Nicolás Fernández va a seguir encabezando el secretariado estatal de ANPE, al ser reelegido como presidente nacional de esta organización para los próximos cuatro años.

La educación, motor de la economía y la sociedad

El Congreso de ANPE reelige a Nicolás Fernández como presidente
nacional y rechaza los recortes sociales del Gobierno

La educación es el “verdadero motor de la economía y la sociedad, y la mejora del sistema educativo es hoy “más importante que nunca”, según han manifestado
los participantes el  VI Congreso de ANPE. También han pedido un cambio del actual modelo, porque “ha producido un índice de fracaso y abandono insostenible”, han rechazado los recortes anunciados por el Gobierno contra los empleados públicos y
han reelegido a Nicolás Fernández como presidente nacional.

Madrid. G. A.
El sindicato ANPE ha celebrado su VI Congreso estatal, que ha reunido en Madrid a más de trescientos delegados para establecer las líneas de actuación de esta organización para los próximos cuatro años. “Un modo de ser, de sentir la educación” ha sido el lema de este encuentro, dada la certeza que tienen sus responsables de que la suya es la mejor manera de situarse ante el trabajo sindical. Una tarea que se fundamenta en valores como  “independencia, profesionalidad, eficacia, apoyo al profesorado, honestidad en el mensaje y en la gestión de los recursos, responsabilidad en la toma de decisiones, coherencia e interés exclusivo por la mejora de la educación y por el reconocimiento del valor de la tarea docente, y defensa de la enseñanza pública”.
Durante el Congreso se han debatido y aprobado cuatro ponencias, relativas a los estatutos de este sindicato, su estrategia sindical ante las próximas elecciones, su política asocial y la política educativa. En esta última ANPE considera prioritario que se reconozca “el papel de la educación como verdadero motor de la economía y la sociedad”. Y, por ello, afirma que “la mejora del sistema educativo, la lucha contra el fracaso escolar y el reconocimiento de la importancia y la dignidad de la profesión docente son hoy más importantes que nunca”.

Cambio de modelo

En este sentido, ANPE sigue reclamando un cambio en el modelo educativo, porque el actual “ha producido un índice de fracaso y abandono escolar insostenible”, y un cambio de estructura “que flexibilice las etapas educativas y aumente el peso de las materias instrumentales, para responder mejor a los intereses de los alumnos y combatir ese abandono escolar”. Además, dice que hay que otorgar “una mayor importancia al esfuerzo individual de los alumnos, dar “un impulso decidido” a la Formación Profesional, y realizar “una evaluación eficaz” de los resultados de los alumnos y los centros.
Ese sindicato ha vuelto a reivindicar un Estatuto de la función docente, “como norma marco que defina las particularidades de esta profesión desde el ingreso hasta la jubilación”, y la revisión de la formación inicial del profesorado, “de manera que pueda responder mejor a la realidad de la docencia”. También plantea la disminución del número de tareas burocráticas que realizan los profesores, “en beneficio de la dedicación directa al alumnado”, y pide el reconocimiento de la autoridad pública del docente en el ejercicio de su función, el desarrollo de las potencialidades de los centros en el marco de su autonomía pedagógica y organizativa, el cambio de modelo en la dirección, y “un apoyo decidido a la enseñanza pública, con una inversión responsable”.

Contra los recortes

Los delegados presentes en este Congreso han designado asimismo al nuevo secretariado estatal de ANPE, renovado en la mitad de sus cargos, que va a seguir estando encabezado por el actual presidente nacional, Nicolás Fernández, quien ha exigido al Gobierno la retirada del decreto que congela la pensión a los jubilados y reduce el sueldo de los funcionarios públicos, medidas que ha calificado como “brutales, injustas y desproporcionadas”. Ha manifestado que si la enseñanza “es realmente una prioridad” para el Ejecutivo, debería ser el último sector perjudicado por las medidas de ajuste, y ha advertido que los trabajadores de este sector tardarán al menos diez años en recuperar el actual nivel salarial.
Los dirigentes de ANPE también han enviado una carta a la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, en la que denuncian que los profesores son los “peor tratados” entre el cuerpo de funcionarios, y llevan “más de dos décadas anticipando medidas de contención del gasto público”. Lamentan que los sacrificios “no se repartan equitativamente”, recuerdan que las retribuciones de los docentes españoles son las que menos han aumentado en el ámbito de la OCDE durante los últimos diez años, afirman su pérdida salarial con respecto al resto de los países de la UE es del 40,38% desde 1982, y añaden que en el presente año ya han sufrido una congelación salarial y una rebaja “real” de sus salarios, porque “la subida del 0,3% a la que se ha añadido un aumento de retenciones ha supuesto ya una bajada encubierta”.

 

arriba