Más de 51 millones en ayudas para realizar cursos de idiomas en el extranjero este verano
Los sindicatos piden al Gobierno que prorrogue indefinidamente las jubilaciones LOE
"La Justicia va al colegio", proyecto
para acercar a los escolares al funcionamiento judicial
El Instituto Cervantes presenta un curso
de español por Internet para niños de
8 a 13 años
"Modelo de Parlamento Europeo", un programa para el fomento del debate constructivo
Educación convoca los premios Miguel Hernández sobre educación de
personas adultas
El ministro Ángel Gabilondo inaugura
en Huelva el Museo Pedagógico
Entregados los premios Francisco Giner de los Rios a la mejora de la calidad educativa
Los alumnos de 2º de ESO pueden participar en el certamen literario de Coca Cola
Las desigualdades, principal obstáculo para universalizar la Educación Primaria en América Latina
Convocados los premios escolares Paz y Cooperación 2011

Modificación de las leyes educativas para
orientar los estudios al mercado laboral

El Congreso aprueba la ley complementaria de la Ley de Economía Sostenible, que modifica la LOE y la Ley de Cualificaciones y FP

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado la ley complementaria de la Ley de Economía Sostenible, que modifica la Ley Orgánica de Cualificaciones y Formación Profesional y la Ley Orgánica de Educación (LOE), con el objetivo de orientar los estudios al mercado laboral. Durante una comparecencia parlamentaria, el secretario de Estado de Educación y FP, Mario Bedera, avanzaba que, con el fin de que las medidas que la nueva ley contempla se implanten lo antes posible, antes de verano estarán listos los reales decretos de su desarrollo en el ámbito educativo.

Mario Bedera, en su momento de su intervención ante la Comisión parlamentaria. (Foto: Iñigo Amescua)

Madrid.
El secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Mario Bedera, ha comparecido ante la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados para dar cuenta de las acciones llevadas a cabo por su Departamento durante los últimos meses, así como para relatar las prioridades establecidas de cara a la última fase de la legislatura. En concreto, ha fijado en tres los objetivos fundamentales del Ministerio de Educación: la mejora de la educación y el éxito escolar (la lucha contra el fracaso y abandono escolar), el impulso del aprendizaje de idiomas y la apuesta por la Formación Profesional.
En esta línea, Bedera ha destacado la importancia que tienen para la consecución de estos objetivos la nueva Ley de Economía Sostenible (LES), y la Ley Orgánica Complementaria, aprobadas esa misma mañana del jueves en la Cámara Baja.
Con el fin de que las medidas que ambas contemplan se implanten lo antes posible, el secretario de Estado ha avanzado que antes de verano estarán listos los reales decretos de desarrollo. En concreto, se modificará el RD sobre enseñanzas mínimas de la ESO para dotar al 4º curso de esta etapa del carácter orientador necesario para flexibilizar el sistema; el RD de Ordenación de la Formación Profesional del Sistema Educativo que permitirá establecer pasarelas entre los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) y los ciclos de Grado Medio, y entre los de Grado Medio y de Grado Superior; el RD en el que se fijará el reconocimiento recíproco entre módulos de los Ciclos Formativos de Grado Superior y créditos de los diferentes estudios de Grado universitarios relacionados.; así como el RD en el que se define el Marco Español de Cualificaciones, y que permitirá la adaptación al marco europeo y, en consecuencia, la movilidad de los trabajadores.
Bedera insistió en que estos cambios normativos van a permitir impulsar la Formación Profesional y ahondar en la flexibilidad del sistema, “reformas de gran calado que estamos convencidos que darán sus frutos”, concluyó.

Voto en contra del PP

Previamente a esta comparecencia, el Pleno del Congreso de los Diputados había dado luz verde, con el apoyo de todas las formaciones, salvo el voto en contra del PP y la abstención de ERC-IU-ICV y BNG, a la ley complementaria de la Ley de Economía Sostenible que modifica la Ley Orgánica de Cualificaciones y Formación Profesional y la Ley Orgánica de Educación (LOE), con el objetivo de orientar los estudios al mercado laboral.
La diputada del PSOE, Cándida Martínez, señaló que, con la aprobación de las enmiendas del Senado al texto, se han incorporado “ciertas mejoras” en la redacción del mismo y se refuerza el principal cometido inicial: mejorar la formación del conjunto de la población española para sustentar un nuevo modelo de crecimiento económico.
Por su parte, el diputado del PP, Celso Delgado, argumentó, según informa Europa Press, que el voto en contra a esta modificación por parte del Grupo Popular se debe “a que el balance realizado tras la tramitación del texto es negativo”. En su opinión, “el Gobierno no ha sido capaz de acometer las reformas necesarias”, y el nuevo texto “en nada suple los incumplimientos de la materia”. Delgado señaló que “tenemos 538.000 estudiantes de Formación Profesional, mientras que 1,6 millones son universitarios; los problemas de la FP no quedan subsanados por esta reforma".
Desde ICV, Nuria Buenaventura ha denominado a la Ley de Economía Sostenible como una normativa “cajón de sastre” y “la gran ocasión perdida para activar las políticas hacia un crecimiento sostenible de la sociedad”.
El portavoz económico de CiU en el Congreso, Daniel Sánchez Llibre, señaló por su parte que esta reforma pretende dar respuesta a los dos retos que tiene pendiente el sistema educativo español: luchar contra el fracaso escolar y hacerlo al mismo tiempo poniendo a la FP como motor del modelo educativo, y precisó  que “es una de las grandes asignaturas pendientes y España está alejada en número de titulados en Europa, y además hay que reorientar la FP hacia el mundo universitario”.

Orientación al mercado laboral

El pasado 23 de febrero el Pleno del Senado sacó adelante las enmiendas a este proyecto de ley Orgánica Complementaria de la Ley de Economía Sostenible, por la que se modifican las Leyes de Cualificaciones y de la Formación Profesional y de Educación. La modificación, que afecta a distintos apartados de ambas normativas, está dirigida a enfocar los estudios, especialmente el cuarto curso de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) al mercado laboral, así como a facilitar que se compagine la formación profesional con el mantenimiento de un empleo. En este sentido, se modifica la Ley Orgánica de Cualificaciones y de Formación Profesional de 2002, con una batería de reformas que vinculan las titulaciones a las necesidades del mercado laboral, crear cursos de especialización que complementen estas enseñanzas, flexibilizar los estudios a distancia para que sean compatibles con un trabajo o ampliar la red de centros de preparación para el empleo, entre otras medidas.
Así, se añade un apartado al Artículo 10 de la ley vigente para que las administraciones educativas planifiquen la oferta de estas enseñanzas “a la realidad socioeconómica del territorio de su competencia, las propias expectativas de los ciudadanos, las demandas de formación, así como las perspectivas de desarrollo económico y social” para realizar una oferta “que responda a las necesidades de cualificación de las personas”.
Además, se establece la creación de “entornos integrados de educación superior”, de tal manera que los campus universitarios incorporen en su ámbito de influencia centros de Formación Profesional que impartan ciclos formativos de grado superior cuyas familias profesionales se encuentren relacionadas con las especializaciones del campus.

4º de ESO, curso orientador

En cuanto a la LOE, la norma complementaria de la Ley de Economía Sostenible persigue que cuarto curso de la ESO sea un curso orientador, para lo que se modifica, entre otras cuestiones, el diseño del curso. En concreto, se elimina la lista de asignaturas optativas entre las que seleccionar tres y se deja en manos de las administraciones educativas establecer este conjunto de materias.
Otro de los aspectos a destacar de esta modificación legislativa es el referido al apartado 3 del artículo 31 de la LOE, según el cual, los alumnos que cursen la ESO y no obtengan el título recibirán un certificado de escolaridad en el que consten los años cursados. Como novedad, en esta certificación deberá constar el nivel de adquisición de las competencias básicas.
Además, las administraciones educativas, al organizar las pruebas libres para la obtención del título de graduado en ESO, determinarán las partes de la prueba que tienen superadas.