El humor disparatado de Daniel Nesquens

Para edades entre 8 y 14 años
Estimular la creación de obras en castellano dirigidas a niños y adolescentes entre 8 y 14 años es la finalidad del Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil que se convoca anualmente. Desde su primera edición en 2004, se reconoce la originalidad, la calidad literaria y la estética con el objetivo de divulgar obras que fomenten la afición a la lectura entre los más jóvenes. En anteriores convocatorias, este galardón ha recaído sobre importantes firmas del panorama literario español, como Vicente Muñoz Puelles por El arca y yo; Martín Casariego con Por el camino de Ulectra; Marta Rivera de la Cruz por su obra La primera tarde después de Navidad; y el recientemente premiado Eliacer Cansino con Una habitación en Babel.

Este autor zaragozano obtiene el premio Anaya de Literatura
Infantil y Juvenil por
El hombre con el pelo revuelto

A través de su novela El hombre con el pelo revuelto, Daniel Nesquens propone una reflexión sobre la vida, desde la óptica de un humor fresco y disparatado. Pájaros exóticos, gallinas mecánicas y un muñeco de nieve enamorado harán disfrutar a los más pequeños con la lectura de este relato, que ha sido galardonado con el Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil.

Destaca de esta obra su frescura, su
facilidad de lectura, su complicidad con la lógica infantil.
(Fotos: Marta López)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Aunque Daniel Nesquens afirma que su biografía “cabe en el reverso de una tapa de yogur”, este autor zaragozano, ganador del VII Premio Anaya infantil y juvenil por su novela El hombre con el pelo revuelto, ha desarrollado una trayectoria literaria que comenzó hace 10 años con Diecisiete cuentos y dos pingüinos (Anaya).
El sentido del humor es el hilo conductor de una treintena de títulos, entre los que figuran Mermelada de fresa (Primer Premio de Álbum Ilustrado Ciudad de Alicante, 2001), Mi familia, Hasta (casi) 100 bichos (White Ravens, 2002), Días de clase, Puré de guisantes, Papá tenía un sombrero (Segundo Premio de Álbum Ilustrado Ciudad de Alicante, 2006) y la serie de Marcos Mostaza.
De formación autodidacta, Daniel Nesquens llegó a la literatura de forma accidental, “soy lector y eso me llevó a la escritura”, explica. Para este autor, el humor es una actitud ante la vida y “en estos tiempos cobra una especial relevancia”. Sus historias disparatadas nos recuerdan el humor absurdo de Jardiel Poncela, Miguel Mihura, Tono o los Hermanos Marx… y Nesquens reconoce que hoy no editarían sus libros. “Ahora la gente se ríe de otras cosas, de estupideces, de las películas americanas y el humor es mucho más complejo, es darle vuelta a las cosas”, aclara.

Gente corriente

Los personajes de sus novelas no son príncipes, ni hadas, sino que se desenvuelven en el ámbito doméstico y protagonizan pequeñas anécdotas de la vida cotidiana, “todos los libros son una reflexión sobre la vida y todos reflejan la vida con un final común: “ser felices”.
El tío Fermín es el protagonista de El hombre con el pelo revuelto y, en palabras, de su autor “es el tío que todos quisiéramos tener”. Con sus historias fantásticas y surrealistas, este magnífico fabulador, misterioso y excéntrico, descubre a su embobado sobrino dónde comienza el universo, que los  pájaros exóticos sienten envidia de los caballitos de mar, que las gallinas mecánicas son más peligrosas que un campo de minas y que los muñecos de nieve también pueden llegar a enamorarse.
Los miembros del Jurado han destacado de El hombre con el pelo revuelto “su frescura, su facilidad de lectura, su complicidad con la lógica infantil con guiños a la película Mi tío de Jacques Tati”. También aseguran que “su humor absurdo la hace recomendable para cualquier edad y que su disparate organizado transmite un mensaje lleno de vitalidad”.

 

“El humor es una actitud ante la vida y en estos tiempos cobra una especial relevancia”

arriba
-