Las escuelas infantiles privadas piden un plan específico de ayudas

ACADE celebra un Congreso para debatir sobre la realidad y el futuro de este sector ante la crisis económica

Las escuelas infantiles privadas que no reciben ningún tipo de subvención reclaman un plan de ayudas específicas para este sector, “muy castigado por la crisis económica”, según se ha puesto de manifiesto durante un Congreso de ámbito estatal organizado por ACADE. Los participantes han debatido también sobre las nuevas tendencias educativas y las innovaciones tecnológicas que van a marcar el futuro de estos centros.
Según han manifestado los expertos durante el Congreso, lo que hagan los educadores hasta los seis años de edad del niño determinará la estructura y el funcionamiento de su cerebro a lo largo de toda su vida. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La Asociación de Centros de Enseñanza Privada (ACADE) ha celebrado recientemente en la localidad malagueña de Torremolinos un Congreso Nacional de Educación Infantil que celebra con carácter anual, y que en esta edición se ha dedicado al análisis de “las tendencias educativas y las innovaciones tecnológicas específicas” en el futuro inmediato para este sector educativo privado, “muy castigado por la crisis económica”. Este encuentro ha reunido a más de ciento cincuenta directivos y profesores de toda España, para debatir sobre las “medidas de reactivación” de las escuelas infantiles que no reciben ningún tipo de subvención estatal.
Durante la inauguración este Congreso, el presidente de ACADE, Jesús Núñez, ha pedido a la Consejería de Educación de Andalucía y al resto de las administraciones educativas, que revisen los precios de las plazas de Educación Infantil sujetas a convenio, ya que “son insuficientes y están muy por debajo del coste real de la plaza escolar”. Ha reclamado un plan específico de ayuda para las escuelas infantiles privadas, “un sector que tiene peculiaridades propias” muy diferentes del resto de ámbitos escolares. Y ha advertido que si no se diseñan medidas específicas para estos centros, muchos de ellos tendrán que cerrar.

Problemas específicos

Además, Jesús Núñez ha reclamado a los responsables educativos autonómicos “un esfuerzo para hacer frente a los graves problemas” que afectan a las escuelas infantiles privadas en esta comunidad autónoma, donde “a la actual crisis económica se suman los problemas específicos de Andalucía”. Entre ellos, ha mencionado los acuerdos con los ayuntamientos para la construcción de centros públicos donde ya existen escuelas privadas, la “irregular concesión” de licencias municipales sin autorización previa de la Consejería y las ludotecas, “que no ofrecen ni calidad ni seguridad para la infancia”.
También ha participado en la inauguración de este encuentro el viceconsejero de Educación de Andalucía, Sebastián Cano, quien ha anunciado que se va a desarrollar en esta comunidad autónoma un mapa escolar de centros de Educación Infantil, que contemple tanto a las escuelas privadas como a las de titularidad municipal y a las que dependen directamente de su Consejería. Todo ello con el fin de “detectar donde existen necesidades de escolarización” y evitar la creación de nuevos centros “en emplazamientos donde la demanda ya está cubierta”.

Mapa negociado

También ha prometido que dicho mapa “será negociado y dialogado” con ACADE, que “es uno de los interlocutores imprescindibles para diseñarlo”. Ha añadido que se protegerán a las escuelas infantiles autorizadas de “aquellos establecimientos que, sin contar con los pertinentes requisitos educativos y municipales, pretenden atender a niños de entre cero a tres años”. Y ha desatacado el esfuerzo de la red privada de escuelas infantiles de Andalucía para “integrar la vertiente educativa”, ya que “el objetivo de la educación infantil no es sólo conciliar la vida familiar y laboral, sino asegurar también experiencias educativas desde los cero hasta los seis años, porque son precisamente esas las edades en las que los niños son más permeables a la adquisición de habilidades y conocimientos”.
El catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Psicología, Medicina y Cirugía, Tomás Ortiz, ha impartido la conferencia inaugural de este Congreso, en la que ha abordado las nuevas aplicaciones de la neurociencia en la educación infantil. Ha destacado la enorme plasticidad del cerebro en los primeros años de vida, y ha afirmado que “lo que hagan los educadores hasta los seis años de edad del niño determinará la estructura y el funcionamiento del cerebro a lo largo de toda la vida”. Por ello, ha añadido que en la escuela infantil “se debe enseñar a madurar las emociones. El aprendizaje en esta etapa debe realizarse desde la acción, ya que la actividad regular y sistemática estimula el crecimiento del cerebro”.

El educador del talento

Por su parte, el pedagogo y terapeuta especialista en trastornos del conocimiento, Emilio Pino, ha hablado sobre las características del “educador del talento” que, en su opinión, tiene que “implicar, cautivar, atrapar al alumno y conseguir que necesite y desee más información y habilidad”. También ha dicho que los educadores pueden ayudar al niño a superar, en su caso, una separación de sus padres, trasmitiéndole tranquilidad y seguridad de forma que la escuela se convierta para él en “un punto de referencia para buscar estabilidad en su vida”.
Por último, han intervenido asimismo la pedagoga y experta en nuevas tecnologías aplicadas a la educación, Almudena Castellanos, quien ha hecho una demostración de cómo integrar la pizarra digital en el tramo de cero a tres años. Y también la licenciada en psicopedagogía y experta en calidad de servicio y atención, Fresia Robledo, quien ha impartido una conferencia sobre el desarrollo del Programa de Calidad EXCEI aplicado, específicamente, a la escuela infantil. Además, se han celebrado talleres sobre elaboración, desarrollo y optimización de proyectos educativos y curriculares innovadores en este sector, y sobre adiestramiento en el funcionamiento y optimización de la aplicación SENECA.

 

arriba