El Gobierno actualiza la regulación de
las enseñanzas universitarias oficiales

Las novedades se relacionan con aspectos generales de la ordenación del sistema

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto que modifica determinados aspectos de la regulación que actualmente ordena las enseñanzas universitarias oficiales. La nueva norma mejora, matiza y aclara determinadas cuestiones y permitirá concluir el proceso de implantación del Espacio Europeo de Educación Superior.

El procedimiento de verificación de los títulos universitarios oficiales se configura como uno de los ejes fundamentales de la reforma universitaria. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Además de numerosas mejoras en el proceso de verificación del los títulos universitarios, el Real Decreto, publicado en el “Boletín Oficial del Estado” de fecha 3 de julio, introduce novedades relacionadas con aspectos generales de la ordenación universitaria.
Entre las novedades introducidas destacan que en la nueva normativa se contempla un tratamiento de los títulos conjuntos, cada vez más frecuentes; se promueve el reconocimiento de créditos correspondientes a enseñanzas oficiales, pero también se introducen nuevos criterios para permitir el reconocimiento de créditos correspondientes a competencias adquiridas por otras vías (enseñanzas superiores no universitarias, títulos propios y experiencia laboral o profesional), y se contempla la posibilidad de incluir menciones alusivas a los itinerarios o intensificaciones curriculares siempre que éstas hayan sido previstas en la memoria del plan de estudios que se presenta a verificación.
La nueva normativa introduce novedades en relación con los títulos oficiales de Máster, como son la posibilidad de incorporar especialidades en la programación de sus enseñanzas, la obligación de adscribirlos a una rama del conocimiento o el tratamiento específico de los complementos formativos.
Asimismo, se equipara el título de Doctor otorgado por el Instituto Universitario Europeo de Florencia con el título de Doctor expedido por una universidad española, cumpliendo el compromiso recogido en el Convenio Europeo cuando se creó dicho Instituto.
Finalmente, una de las principales novedades de esta normativa se refiere al incremento de la participación de las Comunidades Autónomas en el procedimiento de verificación de los títulos universitarios, ya que sus órganos de evaluación podrán realizar la evaluación previa a la verificación que actualmente se reserva en exclusiva a Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA), que depende del Ministerio de Educación.
Con estas medidas se pretende impulsar el papel de las agencias autonómicas de evaluación. Mientras todas ellas pueden participar en el seguimiento y en la posterior renovación de la acreditación, la verificación inicial se reservará sólo a aquellas agencias que han logrado cumplir con los máximos estándares de calidad exigidos por la Comisión Europea.
Este Real Decreto moderniza el sistema universitario español e impulsa la colaboración entre administraciones educativas, dos pilares fundamentales del Plan de Acción 2010-2011 en materia educativa que presentó recientemente el ministro de Educación.

Proceso de reforma y adaptación al EEES

La profunda reforma que supuso la nueva estructuración de las enseñanzas y títulos universitarios oficiales concebida por la Ley Orgánica 4/2007, de 12 de abril, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, fue concretada y llevada a la práctica por medio del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.
Dicha norma reglamentaria vino a dotar al sistema de los mecanismos necesarios par poder operar la trascendental transformación del sistema universitario español en su proceso de convergencia con el Espacio Europeo de Educación Superior, cumpliendo así con los compromisos adquiridos por el Gobierno al suscribir la Declaración de Bolonia y, en particular, con el mandato de llevar a cabo la adaptación de todas las enseñanzas a la nueva estructura en el año 2010.
Así, el primer gran reto al que se enfrentaba la Universidad española, cual es el de la completa transformación de su oferta de enseñanzas para adaptarla a las exigencias de la nueva ordenación, está próximo a ser culminado, pues en el curso académico 2010-2011 ya se habrá generalizado la implantación de los nuevos títulos de Grado, Máster y Doctor, muchos de los cuales ya se están impartiendo actualmente en la práctica totalidad de las universidades españolas.
En este contexto, el procedimiento de verificación de los títulos universitarios oficiales se configura como uno de los ejes fundamentales sobre los que se vertebra la reforma universitaria.
La presente normativa viene a introducir, según se precisa en el preámbulo del real decreto, “los ajustes necesarios a fin de garantizar una mayor fluidez y eficacia en los criterios y procedimientos establecidos por el anteriormente citado real decreto que ahora se modifica; así, entre otros aspectos, se introducen ahora nuevas posibilidades en materia de reconocimiento de créditos por parte de las universidades; se posibilita que las universidades completen el diseño de sus títulos de grado con la introducción de menciones o itinerarios alusivos a una concreta intensificación curricular; se extiende la habilitación para emitir el preceptivo informe de evaluación en el procedimiento de verificación, además de a la ANECA a otros órganos de evaluación de las comunidades autónomas y, finalmente, se revisan los procedimientos de verificación, modificación, seguimiento y renovación de la acreditación con el fin de dotar a los mismos de una mejor definición”.
Este real decreto ha sido informado favorablemente por el Consejo de Universidades, por la Conferencia General de Política Universitaria y por el Ministerio de Política Territorial. Durante el proceso de elaboración han sido, además, consultadas las organizaciones profesionales.
Por otra parte, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha presidid la UNED, la reunión del Pleno del Consejo de Universidades, con la participación de el secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz, el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta, la directora general de Formación y Orientación Universitaria, y el director general de Política Universitaria, Juan José Moreno.

 

arriba