Un nuevo espacio
para recoger “las voces de los niños”

La editorial Narval publicará sus primeros títulos en octubre

Impulsar la creatividad de los escritores e ilustradores españoles es la finalidad de Narval, una nueva editorial infantil independiente que ofrece literatura de calidad y comprometida.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
“Narval pretende huir de lo políticamente correcto para ofrecer a los niños unos libros más cercanos, sin tabúes, que fomenten su inteligencia, creatividad e imaginación”, afirma Eva Metola, directora editorial, quien también subraya que contarán con escritores e ilustradores españoles, porque “en España hay gente muy buena y queremos ayudar a darlos a conocer”.
A la presentación de esta nueva editorial asistieron los autores de las primeras ediciones que Narval lanzará al mercado el próximo mes de octubre en castellano y en catalán a partir de 2011. Los álbumes infantiles Mani orejas de luna, escrito por Lola Guerrera e ilustrado por Adolfo Serra; y La primera palabra de Mara, escrito por Angel Domingo, con ilustraciones de Miguel Tanco se publicarán el próximo mes, así como, dentro de la colección de narrativa infantil, La princesa feliz, con texto de Carlo Frabetti e ilustraciones de Patricia Metola; y Batracio Frogger y el misterio de la pirámide, escrito por Andrei e ilustrado por Jorge Liquete.

Catálogo

“Congraciar la calidad y la coherencia de un catálogo formado por estos escritores e ilustradores, ya descubiertos o aún por descubrir, con las voces de los niños es nuestro objetivo”, explica la directora editorial. Para ella, no es la consigna del “todo vale”, ni el afán por destacar en una oferta demasiado monótona, a la zaga de lo económicamente más jugoso y rentable a corto plazo.
Adolfo Serra, ilustrador de Mani Orejas de Luna, es uno de esos talentos por descubrir y reconoce que no podía creer cómo “sin tener nada publicado me ofrecieron un álbum ilustrado, demostrándome una gran confianza y libertad”.
Eva Metola insiste en que se trata de “liberar la imaginación del niño de las “guías preestablecidas”, invitándole de ese modo a que deje fluir su creatividad, su fantasía, sus emociones… los mil mundos a los que un libro repleto de palabras e imágenes, de magia, sean capaces de transportarle. Darle la libertad de pensar, de construir sus propias ideas sin los prejuicios característicos de los adultos”.

Autores

Por su parte, Carlo Frabetti, autor de La princesa feliz, reveló que a menudo se encuentra con que las grandes editoriales rechazan algún libro suyo porque no encaja con lo establecido y “son justo los que yo considero mis mejores libros, por eso, cuando Eva me habló de este proyecto me lancé sin pensarlo”. Así como, Patricia Metola, ilustradora de este relato, opina que “es un texto inteligente, nada dulce, una pequeña joya que me recordó lo mejor de los mejores libros que leía de pequeña y que me hizo revisar el trabajo que estaba haciendo hasta ahora”.
Mientras que para Jorge Liquete, ilustrador de Batracio Frogger y el misterio de la pirámide, trabajar en este libro supuso una de las cosas que más le gusta:”crear un mundo”, para Angel Domingo, su relato La primera palabra de Mara es “una pequeña gamberrada que nace de la expectación con que las familias esperan la primera palabra de sus hijos y la guerra por ver si será papá o mamá”. 
Para el próximo año, la editorial tiene prevista la publicación de Pulgarcito, Barba Azul, Las maletas encantadas, Vuelo sin motor y El preso de la cárcel del olvido y contará con autores como Lola Beccaria, Fernando Marías, Samuel Omeñaca y Marta Rivera de la Cruz y como ilustradores colaborarán Javier Olivares y Mónica Calvo. 

 

arriba