A lo largo del presente artículo, su autora  describe los pasos
que forman parte del proceso de toma de decisiones, en el ámbito de la Educación Secundaria, como experiencia docente con adolescentes, hacia la construcción de un proyecto de
vida profesional, y destaca la importancia del factor vocacional en el desarrollo de dicho proceso.

El proyecto de vida profesional

María del Carmen Girón Calero
Licenciada en Psicopedagogía y profesora

L proceso de toma de decisiones

es según establece Rivas (1985) el último nivel en la adquisición del desarrollo socioprofesional del adolescente; conlleva lo que el autor denominó la implicación vocacional, fruto de un proceso de madurez profesional, que se alcanza después de varias etapas de desarrollo en el adolescente.
La implicación vocacional es un proceso planificado que se inicia desde la experimentación y ensayo de aptitudes, actitudes, intereses y preferencias profesionales, en la edad preadolescente, hacia una cristalización, definición y exploración de un determinado perfil profesional.
Éste se completa en la edad adolescente, con la implicación en las competencias profesionales de ese perfil, en relación a valores, actitudes, competencias, habilidades; que van configurando un proceso de mayor complejidad, denominado madurez profesional.
A lo largo de este artículo, se irán describiendo los pasos que forman parte de este proceso de toma de decisiones, como experiencia docente con adolescentes, hacia la construcción de un proyecto de vida vocacional.
En un primer momento, el preadolescente sólo muestra inquietudes, preferencias y motivaciones profesionales, poco consistentes y maduras; progresivamente define su evolución hacia formas más concretas, dentro de un determinado grupo vocacional, adquiriendo en formación y en actitud valores, destrezas, competencias y habilidades propias de un perfil profesional concreto.
El docente busca dentro de este proceso que va desde el ensayo de intereses y preferencias vocacionales, hacia la madurez vocacional y la definición del proyecto de vida profesional, crear espacios en los que el adolescente se conozca a sí mismo, conozca su entorno, las características de éste y contraste la información que proviene tanto de él mismo, como de su exterior, para concretar su perfil profesional y las competencias que le son propias.
Este proceso implica un objetivo claro como es la autonomía en la toma de decisiones, es decir, el docente guía, facilita recursos y orienta en el proceso; pero además éste supone un desarrollo personal del adolescente, ya que el proceso de toma de decisiones crece en grado de madurez, de forma paralela al desarrollo personal del adolescente. Es importante, generar en él actitudes de responsabilidad con respecto a las decisiones adoptadas.

Actitudes de responsabilidad

Para generar expectativas positivas en el adolescente y actitudes de responsabilidad que le llevarán poco a poco al compromiso con su elección profesional, es necesario, trabajar anteriormente, aspectos relacionados con el autoconocimiento, el desarrollo de la autoestima, el autoconcepto y de habilidades de comunicación, que le permitan actuar de una forma coherente, de acuerdo a un sistema de valores y desde una actitud de confianza, seguridad, iniciativa y motivación.
El Proyecto de Vida Profesional es el último eslabón de un proceso madurativo, en el que el único protagonista es el alumno, en el que la familia, los iguales y el docente actúan de forma indirecta.
Es importante, trabajar los aspectos motivacionales y emocionales del desarrollo adolescente, como se ha indicado antes, solamente con la información y orientación sobre diferentes aptitudes y competencias profesionales no es suficiente, es necesario, generar momentos en los que el alumno conozca sus posibilidades reales y sus aptitudes y concrete un interés, preferencia o motivación en una realidad planificada, como es la construcción del Proyecto de Vida Profesional.
El Proyecto de Vida Profesional es un proyecto definido en el que se especifican los pasos para la toma de decisiones, que van desde la búsqueda activa de un grupo profesional, hasta la implicación y compromiso con una determinada opción profesional.
Dada la gran variedad de grupos vocacionales y competencias que se derivan de ellos, es necesario generar momentos en los que el adolescente, pueda conocerlos, experimentarlos, conocer sus cualidades y definitivamente, ponerlas al servicio del ejercicio de una profesión en concreto.

Búsqueda profesional

Esta búsqueda profesional forma parte de la propia necesidad que tiene todo sujeto de formar parte del sistema productivo, y de desarrollo sociomadurativo, lo que le llevará al compromiso con su elección profesional.
La necesidad de dar respuesta a este proceso para generar al final un Proyecto de Vida Profesional, surge de la propia inquietud por aprender, por la vida, en ese afán por superar etapas y crecer no sólo por fuera, sino y más importante, por dentro, conociendo las posibilidades y limitaciones personales.
Desde este paradigma el adolescente construye siempre con ayuda de un orientador, todo un proceso, que implica emociones, afectos, pensamientos y actitudes y que determinan su forma de pensar, saber hacer y actuar.
Es un proceso complejo que parte del ensayo de conductas profesionales y que acabará con un verdadero compromiso profesional. Este proceso habrá configurado lo que se ha denominado Proyecto de Vida Profesional.

 

arriba