Mayor inversión para cambiar el modelo educativo

Los Veintisiete apuestan en Bruselas por impulsar la Formación Profesional

“Invertir en educación es determinante en un momento de crisis y para cambiar el modelo en el que estamos”, manifestó Gabilondo, tras la reunión del Consejo de Ministros de Educación de la UE celebrada en Bruselas y donde también subrayó que “la educación es la mejor política social y económica”.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, en
un momento de la reunión. (Foto:
Marta López)

Madrid. R.C.
No obstante, el ministro de Educación reconoció que España debe hacer un esfuerzo mayor de financiación de la educación, tanto en el sector público como privado, para contribuir a salir de la crisis y aludió a que Alemania prevé elevar la inversión educativa hasta el 10% de su Producto Interior Bruto y que España, por primera vez, supera el 5%.
Asimismo, defendió el papel de la educación para combatir de forma prioritaria la pobreza y la exclusión social en Europa, donde 84 millones de europeos viven por debajo del umbral de la pobreza, de los cuáles 20 millones son jóvenes.
Para el ministro, el recorte de 7,3% del presupuesto de su Departamento es “pequeño”, en un contexto de austeridad. “No vamos a recortar ningún plan de acción ni programa o al menos vamos a trabajar para que el impacto sea mínimo”, advirtió. Así como, se ha dirigido a la sociedad para que “apueste activamente” por la educación, ya que “educamos todos” y defender la necesidad de continuar con políticas públicas educativas y una mayor participación del sector privado en la inversión en la enseñanza, sobre todo la universitaria. También señaló la solidaridad territorial que desarrollan el Gobierno y las comunidades autónomas, para la inversión de 54.000 millones de euros en educación, que supone el 5,11% del PIB.

Formación Profesional

Los ministros de Educación comunitarios han respaldado los objetivos estratégicos para garantizar que la Formación Profesional en Europa tiene un elevado impacto en la empleabilidad de las personas, comprometiéndose a mejorar su calidad y eficacia y la movilidad de los estudiantes y profesores de FP. Así como, reclaman a sector privado que colaboren en la financiación, para asegurar que los alumnos dispongan de equipos tecnológicos modernos, materiales educativos e infraestructuras adecuadas.
Los Veintisiete se comprometen a establecer antes de finales de 2015, un marco de garantías de calidad a nivel nacional, con el objetivo de mejorar la calidad y eficacia de la FP y su atractivo y relevancia social, además de avanzar en el reconocimiento de titulaciones de FP en Europa.
En este sentido, Angel Gabilondo subrayó que la FP es una prioridad del Gobierno español y ha considerado indispensable reforzar la movilidad de estudiantes de FP para “generar un espacio de vinculación de la formación con la economía”.

Desarrollo sostenible

Por otra parte, los ministros de Educación se han comprometido a promover el concepto de “Educación para un desarrollo sostenible” en todos los niveles de educación y formación, incluida la educación formal e informal, porque consideran que resulta esencial para garantizar una sociedad sostenible y abordar de forma equilibrada e integral el desarrollo sostenibles económico, social y medioambiental.
Por ello, adoptarán medidas a nivel local, regional y nacional, para asegurar que el principio social y ecológico se incluirá en los currículos educativos y se convierte en “una característica de las estrategias nacionales de aprendizaje a lo largo de toda la vida”.
Otra de las conclusiones de este encuentro es reforzar la movilidad juvenil a través de los programas y mecanismos adecuados y la exploración de la cooperación pertinente entre Estados miembros, centros educativos y responsables de Educación con la finalidad de elevar la calidad y diversidad de la movilidad para el aprendizaje.
Según un texto aprobado por los Veintisiete, “la movilidad no deber considerarse un objetivo en sí, sino más bien un medio para reforzar la adquisición de conocimientos, aptitudes y capacidades y para hacer frente a los desafíos personales y sociales”, además reconocen la necesidad de centrarse en los jóvenes porque “la prosperidad de Europa depende en gran medida de su población joven”.

Exclusión social

De igual modo, apuestan porque tanto jóvenes como adultos, pero “especialmente los trabajadores más mayores”, actualicen y amplíen sus aptitudes a través de la Formación Profesional para afrontar el impacto del envejecimiento de las poblaciones europeas y para reducir el tiempo de incorporación de los jóvenes al mercado laboral.
Durante la celebración del Consejo de Ministros de Cultura de la UE, el embajador representante permanente adjunto ante la UE, José Pascual Marco Martínez, ha valorado como “especialmente grave” la existencia de un alto porcentaje de jóvenes en Europa con deficiencias formativas en un contexto de crisis y ha advertido del riesgo de que fracase el “proyecto europeo” si no se ataja esta situación. La postura de España para combatir el riesgo de exclusión social de los jóvenes europeos se concreta en la puesta en marcha de programas de políticas de apoyo a la inserción educativa, laboral y social y su compromiso de reducir en todas la comunidades autónomas las elevadas tasas de paro juvenil.

 

arriba