Apoyo al aprendizaje autónomo en los centros

El Ministerio de Educación convoca el concurso nacional de buenas prácticas para la dinamización e innovación de las bibliotecas escolares para el año 2010

La Secretaría de Estado de Educación y Formación Profesional del Ministerio de Educación ha hecho pública una resolución, recogida en el “Boletín Oficial del Estado” de fecha 4 de abril, por la que se convoca el concurso nacional de buenas prácticas para la dinamización e innovación de las bibliotecas de los centros escolares para el año 2010. 

Los premios están dirigidos a los
centros docentes españoles sostenidos con fondos públicos que hayan desarrollado actuaciones de dinamización e innovación de su biblioteca. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La importante revolución producida por la digitalización de la información ha supuesto un profundo cambio en todos los ámbitos de la sociedad, tanto en el sistema de recepción y transmisión de la información como en el volumen de información que recibimos diariamente en diferentes medios y soportes. Esta diversidad y multiplicidad informativa exigen nuevos procesos de aprendizaje que incidan en el desarrollo de habilidades y competencias lingüísticas y lectoras que son la base para la adquisición del conocimiento y del aprendizaje a lo largo de la vida.
Para el desarrollo del hábito lector y el manejo de la información, los centros educativos cuentan con diferentes instrumentos. En este contexto, el desarrollo de los contenidos de las diferentes áreas o materias es el marco más apropiado para el aprendizaje de la lectura eficaz y de las técnicas para el tratamiento de la información. Pero además, cuentan con una herramienta fundamental, la biblioteca escolar, que en los últimos años ha ido adquiriendo un lugar fundamental en el organigrama de los centros educativos.
La Biblioteca escolar es un recurso educativo al servicio del currículo y del proyecto educativo y se concibe en la actualidad como un espacio dinámico en el que los recursos y servicios de información cumplen un papel primordial en el proceso de enseñanza aprendizaje, y como tal es un instrumento de índole pedagógica que apoya la labor docente y favorece la construcción del conocimiento tanto de forma individual como colectiva, enriqueciendo la actividad en el aula, sentando las bases para el aprendizaje autónomo.
La biblioteca es pues una herramienta educativa de primer orden que tiene que actuar como catalizadora de las demandas de la comunidad educativa y como soporte y motor de los procesos de mejora, facilitando la participación de todo el profesorado en diferentes programas y proyectos, la utilización de la biblioteca como recurso didáctico y de integración curricular por los diferentes departamentos, áreas o materias, a través de proyectos de trabajo aula-biblioteca, y el uso de la biblioteca como fuente de información, que favorezca el trabajo interdisciplinar mediante proyectos documentales complejos.

Materiales multimedia

Una biblioteca escolar que dé respuesta a los objetivos y actuaciones anteriores requiere la existencia de un equipo de coordinación, con la colaboración de los alumnos, la gestión informatizada de la misma, la dotación adecuada, en la que la Web y los materiales multimedia estén cada vez más presentes y la organización de actividades en torno a ella, tanto para el fomento del gusto por la lectura y la adquisición de habilidades asociadas a la búsqueda y tratamiento de la información como para el desarrollo de los contenidos curriculares de las diferentes áreas.
Por otra parte, la Ley Orgánica de Educación, en el artículo 89, señala que “el Ministerio de Educación, sin perjuicio de las competencias de las Comunidades Autónomas, podrá establecer por sí mismo o en colaboración con otras entidades, premios y concursos de carácter estatal destinados a alumnos, profesores o centros escolares”. Asimismo, en el artículo 90 de la misma Ley, se contempla la posibilidad de que “el Ministerio de Educación, así como las Comunidades Autónomas, podrán reconocer y premiar la labor didáctica o de investigación de profesores y centros, facilitando la difusión entre los distintos centros escolares de los trabajos o experiencias que han merecido dicho reconocimiento por su calidad y esfuerzo”.
Por todo ello, el Ministerio de Educación se ha planteado convocar un concurso de carácter anual para colaborar en la dinamización e innovación de las Bibliotecas Escolares y contribuir a la difusión de las buenas prácticas detectadas. Para garantizar las mismas posibilidades de obtención y disfrute por parte de sus potenciales destinatarios en todo el territorio nacional, y teniendo en cuenta la naturaleza, el ámbito y el número de premios que se conceden, se considera conveniente que su gestión se lleve a cabo de manera centralizada.
Los premios están dirigidos a los centros docentes españoles sostenidos con fondos públicos que impartan las enseñanzas reguladas en la Ley Orgánica de Educación (LOE) que hayan desarrollado actuaciones de dinamización e innovación de su biblioteca.

Modalidades

Los premios se otorgarán en las siguientes modalidades:
Modalidad a): Centros de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Especial y Educación de Personas Adultas.
Modalidad b): Centros de Educación Secundaria, Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas, Enseñanzas Deportivas y Escuelas Oficiales de Idiomas.
Modalidad c): Centros docentes privados concertados que impartan cualquiera de las enseñanzas regladas no universitarias indicadas en las dos modalidades anteriores.
Los centros educativos podrán optar únicamente por una de las tres modalidades.
Podrán presentarse todos los centros docentes españoles excepto los que hayan obtenido premio en los Concursos nacionales de buenas prácticas para la dinamización e innovación de las bibliotecas de los centros escolares para los años 2007, 2008 y 2009.
En cada modalidad se concederán 9 premios, con la siguiente distribución y dotación económica: Un primer premio de 15.000 euros, tres segundos premios de 10.000 euros, y cinco terceros premios de 7.000 euros. Los premios alcanzarán un importe máximo total de 240.000 euros.
Los centros que deseen participar en esta convocatoria, previa aprobación por el Consejo Escolar, notificarán dicha participación a sus respectivas Administraciones educativas.
Las solicitudes deberán cumplimentarse mediante el formulario de inscripción que será accesible por vía telemática a través de la página Web del Ministerio de Educación: http://www.educacion.es/horizontales/ministerio/premios/ centros_educativos.html , según las especificaciones técnicas que se indique. El plazo de presentación de las candidaturas será hasta el día 10 de junio de 2010 inclusive.

arriba