Los “motes” de los profesores

El Homenaje al Maestro se celebra el 30 de septiembre

Los “motes” de los profesores protago-nizan la nueva campaña de Homenaje al Maestro de la FAD, que tiene por objetivo sensibilizar a la sociedad sobre la labor de los docentes y su reconoci-miento. Esta iniciativa se enmarca dentro de los actos conmemorativos de este homenaje, que se celebra desde hace siete años el 30 de septiembre.

Madrid. R.C.
Desde el convencimiento de la decisiva importancia de la labor que nuestros docentes desarrollan y de la necesidad de que ésta sea reconocida, valorada y apoyada, la Fundación de Ayuda contra de Drogadicción (FAD) promueve el Homenaje al Maestro, cuyo día conmemorativo se celebra el 30 de septiembre.
Entre otras acciones, se ha organizado una campaña de sensibilización social, orientada a apoyar la labor de los docentes. La idea creativa está basada en la utilización gráfica de diferentes “motes” que los alumnos adjudican a los docentes. A través del eslogan: “Y a los demás profesores que me enseñaron algo en la vida… Perdón y Gracias”, se pretende agradecer a los maestros su labor.
Esta campaña, diseñada por DDB Madrid, consta de gráficas para prensa y marquesina para publicidad exterior y será insertada de forma gratuita por medios de ámbito nacional, regional y local.

Investigaciones

Según se desprende de la investigación “Docentes o maestros. Percepciones de la educación desde dentro" (FAD; 2008), el discurso predominante en los docentes es claramente crítico y pesimista, alimentado de quejas y reclamaciones. Los profesores son conscientes de deterioro de su imagen y de que la figura del maestro, con implicaciones más afectivas, un carácter global y connotaciones de prestigio, ha sido sustituida por la del docente, identificado como un funcionario más de la administración, sin ningún tipo de connotación afectiva y desvalorizado en su apreciación colectiva.
Los profesores reclaman apoyo social y señalan de forma recurrente un sensación de actuar desautorizados, como si su labor fuera a contracorriente de las principales dinámicas sociales, además se sienten cuestionados por los padres, por el sistema educativo y por la sociedad en general.
Por otra parte, la investigación “La brecha generacional en la educación de los hijos” (FAD, 2005) constata que padres y profesores se responsabilizan mutuamente de las dificultades para educar a los niños, aunque coinciden en la necesidad de trabajar conjuntamente. Mientras que el 60% de los padres considera que lo que más les ayudaría en la educación de sus hijos sería que “los profesores educaran mejor” y muestran su convencimiento de que si ellos hacen todo lo que pueden y las cosas no funcionan, debe ser porque los maestros no lo hacen bien, para los maestros el problema está en que los padres no se ocupan de la educación, dejándoles en soledad ante esa responsabilidad.
No obstante, si coinciden en la necesidad de que familia y escuela trabajen juntas, así como en la conveniencia de dotar mejor las escuelas y de apoyar a las familias.

Premio Acción Magistral

Asimismo, el próximo mes de octubre, la Reina Sofía entregará los galardones de la sexta edición del Premio a la Acción Magistral, que convoca la FAD, la Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO y BBVA. Este certamen pretende dar a conocer proyectos educativos que faciliten la transmisión de valores como la tolerancia, la solidaridad, el respeto, la  justicia o la igualdad o prevengan comportamientos de riesgo social, como el consumo de drogas, la violencia, el racismo o la xenofobia.
A esta edición se han presentado 296 candidaturas y como novedad, el certamen inaugura una nueva categoría para docentes de Educación Secundaria Obligatoria que estén desarrollando en sus aulas proyectos de promoción de valores sociales. La categoría A va dirigida a los trabajos que se realicen en centros de Infantil y Primaria con niños de 0 a 12 años. Así como, a la categoría B podrán presentarse las experiencias que se lleven a cabo en centros de Educación Secundaria Obligatoria y también incluye los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). Por cada una de las categorías, el BBVA aporta una dotación de 9.000 euros para los autores del trabajo y otros 9.000 para el centro.  

 

arriba