II Encuentro de Rectores Universia

Más de mil universidades iberoamericanas y 44 rectores de otros países  suscriben "La Agenda de Guadalajara", hoja de ruta para la próxima década

Las universidades y rectores participantes en el II Encuentro de Rectores Universia, celebrado en Guadalajara (México) han valorado e impulsado el papel estratégico que corresponde a las universidades en la sociedad, significando en su documento final, “La Agenda de Guadalajara”, que la educación y el conocimiento son los instrumentos más poderosos de transformación y progreso, de desarrollo, de igualdad de oportunidades, de cohesión y de movilidad social.

En la imagen, Ángel Gabilondo
y Emilio Botín. (Foto: EFE)

Madrid.
El II Encuentro de Rectores Universia, la red virtual que integra a 1.169 universidades e instituciones académicas, concluyó sus sesiones de trabajo con la elaboración de un documento, denominado “La Agenda de Guadalajara” que marcará el rumbo de las universidades iberoamericanas durante la próxima década.
El acto de clausura del Encuentro tuvo lugar el día 1 de junio, presidido por Emilio Botín, presidente de Universia y de Banco Santander, y contó con la presencia de Ángel Gabilondo, ministro de Educación español; Enrique V. Iglesias, secretario general iberoamericano (SEGIB); Álvaro Marchesi, secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), y Emilio González Márquez, gobernador del Estado de Jalisco.
En la Agenda de Guadalajara se precisa que “las universidades, con el apoyo de la sociedad, han de comprometer medidas concretas de desarrollo del Espacio Iberoamericano del Conocimiento, con el horizonte de la década que ahora se inicia”.
Entre las acciones a desarrollar en este marco de medidas figuran un amplio y ambicioso programa de movilidad e intercambio estudiantil con reconocimiento de los estudios y de profesionales; el proceso de convergencia y reconocimiento de estudios y titulaciones; la adopción de un sistema de evaluación y acreditación de la calidad, fomente la confianza mutua, y el establecimiento de un programa para el impulso de las redes universitarias de investigación asociadas al desarrollo conjunto de proyectos, a la formación de profesores y doctores y a la transferencia del conocimiento.
Cinco ejes de destacadas aportaciones y reflexiones definen las iniciativas, medidas y acciones para impulsar esos objetivos: “La universidad comprometida”: la dimensión social de la universidad; “La universidad sin fronteras”: la movilidad y la internacionalización universitaria;“La universidad formadora”: la calidad docente y la renovación de las enseñanzas;“La universidad creativa e innovadora”: Investigación y transferencia del conocimiento; y “La universidad eficiente”: los recursos, la organización y el funcionamiento de las universidades. Los debates y reflexiones del Encuentro han puesto de manifiesto la necesidad de crear un Observatorio para el Seguimiento de estas propuestas.

Espacio Iberoamericano del Conocimiento

En las reuniones del Encuentro, los participantes han puesto de relieve que Universia, como mayor red virtual universitaria del mundo, constituye un elemento decisivo para el impulso del Espacio Iberoamericano del Conocimiento. Además, los participantes en el encuentro resaltaron en sus conclusiones que “el espíritu de Guadalajara ha permitido coincidir en inquietudes y proyectos, estimular la cooperación en iniciativas y objetivos de futuro, proponerse tareas compartidas y sentirse conjuntamente universitarios”.
Rectores y universidades se comprometen a impulsar y difundir en sus propias comunidades universitarias, ante las instituciones, las Cumbres Iberoamericanas, los gobiernos y el conjunto de la sociedad, los principios, objetivos y acciones recogidas en esta Agenda de Guadalajara.
Emilio Botín, presidente de Universia y de Banco Santander, reafirmó en su intervención el compromiso del banco que preside con las Universidades “porque la dimensión universitaria es una de nuestras señas de identidad y por nuestra convicción en que el futuro de la sociedad va ligado al de la universidad”. Este compromiso se plasma en el apoyo a las conclusiones del II Encuentro de Rectores Universia a través del lanzamiento de un nuevo programa de becas que sufragará Banco Santander destinado a promover la movilidad de 15.000 estudiantes y 3.000 investigadores iberoamericanos y se desarrollará hasta 2015.
Durante su intervención, Emilio Botín mostró el apoyo decidido de Universia a las conclusiones del Encuentro y las enmarcó en torno a cinco reflexiones:
1. La universidad ha de tener un papel central en una sociedad como la actual, en cambio permanente.
2. El Espacio Iberoamericano del Conocimiento debe ser nuestra apuesta estratégica de futuro.
3. La universidad ha de estar comprometida con la integración y la cohesión social.
4. La importancia de las nuevas tecnologías y la inversión en I+D+i como instrumento clave para facilitar el acceso al conocimiento y disminuir la brecha entre la universidad y la empresa.
5. La internacionalización es un reto que debe afrontar la universidad iberoamericana, que Banco Santander apoyará a través de dos nuevos programas de becas de movilidad internacional.
Finalmente, Botín anunció que la celebración del III Encuentro de Rectores Universia, tras los celebrados en Sevilla (2005) y Guadalajara (México, 2010), tendrá lugar en Brasil en 2015, sin que aún esté determinada la ciudad de acogida de las reuniones.
Por su parte, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, resaltó en su intervención que “todos deseamos sistemas educativos que se acerquen más a las necesidades de la ciudadanía y que la hagan prosperar social y económicamente”, y subrayó que la celebración de los Bicentenarios “es una gran ocasión para impulsar el papel de las universidades y situarlas de una vez como factor determinante y dinamizador de la sociedad”.
“Es el momento de convocar a toda la sociedad iberoamericana a participar activamente en este proceso de formación, que sitúe la educación y la ciencia en el corazón de un modelo que puesto a ser productivo produzca justicia y bienestar; puesto a ser innovador, produzca también innovación social; puesto a ser emprendedor, emprenda conjuntamente todo tipo de iniciativas para que la formación sea un compromiso de toda la sociedad”, significó Gabilondo.

Impulso del español

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, participó en la Universidad de Guadalajara (México), el día 2 de junio, en el acto de firma del convenio que regulará el Sistema Internacional de Certificación del Español como Lengua Extranjera (SICELE). Este sistema multilateral permitirá coordinar internacionalmente los criterios por los que se evalúa y certifica el conocimiento del español como lengua extranjera, incrementando el interés por su aprendizaje en todo el mundo.
El SICELE es una iniciativa multilateral de una red de instituciones de enseñanza superior de países de habla hispana y del Instituto Cervantes que se comprometen a la armonización, la transparencia y la coherencia en el reconocimiento mutuo de las certificaciones del dominio de la lengua española a hablantes de otras lenguas.
El sistema vela por que los productos o servicios relacionados con el español como lengua extranjera que ofrecen estas organizaciones se rijan por criterios de calidad y compatibilidad, y estén, a su vez, en consonancia con la utilización de buenas prácticas y los estándares internacionales del sector.
Las organizaciones que forman parte del SICELE se comprometen al apoyo y al reconocimiento de las certificaciones de la competencia lingüística en español que lleven el Sello SICELE. Este marchamo de calidad se otorga en el ámbito del SICELE a los sistemas de certificación que se han sometido a los procedimientos de verificación del cumplimiento de los estándares de calidad SICELE, por los que se guía la gestión de los procesos implicados en los dispositivos de certificación lingüística del español como lengua extranjera o segunda lengua.
Asimismo, la jornada anterior, Ángel Gabilondo, participó en Guadalajara (México) en la presentación de la Biblioteca Virtual de las Letras Mexicanas, extensión mexicana de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, impulsada por instituciones como la Universidad de Alicante y el Banco Santander.
El proyecto, que cuenta con el apoyo de instituciones como la UNAM, el Colegio de México, las universidades iberoamericana y de Guadalajara, y la Academia Mexicana de la Lengua, permitirá consultar on line manuscritos de obras clásicas y contemporáneas de la literatura  mexicana, española y latinoamericana.

 

arriba