La Ruta Quetzal 2011 conocerá las civilizaciones prehispánicas del Perú

Entre los 222 expedicionarios de la presenta edición, habrá dos jóvenes discapacitados

Madrid.
Un total de 222 jóvenes proce- dentes de 53 países, seguirán en Perú los pasos del religioso navarro Baltasar Jaime Martínez Compa- ñón, a través de la Ruta Quetzal BBVA 2011, que se iniciará en Lima en junio y continuará por ciudades como Huacho, Trujillo o Chiclayo, desde donde atravesará la cordillera de los Andes para estudiar la cultura Chachapoyas. Más tarde se trasladará a nuestro país, concretamente a Madrid, Navarra,   País  Vasco,  Cantabria,

En la imagen, Francisco González, Ángel Gabilondo y Miguel de la Quadra-Salcedo.

Asturias y Galicia, para finalizar en Trujillo (Cáceres), donde se conmemorará el quinto centenario del nacimiento de Francisco de Orellana, quien se trasladó a Perú en 1527 para participar junto a su primo Francisco Pizarro en la conquista del imperio Inca y quien, el 24 de agosto de 1542, descubrió el río Amazonas.
Según han explicado, Francisco González, presidente de BBVA, y el veterano periodista y director de la expedición, Miguel de la Quadra-Salcedo, en la presente edición -la número 26- se incorpora a la Ruta Quetzal la embajada de la discapacidad, ya que gracias al acuerdo suscrito con CERMI y la Fundación ONCE, dos jóvenes con discapacidad se incorporarán este año a la expedición, con el objetivo de fomentar la inclusión social y de eliminar barreras, según dijo Francisco González. También añadió que “la educación es un factor fundamental para alcanzar un futuro mejor. Y eso es lo que pretendemos con nuestras iniciativas: la igualdad de oportunidades”.

Universidad itinerante

Por su parte, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, definió la Ruta Quetzal como “una universidad itinerante” y a su director como un “hombre-proyecto” con capacidad para convocar y conciliar voluntades. Según dijo el ministro “hay que ir a otro lugares y trascender fronteras” ya que “la historia no sólo se estudia en las bibliotecas, también se puede vivir en un viaje con otros”. Gabilondo señaló que “la educación que recibimos no se refiere solo a los centros, sino que se encuentra también fuera de los ámbitos escolares” y añadió que “la relación entre conocimiento y experiencia vivida en un regalo para los jóvenes que realizan la Ruta Quetzal”, a la que definió como “viaje iniciático” y “experiencia vital”.
Desde su puesta en marcha más de 8.000 jóvenes españoles e hispanoamericanos han participado en este proyecto que aúna valores como la solidaridad, el respeto y el trabajo en equipo.
A lo largo de su periplo, los expedicionarios de la Ruta Quetzal 2011 estudiaran en Trujillo (Perú) culturas como la de los mochicas que construyeron a lo largo de esta etapa una de las civilizaciones prehispánicas más robustas, complejas y sofisticadas de América y levantaron populosas ciudades coronadas por inmensas pirámides rituales, organizadas en torno a espaciosas plazas y otros tipos de construcciones. Además, alcanzaron un grado inimitable de maestría en el tratamiento de los metales, la manufactura textil y la elaboración de cerámica. La Ruta Quetzal también atravesará la cordillera de los Andes para llegar al territorio donde se desarrolló la cultura Chachapoyas. Es aquí donde el obispo de Trujillo recogió una enorme variedad de rasgos geográficos, botánicos, faunísticos, arqueológicos, etnográficos y culturales para elaborar sus dibujos.
La expedición cruzará el Atlántico hasta España, donde será recibida por los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía en el Palacio del Pardo. Antes de partir hacia la Cordillera Cantábrica, en Madrid instalará su campamento en el Canal de Isabel II, y se visitará el Palacio Real, el Jardín Botánico, el Museo del Prado y el Museo de América, donde hoy en día se guarda parte del legado enviado por el obispo de Trujillo al rey Carlos III.

 

arriba