El 80% de los alumnos gitanos abandona la ESO

La Fundación Secretariado Gitano desarrolla una campaña para promover los estudios postobligatorios en este colectivo

Mientras que el 80% de los escolares gitanos que comienza la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) no finaliza esta etapa, en Educación Infantil aumenta cada año el número de niños matriculados y en Primaria
la práctica totalidad está escolarizada.

Madrid. R.C.
Según precisó Humberto García, subdirector de Acción  Institucional  y  Desarrollo  Territorial de la

Fundación Secretariado Gitano, otro de los problemas surge en el tránsito de Primaria a Secundaria, donde abandonan el sistema educativo muchos alumnos de este colectivo, especialmente las jóvenes, pero indicó que el 93,2% del alumnado gitano ha iniciado su escolarización a los seis años o antes, así como, el 47,2% lo hace con 3 años. También especificó que el 90,9% se incorpora al sistema educativo en el curso que le corresponde por edad.
En los últimos 15 años, la asistencia a clases de Primaria de los niños gitanos se ha hecho más constante, con una evolución positiva de casi 35 puntos. En 2009, un 77,5% de este colectivo no faltó a clase por largos periodos de tiempo frente al 43% de 1994. El 62,5% de los niños gitanos dedican sólo una hora o menos a hacer los deberes y casi un 20% no realiza estas tareas.
De igual modo, señaló que en Primaria, un 36% está por encima de la media de su clase o en la media y un 64% se sitúa por debajo o muy por debajo. El porcentaje de niños cuyo rendimiento escolar está muy por debajo de la media de su grupo (un 40%) es notablemente superior al de las niñas (29%).

Participación

La implicación de las familias gitanas con el centro escolar también ha mejorado en los últimos años y un 32% acude a los órganos de participación del centro, frente al 10,5% que lo hacía en 1994 y el 17,9% en 2001. Los principales problemas que se producen en la comunidad gitana respecto a la educación son el abandono temprano de la escuela, los altos índices de absentismo o desfase curricular y su no continuidad en el proceso de formación reglada.
Asimismo, el 68,4% del alumnado gitano en la ESO se encuentra en una situación de desfase curricular de más de dos años, frente a un 25,8% del alumnado payo. Mientras que un 65% de los niños gitanos ha repetido al menos un curso durante su escolarización, solamente un 35,8% de los no gitanos lo ha hecho. Por lo que se refiere a las niñas gitanas, tienen mayores obstáculos para acceder a Secundaria, en 1º de la ESO el porcentaje de chicos gitanos matriculados en los centros es del 60,7% y el de chicas es del 39,3%.
Solo un 24% de los alumnos gitanos sigue estudiando después de Primaria, frente a un 64% del conjunto de la población. Si bien 31,9% de los jóvenes gitanos de la ESO aprueba todas las asignaturas, el 58,1% de los no gitanos supera las materias. El representante de la Fundación Secretariado Gitano manifestó que para su colectivo “la educación es la antesala de la inclusión social, ya que tiene muchas dificultades por su falta de cualificación. Si no nos esforzamos, no vamos a conseguir las cuotas de igualdad”. Además, advirtió que no basta con bajar el porcentaje de absentismo en general; “hay que conseguir que el alumnado termine el proceso de escolarización obligatoria”.

Campaña

Sensibilizar a las familias gitanas sobre la importancia de la educación es el objetivo de la campaña “De mayor quiero ser…”, que también pretende llamar la atención de las administraciones públicas para que impulsen medidas que palien la situación de desventaja de la comunidad gitana. La acción más llamativa es la “foto-furgo”, una furgoneta transformada en estudio fotográfico itinerante que está recorriendo España, acercándose a los barrios donde se concentra la población gitana e invita a los niños a que cuenten sus sueños, les hacen una fotografía transformados en aquello que lo que aspiran y en la foto subrayan el mensaje: “Sea cual sea tu sueño, acaba Secundaria”. Esta foto llegará a los hogares gitanos con un segundo mensaje: “Gitanos con estudios, gitanos con futuro”.
Paralelamente a ello, se desarrolla el programa “Promociona”, financiado con fondos europeos y españoles y que pretende que los alumnos gitanos logren tasas más elevadas de éxito escolar, terminen la ESO y continúen estudios postobligatorios.

Aulas “Promociona”

Este proyecto se ha diseñado especialmente para los estudiantes del último ciclo de la ESO y sus familias y su finalidad se concreta en que no falten a clase y que tengan un acompañamiento individualizado. Este apoyo, fuera del horario escolar, es asignado a profesores contratados y a voluntarios que participen en las aulas “Promociona”. El trabajo se realizará de forma individualizada con el alumno y su familia, pero colaborando con los centros y otros agentes sociales.
En la actualidad, 208 alumnos desarrollan este programa en 10 comunidades autónomas, 17 ciudades y 86 centros, aunque, para Humberto García es un número todavía insuficiente y puntualiza que “si conseguimos llegar a un número significativo de gitanos que terminen la ESO, va a ejercer un efecto llamada para el cambio”.
Por otra parte, denunció que muchos colegios, fundamentalmente públicos, se están convirtiendo en “colegios segregados”, donde solo conviven gitanos, emigrantes y payos con bajos recursos económicos y pronosticó que puede surgir un problema de guetos si no se corrige a tiempo esta situación. Para Humberto García, este colectivo debe “tomar las riendas de su propia cultura, para facilitar los elementos de inclusión social y eliminar los que lo dificultan. La cultura gitana no es algo estático, evoluciona”, concluyó.

Jornada éxito escolar

Por otra parte, el día 16 de noviembre tendrá lugar una jornada sobre “La mejora del éxito escolar del alumnado gitano: aportaciones desde la investigación” en Madrid. En el transcurso de este encuentro se darán a conocer tres investigaciones recientes impulsadas desde el Ministerio de Educación sobre la situación educativa del alumnado gitano y, además, se debatirán los diversos factores que contribuyen a la mejora de su realidad educativa.
La Fundación Secretariado Gitano presentará “Evaluación de la normalización educativa del alumnado gitano en Educación Primaria”, el Centro de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades (CREA) expondrá  “Gitanos: de los  mercadillos a la escuela y del instituto al futuro” y J.F. Gamella abordará “Elementos para desarrollar un modelo de intervención dirigido a reducir el abandono de la educación secundaria en el alumnado gitano”.   

 

Sensibilizar a las familias gitanas sobre la importancia de la educación es el objetivo de la campaña “De mayor quiero ser…”
arriba