su Anexo I aparece la cuantía de las gratificaciones extraordinarias, y recoge exclusivamente las aportadas por el Estado, suprimiéndose la correspondiente a la Comunidad de Madrid, que debería tener el doble de la cuantía de la estatal, según el acuerdo que firmó esta Comunidad con los sindicatos el 21 de mayo de 2001.