El sistema educativo español necesita mejorar

Los sindicatos se apoyan en el último informe de la OCDE para
pedir más inversiones y recursos para la enseñanza

Los sindicatos de la enseñanza consideran que los datos del informe “Panorama de la Educación 2010”, elaborado por la OCDE, revelan numerosas deficiencias en el sistema educativo español, que se concretan en unos elevados índices de fracaso y abandono escolar prematuro. Por ello, vuelven a reclamar más inversiones públicas para la enseñanza, y medidas para mejorar las condiciones sociolaborales de los docentes, reforzar las materias instrumentales en Primaria, modificar la estructura de la Secundaria y el Bachillerato, y prestigiar y fomentar la FP.

Los sindicatos denuncian que el porcentaje del PIB que el Estado español dedica a la educación es notablemente inferior a la media que de lo que invierten los países de la OCDE y de la UE. (Foto: Marta López)

Madrid. G. A.
El sindicato ANPE cree que el informe de la OCDE muestra, “de nuevo y con reiteración”, los puntos débiles de nuestro sistema educativo que, en su opinión, son “la escasa inversión, la rigidez de la estructura, un modelo pedagógico que favorece el abandono de los alumnos, y una Formación Profesional poco valorada”. Así, recuerda que actualmente sólo dedicamos el 5,3% del Producto Interior Bruto (PIB) a educación, “muy por debajo” de la media de lo que invierten los países de nuestro entorno, y vuelve a pedir que el gasto público educativo llegue hasta el 7% del PIB. También denuncia que muchos profesores “imparten un número de horas lectivas por encima de la media, y reclama un estatuto “que contemple los derechos y deberes del profesorado, su valoración y dignificación ante la sociedad, y una carrera profesional que haga la docencia más atractiva y motivadora”.
Entre los datos que revela el informe, ANPE destaca negativamente que el 44% de los titulados superiores españoles de entre 25 y 29 años ocupan puestos de trabajo de cualificación inferior a la de sus estudios, frente a una media del 23% en la OCDE; que en 2008 los titulados de FP de grado medio fueron un 38%, 14 puntos por debajo de la media de la Unión Europea (UE); y que sólo un 22% de los españoles han completado la Educación Secundaria postobligatoria, frente al 47% en la UE. Por todo ello, pide “una reforma educativa eficaz” que, partiendo del refuerzo de las materias instrumentales básicas en la Enseñanza Primaria, diseñe una nueva estructura para la Secundaria y el Bachillerato, prestigie la Formación Profesional, sobre todo la de Grado Medio y potencie “la exigencia y el esfuerzo en el aprendizaje y la evaluación rigurosa”.

Deficiencias

También la Federación de Enseñanza de CC.OO considera que el informe “vuelve a evidenciar las deficiencias del sistema educativo español”. Lamenta que sólo el 65% de la población española de entre 25 y 34 años ha completado estudios de Bachillerato o Formación Profesional, frente al 80% de media en los países de la OCDE o el 82% en la UE;  y que el porcentaje de alumnos que ha obtenido un título en la segunda etapa de Secundaria en 2008 ha sido del 73% , con lo que la media española se sitúa aún a siete y a diez puntos de las correspondientes a los citados ámbitos (80% y 83%, respectivamente). Además, destaca el hecho de que sólo el 38% de los jóvenes españoles se gradúan en FP, mientras que en la OCDE lo hace el 44% y en la UE el 52%. Nuestras cifras contrastan negativamente con las de países como Finlandia (88%), Países Bajos (69%) e Italia (64%).
CC.OO lamenta igualmente que, según el informe, el 40% de los españoles con titulación superior tienen trabajos de un nivel profesional por debajo del correspondiente a su titulación académica, porcentaje que sólo llega al 23% en la OCDE, y que la tasa de ingreso en la educación universitaria ha pasado del 47% al 41% entre el año 2000 y el 2008, mientras que en la propia OCDE y en la UE ha aumentado nueve puntos. Y denuncia que aunque los salarios de los docentes han crecido durante la última década en casi todos los países analizados y en todos los niveles educativos, en España han descendido 6 puntos en Primaria y 7 en Secundaria. Por todo ello, pide medidas para fortalecer la adquisición de competencias básicas, reducir los altos índices de fracaso y abandono escolar prematuro, mejorar las condiciones de trabajo del profesorado, y potenciar la FP “si queremos tener posibilidades de instaurar a medio plazo un modelo de desarrollo social y económico más justo y sostenible”.

Escasa mejoría

El Sector de Enseñanza de CSI-F reconoce una “escasa mejoría” del sistema educativo español con respecto al anterior informe, según demuestran algunos indicadores. Pero advierte que “seguimos teniendo un 49% de población entre 25 y 64 años que sólo tiene una formación básica, frente al 36% de Grecia o al 15% de Alemania, y aunque volvemos a presentar buenos datos de titulación universitaria, con un 39% que supera incluso la media de la UE, eso esconde otra deficiencia que es el escaso número de titulados profesionales”. Añade que el porcentaje de españoles de entre 25 y 34 años con estudios secundarios superiores es del 65%, frente al 80% de la OCDE y el 82% de la UE, que sólo el 22% de los chicos de entre 15 y 19 años completa los estudios de educación postobligatoria (44% en la OCDE), y que “somos el segundo país de la UE con un mayor porcentaje (19,4%) de jóvenes de entre 20 y 24 años que ni estudian ni trabajan”.
CSI-F cree que el hecho de que sólo tengamos un 38% de graduados en FP, frente al 44% de la OCDE y al 52% de la UE, “trae como consecuencia que la falta de titulados de grado medio, sobre todo en las nuevas profesiones, se supla con titulados universitarios, elevándose así el índice de población (44%) que está desempeñando trabajos por de debajo de su formación”. Lamenta que aunque el gasto público en educación ha alcanzado el 5,11% del PIB, “este esfuerzo inversor sigue distando mucho del 6,2% del resto de los países de la OCDE” Denuncia que aunque en España el sueldo inicial del profesorado es “ligeramente superior” a la media de dichos países, “después de 15 años de trabajo se sitúa por debajo”. Y recuerda que el propio informe indica que en tiempo de crisis hay que aumentar las inversiones para la enseñanza, porque “invertir en educación es reinventar el propio Estado proporcionando, además, más empleo y más mano de obra cualificada”.

Titulación superior

Por último, la Federación de Enseñanza de UGT (FETE-UGT) dice que el documento resalta que “la formación alcanzada por la población adulta española ha mejorado de forma continua en los últimos diez años”, ya que el porcentaje de los españoles que tienen entre 25 y 64 años y que han alcanzado una titulación superior o postobligatoria “ha aumentado continuamente”, alcanzando el 51%. Pero lamenta que el porcentaje de alumnos que ha obtenido un título de Bachillerato o de ciclo formativo de grado medio ha sido de un 73%, todavía  7 puntos por deabajo de la media de la media de los países analizados en el informe. Además, este sindicato cree que “el punto débil de la educación española se sitúa en la FP de grado medio”, con una tasa de graduados del 38% frente al 44%.
Por ello, FETE reclama campañas informativas sobre ofertas y salidas profesionales, completar los catálogos de títulos de FP en el marco de la LOE, mejorar el acceso desde los Programas de Cualificación Profesional Inicial a los ciclos formativos, posibilitar la realización de parte de la formación en centro de trabajo en el extranjero, y establecer becas específicas para este nivel. Esta organización también denuncia que el gasto público dedicado a educación solo llega al 4,3% del PIB, “cifra que nos aleja de la media europea (5,2%)”, y que mientras en casi todos los países se han incrementado los salarios de los profesores, en España han descendido 6 puntos en Primaria y 7 en Secundaria, y es uno de los países donde menos aumentan a lo largo de la vida profesional. Por ello pide un Estatuto docente que contemple “una promoción profesional con las retribuciones adecuadas”.

 

arriba