Los jóvenes relativizan el uso de las drogas

La nueva campaña de la FAD incide en que el consumo siempre implica un riesgo

Jóvenes de 15 a 24 años son los destinatarios de la nueva campaña de sensibilización social “No siempre se tiene tanta suerte. No juegues con drogas”, que ha puesto en marcha la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El objetivo de esta campaña es demostrar que todo consumo de drogas implica un riesgo y que, en cualquier momento, ese riesgo puede desencadenar consecuencias no deseadas, no sólo en el ámbito sanitario, sino también en el social, como accidentes, situaciones violentas o problemas escolares y familiares.
Según recientes investigaciones de la FAD, para los jóvenes el riesgo a corto plazo del consumo de drogas no es disuasorio, sino que el único que contemplan es la muerte, como consecuencia de accidentes de tráfico o posibles sobredosis. No obstante, consideran que es una posibilidad remota y asociada sólo a consumos muy determinados, fundamentalmente “pastillas”.
El 41% de los jóvenes valoran el riesgo algo inherente a su edad, algo que deben afrontar y cuya superación es positiva. En su decisión de consumir o no, ponderan tanto los riesgos como los posibles beneficios teóricamente asociados al consumo. Esta lectura supone que las consecuencias negativas que pueden derivarse del consumo de drogas, las contemplan como un factor más, pero no el determinante, e incluso ser capaces de arriesgarse puede ser percibido positivamente.

Influencia del grupo

De manera formal, y preguntados individualmente, los encuestados se muestran conocedores de los riesgos implícitos en los consumos y proclives a no consumir. Según los datos de esta encuesta, el 89% de los jóvenes opina que no compensa nada o muy poco el consumo de pastillas, el 87,1% reconoce lo mismo de la cocaína, el 70,8% del cannabis, el 56,9% del alcohol y el 57,1% del tabaco.
Sin embargo, a través del análisis del discurso grupal, la investigación pone de manifiesto que, a pesar de ser conocedores de los riesgos de las drogas, cuando se encuentran en grupo expresan otras motivaciones para consumir que influyen tanto o más que la percepción del riesgo. Fundamentalmente, se trata de la necesidad de sentirse integrados, de que realizan un comportamiento que ven normal a su edad.
Esta campaña, creada por la agencia DDB Madrid, permanecerá activa al menos tres meses y será difundida de forma gratuita por los medios de comunicación. Un spot de televisión, una cuña de radio y un modelo de gráfica para publicidad exterior y prensa constituyen los elementos de esta campaña.

 

arriba