Indicadores, objetivos y políticas educativas en la Unión Europea
Eva Almunia inaugura una confe- rencia cuyas propuestas contribuirán a la Estrategia 2020 de la UE
La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia ha inaugurado, en la sede del Consejo Escolar del Estado, la conferencia “Indicadores, objetivos y políticas educativas”, que se enmarca dentro de los actos de la Presidencia española de la Unión Europea.

Eva Almunia, en un momento de su intervención. (Foto: Marta López)

Madrid.
A la conferencia “Indicadores, objetivos y políticas educativas” asistieron representantes en el Standing Group of Indicators and Benchmarks de la UE, quienes tras participar en la reunión celebraron sesiones de trabajo en Madrid los días 25 y 26 de mayo, así como representantes de las Comunidades Autónomas, miembros del Consejo Rector y del Grupo Técnico del Instituto de Evaluación, representantes del Consejo Escolar del Estado y presidentes de los consejos escolares de las CC.AA., responsables del Ministerio de Educación y expertos internacionales.
El objetivo principal de la conferencia era reflexionar sobre los objetivos educativos, los indicadores que permiten valorar su consecución y el uso de los resultados de los indicadores para orientar las políticas educativas y para promover la mejora del funcionamiento de las escuelas y de la educación.
Durante su intervención, Eva Almunia adelantó que España plantearía durante la conferencia “el enriquecimiento de los dos indicadores que constituyen la espina vertebral de los sistemas educativos: el referente al abandono escolar y el referente al número de personas adultas que han completado la educación secundaria superior. Dos indicadores que replican, como no puede ser de otra manera, los datos obtenidos a través de la encuesta de población activa, es decir, datos relacionados con la economía. En nuestra opinión, es necesario enriquecer estos datos con la valiosa información de carácter educativo que ofrecen las tasas de matrícula y las tasas de graduación”.
El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, intervino en el acto inaugural del encuentro mediante videoconferencia y tras afirmar que “Europa se ha propuesto una serie de objetivos por primera vez claramente educativos” resaltó que “para que existan unos fines medibles se necesitan indicadores”.
Por su parte, el responsable del grupo de indicadores de la Unión Europea, Anders Hingel, destacó en su intervención que “los indicadores son elementos centrales” en el establecimiento y consecución de objetivos, y precisó que “los debates sobre el marco establecido de 16 indicadores no se pueden hacer sin observar lo que ocurre en otros países”.

Estrategia 2020

En su intervención, Eva Almunia, hizo referencia a las propuestas que serán presentadas en el próximo Consejo de Educación de la UE, que abrirá las puertas a la Estrategia 2020, que, resaltó, “deberá ser ambiciosa, porque si los objetivos de Lisboa llamaron la atención sobre la necesidad de basar nuestro desarrollo en el conocimiento, la situación actual convierte esa recomendación en urgencia”, ya que “hoy, el talento y la cualificación se perfilan como los únicos valores seguros en las sociedades del siglo XXI; pPor eso España se ha comprometido durante la presidencia de la Unión ha redoblar los esfuerzos para situar la educación en el centro de nuestras políticas y de nuestra política común”.
“Durante el último año, y de manera muy especial durante las últimas semanas, estamos asistiendo a un llamamiento colectivo al fortalecimiento de Europa, al desarrollo de unas garantías extraordinarias desde el punto de vista económico, pero no podemos perder de vista que ese fortalecimiento no será completo si no viene acompañado de un compromiso para hacer de la nuestra, una unión de conocimiento”, significó Almunia en su intervención, y añadió que “un mayor nivel educativo es sinónimo de más y mejor empleo, y que un país con un elevado número de trabajadores cualificados es un país con una mayor riqueza. Sin embargo, además de las evidentes implicaciones económicas de la educación, es su vertiente social la que la diferencia y la convierte en una de las políticas irrenunciables, porque no existe mayor garantía de igualdad que la que ofrece la educación”.
Tras recordar que  precisamente la reunión de Madrid “ofrece la oportunidad de contribuir, desde la reflexión sobre los indicadores educativos, a la mejor definición y ajuste de los objetivos educativos que nos proponemos y de las políticas adecuadas que desarrollemos para alcanzarlos con éxito”, Eva Almunia cerró su intervención precisando que “es fundamental que los destinatarios de la información que proporcionan los indicadores podamos compartir los análisis y las experiencias, de modo que alcancemos mejores condiciones de trabajo en pos de una educación de calidad para todos los ciudadanos”.

 

arriba