XI Concurso Hispanoamericano de Ortografía

Blanca Pérez Alvear, alumna de Bachillerato en el Colegio
Montpellier de Madrid, ha sido la ganadora del certamen

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha presidido el acto de clausura del XI Concurso Hispanoamericano de Ortografía en su fase nacional, celebrado en la sede del Consejo Escolar del Estado. La ganadora del certamen ha sido Blanca Pérez Alvear, del Colegio Montpellier de Madrid.
El objetivo del concurso es el fomento del uso correcto de la

le
ngua española entre los alumnos de segundo de Bachillerato. 

Ángel Gabilondo hace entrega del diploma de ganador del XI Concurso Hispano- americano de Ortografía, en su fase nacional, a Blanca Pérez Alvear. (Foto: Marta López)

Madrid.
La alumna madrileña de segundo Bachillerato Blanca Pérez Alvear ha sido la ganadora de la fase española del XI Concurso Hispanoamericano de Ortografía al escribir correctamente los términos “provicero” y “adarve”. “Leyendo es como mejor se aprende”, indicó la campeona en declaraciones a la prensa después de imponerse a los estudiantes representantes del resto de Comunidades Autónomas, Ceuta, Melilla y centros españoles en el extranjero.
Pérez Alvear y el cántabro Carlos Marqués Miguélez, que quedó segundo, han llegado a la ronda final después de varias eliminatorias, en las que los alumnos tenían que escribir oraciones completas o palabras aisladas, pronunciadas por la periodista de CNN+ Silvia Intxaurrondo, que también leía la definición de los vocablos.
Los concursantes, según informa Efe, han redactado, entre otras frases, “No sé dónde está el cortaúñas” y “La botella estaba vacía; de ello dedujo que se había caído”, en las que también penalizaban los fallos de acentuación y puntuación.
La dificultad de las palabras sueltas ha sido variable, desde “halitosis”, “baremo” o “ciempiés”, hasta “palimpsesto”, “ictiófago” “arveja” e “integérrimo” en alguno de los desempates; o “pobo” y “hético” en la eliminatoria entre los dos finalistas.
La ganadora, que estudia en el Colegio Montpellier de Madrid, representará a España en diciembre próximo en Montevideo (Uruguay), reconoció que tuvo suerte para escribir correctamente la palabra “corveta”, y también que había dudado en alguna otra.
Tras explicar que había repasado pruebas de años anteriores y palabras difíciles, pero que, para ella, la mejor preparación es la lectura, Blanca señaló que le gusta cualquier tipo de literatura, escuchar música y estar con los amigos; y que quiere estudiar Biología y dedicarse a la enseñanza o a la investigación..
El escritor Luis Mateo Díaz presidió el jurado del concurso, organizado por el Ministerio de Educación con la colaboración de la RAE y la Fundéu BBVA.

Cuidar las palabras

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que hizo entrega de los diplomas a los ganadores del certamen, animó en su intervención a cuidar las palabras y a elegir siempre las justas, “porque eso hace más justo el mundo”, y comentó que “lo que no sabía es que nos iban a hacer la faena de cambiar algunas normas en las vísperas de las finales”, en referencia a las nuevas reglas de ortografía de la Real Academia Española (RAE).
Gabilondo afirmó que “no hay derecho a cometer faltas de ortografía,  porque no cometerlas es la mejor expresión del derecho y de la justicia”.
El lenguaje, según indicó el ministro, no es sólo un vehículo de comunicación; también lo es de expresión y de aprender a comportarse con justicia y con algún derecho, y agregó al respecto que cuidar las palabras “es una forma de hacer una sociedad más justa y produce más justicia en el mundo”.
Gabilondo apuntó asimismo, según informa Europa Press, que “escribir es una forma de leer” y que no sabe dónde han aprendido los alumnos participantes “a cometer tan pocas faltas de ortografía”.
Por otro lado, dirigiéndose a los participantes del certamen, Gabilondo señaló que “son un referencia” y que “no les da lo mismo unas cosas que otras”, así como que “prefieren hacerlas antes bien que mal”.
Finalmente, el ministro concluyó que el concurso “es un homenaje a los profesores y profesoras que, con textos no fáciles, son cuidadosos y afectuosos con los alumnos y con las palabras”, y tras agradecer a las familias de los alumnos participantes su presencia recordó que “no se educa sólo en horario escolar”.
Blanca Pérez Alvear, la ganadora del concurso, viajará el próximo mes de diciembre a Montevideo (Uruguay) para participar en la final hispanoamericana del certamen junto a los jóvenes ganadores de otros 19 países hispanohablantes.

 

arriba