El Museo Guggenheim exhibe la muestra Caos y clasicismo: arte en Francia, Italia, Alemania y España, 1918-1936

Mujeres y Winogrand. La nueva situación social de la mujer en los años 60 y 70, en la que se irá convirtiendo en sujeto dueño de sus actos, fue para Garry Winogrand una fuente de inspiración y un aliciente para renovar la fotografía norteamericana del siglo XX. Exponente de ello fue su serie Women are Beautiful, compuesta por 85 fotografías tomadas en esas décadas y reunidas en el libro del mismo título por el legendario director del departamento del MOMA, John Szarkowski. Estos días, y hasta el 4 de junio, es posible acceder a estas imágenes alegóricas de la emancipación de la mujer y de su nuevo rol en la sociedad, y a la nueva manera de mirar las figuras humanas en contraste con las multitudes, a través de la muestra reunida en la Fundación Foto Colectania, en Barcelona.

Los iconos de Rusia. La colección de iconos del Museo de Cultura y Arte Antiguo Ruso Andrey Rublev, con sede en el monasterio Spaso-Andronikov de Moscú, que está considerada como la principal colección de iconografía rusa con piezas datadas entre el siglo XI y principios del XX, continúa su estancia en España, visitando el Centro Cultural Bancaja de Alicante, tras su paso por Valencia. Comisariada por Smirnova Oksana Viktorovna, conservadora jefa de la institución moscovita, la exposición Rusia Sagrada. Iconos del Museo Rublev de Moscú acerca al público una selección de 52 obras procedentes de sus fondos artísticos, en la que están sus piezas maestras, fechadas entre el siglo XV y principios del XIX. La imagen principal de la exposición es el Icono de San Jorge, que plasma diferentes escenas de su vida. Esta obra maestra, referente al santo patrón de la capital rusa, data de finales del siglo XV. La tabla es reconocida tanto por su alta calidad artística como por el detalle con el que describe la vida del santo. Otra de las piezas clave presente en la muestra es la representada por Mandylion, del siglo XVII, y a quien está dedicada la catedral de Spaso-Andronikov, sede del museo.

Arquitectura alternativa. La Arquería de Nuevos Ministerios (Madrid) aborda en la exposición Efímeras alternativas habitables nuevas formas de proyectar y construir viviendas y de habitarlas. Serían las arquitecturas efímeras, cuya facilidad y rapidez para transformar las ideas en realidades las hace ser una plataforma ágil para el pensamiento, la experimentación y el desarrollo. Son muchos los arquitectos que se han mostrado receptivos a soluciones de emergencia, la autoconstrucción, los ideales de sostenibilidad y en general la necesidad de un hábitat que consiga dar una respuesta eficaz con los mínimos recursos empleados. En esta exposición se muestran grandes ejemplos de esta arquitectura, que está también al servicio de proyectos solidarios y humanitarios, añadiendo un valor artístico además de funcional.

Homenaje a Clara Campoamor. Casi cuatro años después de su aprobación por el Congreso de los Diputados y coincidiendo con el Centenario del Día Internacional de la Mujer, la Real Casa de la Moneda pondrá a la venta los próximos días 2.000.000 de monedas de plata, con la imagen de Clara Campoamor (Madrid 1888-Lausana, 1972). Figura clave en la historia política de nuestro país, Campoamor desempeñó un papel fundamental en la aprobación en 1931 del derecho del sufragio femenino, que este año cumple su ochenta aniversario. Las monedas, que tendrán un coste igual a su facial de 20 euros, reproducen en su anverso las efigies superpuestas de Sus Majestades los Reyes de España, y en su reverso un retrato de Clara Campoamor, procedente del Ministerio de Cultura, Archivo General de la Administración, Fondo Medios de Comunicación Social del Estado. 

Madrid amplía memoria. La residencia madrileña de la familia Vargas, una de las más influyentes en época de Alfonso VI y a la que se vincula con el patrón de Madrid, San Isidro, ha sido convertida tras nueve años de obras en un nuevo espacio para la cultura y los libros en el corazón de la ciudad. El proyecto de Ramón Andrada, que ha permitido conservar los principales elementos del inmueble original, del siglo XVII, cuenta con 2.884 metros cuadrados y respeta la tipología original de patios y crujías, manteniendo también la fachada a la calle Doctor Letamendi. La Biblioteca Iván de Vargas ha abierto sus puertas con casi 40.000 títulos, un centenar de publicaciones periódicas y 8.000 archivos multimedia, además de una sala dedicada específicamente a la historia y tradiciones de la ciudad. La sala Madrid, junto a los fondos presentes en la biblioteca, incluye también un millar de títulos "de muy difícil acceso actualmente" que han sido digitalizados y se pueden consultar a través de la sección 'Publicaciones sobre Madrid' del portal www.memoriademadrid.es.